See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Régimen para VIH tiene menos efectos secundarios

Estudio halla que el tenofovir es efectivo pero mejor a largo plazo

DOMINGO 11 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- El primer estudio de su tipo ha hallado que dos combinaciones distintas de medicamentos antirretrovirales son igualmente efectivos para combatir la infección en el virus del SIDA.

Un medicamento, sin embargo, parece ser mejor en cuanto a los efectos a largo plazo sobre los niveles de colesterol y el sistema nervioso.

Otro estudio ha hallado que combinar dos medicamentos no redujo aún más la transmisión del virus de la madre al hijo durante el nacimiento.

Ambos estudios aparecen en la edición del 14 de julio del Journal of the American Medical Association dedicada al VIH/SIDA. Los estudios fueron dados a conocer anticipadamente porque los hallazgos serán presentados en la 15a conferencia internacional que empieza el domingo en Bangkok.

Según los autores del primer artículo, la terapia antirretroviral altamente activa (TAAA) ha transformado la infección del VIH en una enfermedad crónica y manejable. El reto está en el manejo de los efectos adversos, la toxicidad a largo plazo y los complejos horarios de dosificación.

En este estudio, dirigido por el Dr. Joel E. Gallant de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, 602 pacientes VIH positivos en los Estados Unidos, América del Sur y Europa que no habían sido tratados anteriormente fueron distribuidos al azar para recibir tenofovir disoproxil fumarato (DF) o estavudina. Ambos medicamentos fueron administrados junto con lamivudina y efavirenz. El estudio es el primero de gran tamaño, de duración de tres años, aleatorio y doble ciego de un medicamento antirretroviral en pacientes que nunca antes han sido tratados. Fue financiado por Gilead Sciences, fabricante de tenofovir DF.

Al final de las 48 semanas, el 80 por ciento de los pacientes que recibieron tenofovir DF y el 84 por ciento de los que recibieron estavudina tenían niveles aceptables de VIH en su sangre.

La diferencia estaba en los efectos secundarios, especialmente en cuanto a los niveles de colesterol y neuropatía periférica, como dolor o entumecimiento en los pies o las piernas.

"Mostraron razonablemente que los medicamentos, en cuanto a su capacidad para aplastar el virus eran casi iguales", afirmó el Dr. Charles Gonzalez, especialista en enfermedades infecciosas y profesor de medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York. "Esto demuestra que este régimen [tenofovir] es bien bueno. Es tan bueno como el estándar de cuidado y, al mismo tiempo, a largo plazo puede tener menos complicaciones".

El otro estudio, dirigido por Taha E. Taha del la Escuela de Salud Pública Bloomberg del Johns Hopkins, examinó si la adición de otro medicamento podría reducir aún más el riesgo de transmisión de VIH de la madre al hijo en el momento del nacimiento.

En África, no se examina a las mujeres embarazadas para determinar si tienen VIH, lo que significa que muchas no están recibiendo terapia antirretroviral durante el embarazo. Ellas y sus bebés también podrían no estar recibiendo la dosis sugerida de nevirapina al principio del parto y luego del nacimiento.

Con la hipótesis de que dos medicamentos pueden ser mejor que uno, los autores del estudio intentaron administrar tanto nevirapina como zidovudina. Se realizó una prueba aleatoria en seis clínicas en la nación africana de Malawi entre el 1 de abril de 2000 y el 15 de marzo de 2003. Se asignó a ochocientos noventa y cuatro bebés nacidos de madres VIH positivas para que recibieran nevirapina o nevirapina más zidovudina durante una semana.

Luego de seis a ocho semanas, el 14.1 por ciento de los bebés que había recibido nevirapina únicamente y el 16.3 por ciento de aquellos que habían recibido la combinación tenían VIH. Luego de excluir las infecciones que ocurrieron durante el nacimiento, el riesgo de transmisión en este lapso fue de 6.5 por ciento para el grupo con un solo medicamento y de 6.9 por ciento para el grupo con la combinación.

"La adición del segundo medicamento no hizo ninguna diferencia, ni una pizca de diferencia", declaró Gonzalez. "Todos predijeron que iba a ser un poco mejor, pero, obviamente, en un ambiente de recursos limitados en el Tercer Mundo donde se utilizan agentes de un solo medicamento, no valen el gasto".

Más Información

Los U.S. Centers for Disease Control and Prevention tienen más información sobre el VIH y el SIDA.

FUENTES: Charles Gonzalez, M.D., associate professor, medicine, New York University School of Medicine, New York City; July 14, 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish