Prueba con líquido amniótico puede predecir riesgo de nacimiento prematuro

La primera herramienta de detección podría estar disponible dentro de tres años, según investigador

JUEVES 10 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) - Por primera vez, los investigadores han analizado las sustancias bioquímicas en el líquido amniótico conocidas como metabolitos, y dicho hallazgo ha suministrado pistas importantes para determinar cuáles mujeres de las que experimentan contracciones prematuras están también en riesgo de alumbrar prematuramente.

La noticia, anunciada el jueves durante la vigésimo quinta reunión anual de la Society for Maternal-Fetal Medicine en Reno, Nevada, marca un nuevo avance potencial en el manejo de las mujeres embarazadas que enfrentan un parto prematuro. Los profesionales clínicos un día podrán realizar pruebas sencillas para predecir cuáles mujeres darán a luz a pleno término y cuáles requerirán un tratamiento agresivo para postergar su alumbramiento.

"En términos de control [de las pacientes], este es potencialmente un gran paso hacia delante", dijo la Dra. Nancy S. Green, directora médica del March of Dimes. "Por ahora, no es posible separar estos grupos, por lo que todas reciben tratamiento más agresivos".

Este tipo de avance de diagnóstico podría también ayudar a reducir el índice nacional de nacimientos prematuros, la causa principal de mortalidad infantil y de discapacidades a largo plazo. Casi uno de cada ocho bebés en los Estados Unidos nace prematuramente antes de las 37 semanas de gestación, de acuerdo con March of Dimes.

"No quiero decir que vamos a contar mañana con todo este tipo de pruebas para mujeres", advirtió el Dr. Roberto Romero, jefe de la división de investigación de perinatología del National Institute of Child Health and Human Development y autor principal del estudio.

Aún así, Romero espera que al menos una prueba, para la detección de la inflamación intra-amniótica (un factor de riesgo para el parto prematuro) esté disponible en dos o tres años aproximadamente.

Si los resultados se confirman, "esto podría agregar otra dirección a la visión de nuestro diagnóstico", dijo el Dr. Charles J. Lockwood, presidente del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

Aún así, la comunidad médica y las futuras madres no deben hacerse altas expectativas todavía.

Lockwood dijo que ha habido un número creciente de estudios que intentan discernir patrones de manifestación de proteína y metabolito en varios procesos de enfermedad. Pero los intentos en replicar los resultados inicialmente emocionantes han fracasado casi en su totalidad, advirtió. Esto puede que se deba a deficiencias en el modelo estadístico actual.

Las dificultades surgen cuando se analiza un nuevo conjunto de datos de una población distinta a la de las pacientes, explicó. "El problema es como una huella dactilar, los datos son únicos para ese grupo de pacientes y no pueden extenderse a una segunda población que también tiene su propia huella dactilar".

Incluso si se desarrollara una herramienta de diagnóstico para ser usada dentro de los centros médicos, se involucraría la amniocentesis, un procedimiento agresivo que no es propenso a ser empleado clínicamente de forma extensa, sostuvo Lockwood.

Para este estudio, Romero y un equipo internacional de investigadores realizaron análisis bioquímicos del líquido amniótico en 55 mujeres que experimentaron un parto prematuro. Un grupo alumbró a término, otro grupo presentó una inflamación y alumbró prematuramente, y un tercer grupo no tuvo inflamación pero también alumbró prematuramente.

Mediante el uso de perfiles metabólicos, los investigadores pudieron identificar correctamente cuáles mujeres alumbraron a término y cuales prematuramente (con o sin inflamación) con un 96 por ciento de precisión.

Romero dijo que un segundo estudio que involucraba a un mayor número de mujeres había confirmado la efectividad del método. El siguiente paso, indicó, es completar los estudios en distintos grupos de pacientes este año.

Y en dos o tres años, los profesionales clínicos podrán contar con indicadores bioquímicos de inflamación intra-amniótica que sean simples, sencillos y altamente sensibles, comentó Romero.

En otro estudio presentado en la misma reunión, los investigadores de la Clínica Mayo y la Universidad Médica de Carolina del Sur encontraron que la gran mayoría de las madres embarazadas tratadas con medicamentos para prevenir el parto prematuro tuvieron partos a términos o al menos cerca.

De 154 madres embarazadas tratadas para el parto prematuro que aún no habían alumbrado una semana después, más del 87 por ciento dio a luz a sus bebés tras 34 semanas. En ese punto del embarazo, la práctica estándar es alumbrar al bebé en vez de tratar que la madre una vez más siga el curso del parto hasta el término, dijeron los investigadores.

Más información

Para más información sobre el tratamiento de parto prematuro, consulte March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ