See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los jóvenes LGBQ son más propensos a la obesidad

obese boy

LUNES, 30 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Las tasas de obesidad y de inactividad son mayores entre los jóvenes gais, lesbianas, bisexuales e indecisos (LGBQ, por sus siglas en inglés) que entre sus pares heterosexuales, según un nuevo estudio.

"Los jóvenes gais, lesbianas, bisexuales e indecisos quizá no estén solo en riesgo de una peor salud mental, sino también de una peor salud física en comparación con los jóvenes heterosexuales", señaló la autora del estudio, Lauren Beach, investigadora postdoctoral en el Instituto de Salud y Bienestar Sexual y de las Minorías Sexuales de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

Los investigadores analizaron los datos de casi 351,000 estudiantes de secundaria en Estados Unidos, y encontraron que las estudiantes LGBQ de sexo femenino tenían entre 1.6 y 2.1 veces más probabilidades de ser obesas que las estudiantes heterosexuales.

En comparación con las estudiantes heterosexuales, las estudiantes LGBQ reportaron aproximadamente un día menos de actividad física a la semana, tenían unas probabilidades entre un 38 y 53 por ciento más bajas de cumplir con las directrices de actividad física, y realizaron un promedio de 30 minutos más de actividades sedentarias cada día escolar.

El estudio se publicó el 23 de julio en la revista Pediatric Diabetes.

Los jóvenes LGBQ podrían ser menos propensos a ser físicamente activos debido al estrés, según Beach.

"Muchos de estos jóvenes podrían realizar actividades sedentarias (como jugar videojuegos) para escapar del estrés diario asociado con ser gay, lesbiana, bisexual e indeciso", planteó en un comunicado de prensa de la Northwestern. "Nuestros hallazgos muestran que el estrés de las minorías en realidad tiene un impacto muy abarcador y físico".

Los factores culturales y ambientales también juegan un papel.

"La investigación previa ha mostrado que la imagen corporal y los estándares de belleza podrían ser distintos en la comunidad LGBQ que en las poblaciones heterosexuales", dijo Beach. "Sabemos muy poco sobre el entorno físico de los jóvenes LGBQ. ¿Estos jóvenes tienen menos probabilidades de vivir en áreas que sean seguras para que puedan ser activos? Simplemente no lo sabemos".

Los maestros, los padres y los médicos deberían trabajar juntos para asegurarse de que los jóvenes LGBQ mantienen un buen estado de salud, comentó Beach. Indicó que el respaldo familiar y la afirmación de su identidad (desarrollar sentimientos positivos y un apego fuerte a un grupo) se asocian con una mejor salud en los jóvenes LGBQ.

También es una buena idea para los padres de jóvenes LGBQ que pregunten a sus hijos sobre sus niveles de actividad física y que les animen a ser activos. Los médicos deberían evaluar la actividad física, el tiempo que pasa delante de las pantallas, la dieta y el peso de su hijo, señaló Beach.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los riesgos para la salud de los jóvenes de las minorías sexuales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: Northwestern University, news release, July 23, 2018
Consumer News in Spanish