Aumentan índices de sífilis, hombres gay en riesgo

Decrecen prácticas de sexo seguro

Jueves, 20 de noviembre (HealthDayNews) -- Indices de sífilis continúan en aumento entre hombres gay en los Estados Unidos, tirando por el suelo los esfuerzos federales de erradicar la enfermedad e impulsando temores de que el sexo seguro se esté pasando por alto.

"Estos hallazgos sugieren que el sexo sin protección pudiera haber incrementado entre hombres homosexuales y bisexuales, particularmente aquellos que viven con VIH", indicó el doctor Ronald O. Valdiserri, subdirector del departamento de enfermedades de transmisión sexual en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Una cantidad estimada de la mitad de hombres gay diagnosticados con sífilis también es VIH positivo.

El número de casos de sífilis todavía es pequeño sólo 6,862 se reportaron en el 2002, de acuerdo con estadísticas sobre enfermedades de transmisión sexual publicadas el jueves por los CDC.

Pero eso es 12.4 por ciento más que en el 2001, y también es un aumento de 85.2 por ciento entre hombres blancos. El incremento marca el segundo año consecutivo de que los casos de sífilis en los Estados Unidos han aumentado luego de una década de disminuciones.

La sífilis está atacando con fuerza cuatro grandes ciudades Baltimore, Detroit, Newark y San Francisco. Sus índices son tanto como ocho veces mayor que otras ciudades como Filadelfia y Phoenix, indicaron funcionarios.

Las nuevas estadísticas están en la edición de esta semana de Morbidity and Mortality Weekly Report, que contuvieron algunas buenas noticias sobre otra enfermedad de transmisión sexual: Gonorrea que afecta tanto a heterosexuales como homosexuales y es mucho más común que la sífilis, está en su nivel más bajo en cuatro años: 351,852 casos en el 2002. La enfermedad puede ser tratada con antibióticos, aunque nueva cepas han desarrollado inmunidad a algunos medicamentos en años recientes.

Sin embargo, el informe también indica que la clamidia sigue siendo la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos con la gran cantidad de 834,555 casos reportados y un número estimado de 2.2 millones casos adicionales no diagnosticados. Según pruebas realizadas a mujeres jóvenes en clínicas de planificación familiar, dicha enfermedad es más común en Georgia, Louisiana, Mississippi, Texas y las Islas Vírgenes, según el reporte.

A parte del SIDA, la sífilis es quizás la enfermedad de transmisión sexual más temeraria.

Afortunadamente, la enfermedad se puede curar con penicilina con facilidad en etapas tempranas, que no ha perdido su capacidad de eliminar la bacteria que causa sífilis.

Si no se trata, sin embargo, puede causar problemas cardiacos, trastornos cerebrales, ceguera y eventualmente la muerte. Muchas personas famosas en la historia han sufrido de la enfermedad, y algunos han muerto por éstas; incluyendo el mafioso Al Capone.

La sífilis fue un problema de salud mayor de EE.UU. a mediados del pasado siglo y alcanzó una cantidad de 106,000 casos en 1947. Desde ese entonces, los números han disminuido excepto por un incremento durante la epidemia de crack a finales de los 1980 y el aumento actual de casos.

A finales de los 1990, funcionarios de salud esperaban poder derrotar la sífilis, principalmente enfocándose en africanos-americanos, un grupo de alto riesgo. Pero hoy día, aunque los estadounidenses negros siguen teniendo un riesgo más alto que otras razas, hombres gay y bisexuales resultan ser extremadamente vulnerables, de acuerdo con funcionarios de salud federal.

A pesar de que el gobierno no recoge estadísticas sobre la orientación sexual de los pacientes de sífilis, un estimado de 40 por ciento de aquellos infectados en 2002 eran homosexuales o bisexuales.

El SIDA complica el asunto. Los científicos sospechan que la presencia de sífilis, que puede causar úlceras genitales, hace que sea más fácil transmitir el virus de SIDA o infectarse con él.

La sífilis también puede permanecer oculta en el cuerpo de 10 a 90 días luego de la infección, señalaron los CDC.

Síntomas tempranos pueden ser menores, y las pruebas sanguíneas para la enfermedad son menos comunes de lo que eran hace 20 años, expresó el doctor David H. Martin, director del Centro de Investigación de ETS de Louisiana. "Las personas se habían acostumbrado a la idea de casos relativamente pocos de sífilis".

Más información

Para más sobre sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, visita los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o la Asociación Americana de Salud Social.

Fuentes: Ronald O. Valdeserri, M.D., subdirector, centro de prevención de TB, ETS y VIH, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Atlanta; David H. Martin, M.D., director, Centro de Investigación de ETS de Louisiana, y jefe, división de enfermedades infecciosas, Centro de Ciencias de la Salud de Louisiana, Nueva Orleáns, 21 de Noviembre de 2003, Morbidity and Mortality Weekly Report
Consumer News in Spanish