Dormir para aprender

Estudiar, luego de dormir, es muy efectivo

(HealthDayNews) Si acabas de estar en clase, el maestro dijo algo que te pareció importante, debiste: escribirlo, revisar el tema en la biblioteca, subrayar tus notas de manera que puedas repasarlas, o tomar una siesta.

Si has elegido la siesta, entonces comprendes el proceso de aprendizaje. De acuerdo con la "Journal of Sleep Research", la retención de información es siempre mayor si el periodo de aprendizaje es inmediatamente seguido por un periodo de sueño.

La teoría es que esa nueva información se incorpora en los sueños, y resurge una y otra vez mientras duermes. Esta repetición ayuda a establecer nuevas ideas en tu mente.

Consumer News in Spanish