See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Notable aumento observado en cesáreas innecesarias

Estudio halla aumento sin razones médicas indicadas en los años noventa

JUEVES 18 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que en los noventa, hubo un aumento dramático en las cesáreas en los Estados Unidos entre mujeres que no presentaban ningún riesgo médico.

No está clara cuál es la razón, señala el estudio, que aparece en la edición del 20 de noviembre del British Medical Journal.

Otras investigación ha informado acerca de aumentos en cesáreas, pero han sido principalmente locales, en la mayoría de los casos para un solo hospital, declaró el autor del estudio, Eugene Declercq, profesor de salud materna e infantil de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Declercq y sus colegas examinaron la información de cuatro millones de nacimientos entre 1991 y 2001 y seleccionaron a aquellas madres que fueron sometidas a cesáreas sin haber tenido riesgos médicos o complicaciones en el parto registras en el certificado de nacimiento. Luego se enfocaron aún más en aquellas madres que habían sido sometidas a cesárea por primera vez.

En esa década, las cesáreas en el primer parto en mujeres que no estaban en mayor riesgo aumentó en 67 por ciento, del 3.3 por ciento al 5.5 por ciento global. El incremento se hizo gradual entre 1991 y 1996 y después más rápido hacia el final del periodo en el que se realizó el estudio.

Las primerizas mayores de 34 años tenían más posibilidades de tener lo que los autores llaman cesárea "sin riesgo indicado", con casi una de cada cinco (el 19.5 por ciento) dando a luz de esta manera en 2001. Más del cinco por ciento de las madres mayores de 34 que habían tenido partos vaginales anteriormente fueron sometidas a cesárea "sin riesgo indicado" en 2001. Y entre aquellas madres menores de 30 sin riesgo indicado, la tasa de cesárea por primera vez aumentó en un 58 por ciento al 4.9 por ciento de todos los partos en este grupo de edad.

En números, las primeras cesáreas "sin riesgo indicado" aumentaron de 54,866 en 1996 a 80,028 en 2001.

La principal limitación del estudio es que la información que aparecía en los certificados de nacimiento podría estar incompleta o ser imprecisa. "Siempre existe el potencial de que había otra indicación médica que simplemente no fue anotada", reconoció Declercq. "También es posible que se trate de una opción de la madre, pero nada nos garantiza que ésta haya sido la que haya tomado la decisión".

El estudio no se refirió a por qué ha ocurrido este aumento, aunque anteriormente muchos han supuesto que la elección personal por parte de la madre tiene algo que ver.

"Mucha gente quiere cuidado de maternidad seguro y eficaz, pero también quieren mayor control sobre el cuidado, a la vez que la planeación del parto también es importante. Y ¿qué mejor manera de planear que someterse a una cesárea?", aseguró el Dr. Andrei Rebarber, profesor asociado de ginecología y obstetricia, y de medicina materno fetal de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Varios casos de lesiones durante el parto han sido exagerados por los medios y han asustado a muchas personas. Vivimos en una cultura del temor".

Este temor abarca también a los médicos, que se enfrentan a costos cada vez más altos por negligencia asociada con la atención de partos.

Pero aunque el parto vaginal conlleva algunos riesgos (daño en el piso pélvico, desgarraduras en la piel), las cesáreas tienen tasas más altas de hospitalización, tasas más altas de dolor, mayor posibilidad de problemas con la placenta y menor contacto con el bebé, señaló Declercq.

"Las personas suponen que el parto vaginal conlleva más riesgos que la cesárea, pero ésta también tiene sus riesgos", aclaró Rebarber. "No es ninguna pera en dulce".

Lo que le preocupó a Declercq en especial es que tantas mujeres podrían estar siendo sometidas a cesáreas sin razón médica. "Las cesáreas, al igual que todas las cirugías fueron desarrolladas como una buena razón para abordar ciertos problemas", dijo. "Parte de lo que nos preocupa es cuándo no existe este riesgo compensatorio".

Pero las estadísticas nacionales podrían estar ocultando la naturaleza regional del problema. "El American College of Obstetrics and Gynecology examinó el cuidado regional y existen discrepancias entre las cesáreas no indicadas", aseguró Rebarber. "Estas cosas pueden estar ocurriendo más en áreas en las que viven personas más acomodadas, especialmente en las costas".

Rebarber aseguró que, en su hospital, entre el 26 y el 28 por ciento de todos los nacimientos son por cesárea y, de esos, apenas entre el dos al tres por ciento no están indicados. En otros hospitales de la ciudad de Nueva York, sin embargo, la tasa de cesáreas alcanza el 40 por ciento.

"Los estados podrían usar [esta información] para sus propios propósitos", sostuvo Declercq. "No sería muy difícil para ellos desarrollar un modelo sencillo para examinar los hospitales del estado para determinar cuáles están haciendo la mayoría de las cesáreas y cuáles no".

Entretanto, Declercq está estudiando ahora lo fundamental desde el punto de vista médico, ¿qué tan peligrosas son estas cesáreas no indicadas? "Ese es el siguiente paso lógico, determinar los resultados en todas estas madres", aseguró.

Más información

Los National Institutes of Health tienen una breve historia de la cesárea.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Eugene Declercq, Ph.D., professor, maternal and child health, Boston University School of Public Health, Boston; Andrei Rebarber, M.D., associate professor, obstetrics and gynecology and maternal fetal medicine, New York University School of Medicine, New York City; Nov. 20, 2004, British Medical Journal
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined