See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La privación de sueño quizá tenga un rol en la 'epidemia global de soledad'

woman

MARTES, 14 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Los problemas de sueño pueden causar estragos en su vida social, sugiere un estudio reciente.

Una serie de experimentos reveló que las personas privadas de sueño se sienten más solas y tienen menos deseos de implicarse con los demás. A su vez, esto hace que sea menos probable que los demás deseen socializar con las personas privadas de sueño, señalaron los investigadores.

Los investigadores también encontraron que las personas bien descansadas se sienten solas tras pasar solo un poco de tiempo con una persona privada de sueño, lo que sugiere que el aislamiento social provocado por los problemas de sueño podría ser contagioso, según los investigadores de la Universidad de California, en Berkeley.

Estos hallazgos son los primeros en mostrar un vínculo bidireccional entre dormir mal y el aislamiento social, lo que ofrece nueva información sobre lo que los investigadores denominaron la epidemia global de soledad.

"Los humanos somos una especie social. Pero la privación de sueño puede convertirnos en apestados sociales", comentó en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal del estudio, Matthew Walker, profesor de neurociencias y psicología.

Unos escáneres cerebrales de personas privadas de sueño que veían videos de desconocidos que caminaban hacia ellos mostraron una mayor actividad en redes que por lo general se activan cuando las personas sienten que se está invadiendo su espacio personal, encontraron los investigadores.

La privación de sueño también redujo la actividad en regiones cerebrales que normalmente fomentan la implicación social, mostraron los hallazgos.

"Mientras menos duerma, menos querrá interactuar socialmente. A su vez, otras personas le perciben como alguien más socialmente repulsivo, lo que aumenta incluso más el grave impacto de aislamiento social que la pérdida de sueño tiene", explicó Walker.

"Ese círculo vicioso podría ser un factor contribuyente significativo a la crisis de salud pública que es la soledad", añadió.

Las encuestas sugieren que casi la mitad de los estadounidenses se sienten solos o excluidos. Y la soledad aumenta el riesgo de muerte precoz en más de un 45 por ciento, que es el doble que el riesgo asociado con la obesidad, muestra la investigación.

Según la autora del estudio, Eti Ben-Simon, "quizá no sea una coincidencia que en las últimas décadas se haya visto un aumento pronunciado en la soledad, y una reducción igual de dramática en la duración del sueño". Ben-Simon es miembro postdoctoral del Centro de Ciencias del Sueño Humano de Walker.

"Sin un sueño suficiente, nos convertimos en repelentes sociales, y pronto llega la soledad", dijo Ben-Simon.

El estudio ofreció un motivo para el optimismo. Dormir bien una noche hace una diferencia rápida.

Walker dijo que "dormir bien apenas una noche hace que uno se sienta más extrovertido y que tenga más confianza social, y además hará que uno atraiga a los demás".

El estudio se publicó el 14 de agosto en la revista Nature Communications.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTE: University of California, Berkeley, news release, Aug. 14, 2018
Consumer News in Spanish