See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Por qué no hay más adolescentes que reciben protección contra una ETS común

vaccine

LUNES, 2 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Menos de la mitad de los adolescentes estadounidenses se vacunan contra el virus del papiloma humano (VPH), y la renuencia de los padres es un motivo importante, asegura un experto en salud pediátrica.

Las directrices recomiendan que todos los niños reciban la vacuna de dos dosis contra el VPH en su revisión a los 11 años de edad. El VPH puede provocar verrugas genitales y cánceres del cuello uterino, la vulva, la vagina, el pene, la cabeza o el cuello.

La tasa baja de vacunación tiene muchos motivos, incluyendo el hecho de que muchos padres creen que sus hijos son demasiado jóvenes como para protegerlos contra una enfermedad de transmisión sexual (ETS), según el Dr. Ben Fogel, pediatra en el Grupo Médico de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Hershey, Pensilvania.

"Se resisten a pensar en que sus hijos tengan relaciones sexuales, pero la vacuna solo funciona si se recibe antes de que se necesite la protección", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania. "Uno no se apresura a ponerse el cinturón de seguridad después de sufrir un accidente de coche. Es algo que se pone por adelantado y que con algo de suerte nunca necesitará".

Fogel dijo que muchos pediatras no ayudan a los padres a comprender la importancia de la vacuna contra el VPH.

"Cuando un padre dice que no está seguro al respecto, los médicos no dan seguimiento con una conversación sobre las preocupaciones del padre y los beneficios de la vacuna", explicó.

Si bien la vacuna se puede administrar incluso tan pronto como a los 9 años o tan tarde como a los 26, lo mejor es administrarla a los 11 años de edad, según la Dra. Rollyn Ornstein, especialista en el tratamiento de los adolescentes en el Hospital Pediátrico de la Universidad Estatal de Pensilvania.

"La vacuna funciona mejor si se administra antes del inicio de la actividad sexual, antes de la posible exposición al VPH. Si se administra después de los 15 años, se necesita en realidad una serie de tres vacunas, en lugar de dos", dijo en el comunicado de prensa.

Las inyecciones se deben administrar con una diferencia de seis meses, apuntó Fogel. Pero algunos niños que reciben la primera inyección no reciben el refuerzo porque no tienen otra consulta de rutina en el médico en ese momento. La vacuna no siempre se ofrece en las revisiones anuales después de esto.

"Se pasa por alto a muchas personas por ese motivo", añadió.

Según Fogel, casi la mitad de las personas contraen el VPH en algún momento de sus vidas.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ofrece más información sobre la vacuna contra el VPH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: Penn State Health Milton S. Hershey Medical Center, news release, March 2018
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined