See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los adolescentes con padres del mismo sexo están bien adaptados

Un estudio revela que los que tienen dos madres viven tan normalmente como cualquiera de los de su edad

LUNES 15 de noviembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los adolescentes que son criados por dos madres no son diferentes a los que crecen con una madre y un padre, según halló un nuevo estudio.

En cuanto a las medidas de bienestar psicosocial, desempeño escolar, y relaciones y conductas románticas, los adolescentes con dos padres del mismo sexo estaban tan bien ajustados como sus compañeros con padres de sexos opuestos. Los autores encontraron muy pocas diferencias entre ambos grupos. Encontraron que un pronosticador más importante del ajuste psicológico y social de los adolescentes es la calidad de la relación que tienen con sus padres.

"Este es el primer estudio que evaluó a adolescentes con padres del mismo sexo en una muestra nacional y muestra claramente en un amplio rango de variables que les está yendo muy bien", afirmó la autora del estudio, Charlotte J. Patterson, profesora de psicología en la Universidad de Virginia en Charlottesville.

La investigación, publicada en la edición de noviembre de Child Development, obtuvo sus datos del National Longitudinal Study of Adolescent Health (Estudio longitudinal nacional sobre salud de adolescentes), un estudio basado en la escuela de las conductas relacionadas con la salud de los niños entre 7o y 12o grado.

La Dra. Ellen C. Perrin, profesora de pediatría de la Escuela de Medicina de la Tufts y experta en el desarrollo de los niños con padres homosexuales, afirmó que pocos estudios se han concentrado en adolescentes con padres del mismo sexo. Los datos que existen han sido sujetos a ataques. Los críticos se quejan de que los estudios reflejan prejuicios por parte de los investigadores y una selección de los participantes no aleatoria.

"En este caso, ninguna de esas críticas es válida", apuntó Perrin. El nuevo estudio usa datos de una amplia encuesta basada en la población que se llevó a cabo por motivos completamente diferentes. "Esto hace que sea muy limpia, para decirlo de alguna manera. Nadie podría afirmar que hay prejuicios en acción".

Es difícil estimar el número de adolescentes que viven con padres del mismo sexo. A partir de 1990, entre 6 y 14 millones de niños vivían con un padre homosexual, según la National Adoption Information Clearinghouse, un servicio de la U.S. Administration for Children and Families.

Perrin considera que la mayoría de estos niños nació en familias heterosexuales. "Es sólo recientemente que ha habido un aumento en la cifra de niños nacidos o adoptados por una pareja estable del mismo sexo", explicó.

La muestra del estudio incluyó a 44 niños, entre los 12 y los 18 años de edad, criados por parejas del mismo sexo y una cifra equivalente de niños en el mismo grupo de edad con padres de sexos opuestos. Los dos grupos tenían una cantidad igual de chicas y chicos, así como otras similitudes, incluidas procedencia étnica, ingreso de la familia y nivel educativo de los padres.

En general, los investigadores no encontraron diferencias significativas entre los dos grupos. Por ejemplo, los chicos con dos madres no tenían ni más ni menos probabilidades que sus compañeros de edad con dos padres de sexos opuestos de informar haber estado involucrado en una relación romántica durante el año pasado, o de haber tenido relaciones sexuales. Ambos grupos estaban bien ajustados en general, con niveles de autoestima relativamente altos, niveles de ansiedad relativamente bajos y buen rendimiento escolar.

El estudio reveló una diferencia de poca importancia, "los niños con los padres del mismo sexo dijeron que se sentían más conectados en la escuela", afirmó Patterson. En otras palabras, sintieron que sus profesores eran más abiertos con ellos y que las personas en la escuela eran justas y que los querían. "Sinceramente, creo que puede ser un hallazgo por casualidad", dijo.

Si bien el tipo de familia no fue un factor en cómo les iba a los adolescentes, las relaciones familiares si lo fueron. Cuando los padres informaron acerca de relaciones más positivas con sus adolescentes, por ejemplo, los adolescentes reportaron niveles menores de síntomas de depresión.

"Las cualidades de las relaciones de los adolescentes con sus padres son un pronosticador mucho mejor de su bienestar general", apuntó Patterson.

Más información

La National Adoption Information Clearinghouse tiene más información sobre los asuntos y preocupaciones que rodean la crianza de los niños por parte de homosexuales.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Charlotte J. Patterson, Ph.D., professor of psychology, University of Virginia, Charlottesville; Ellen C. Perrin, M.D., professor of pediatrics, Tufts School of Medicine and chief, Division of Developmental-Behavioral Pediatrics, Floating Hospital for Children, Tufts-New England Medical Center, Boston; November 2004 Child Development
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined