Biden anunciará una norma de reducción de la nicotina para las tabacaleras

Pack of cigarettes
Adobe Stock

MARTES, 21 de junio de 2022 (HealthDay News) -- El martes, la administración de Biden podría emitir una nueva norma que requeriría que las compañías tabacaleras reduzcan los niveles de nicotina en los cigarrillos.

La norma, que tendría un efecto sin precedentes en la reducción de las muertes relacionadas con fumar, se desvelaría como parte de una compilación de medidas reguladoras federales planificadas, que se publica dos veces al año, declaró al Washington Post un individuo que conoce la norma, bajo la condición de anonimato.

La política, que reduciría la nicotina en los cigarrillos a niveles mínimamente adictivos o no adictivos, encajaría bien con un importante objetivo de la Casa Blanca: reducir las muertes por el cáncer. Como parte de la iniciativa para el cáncer renovada, que se anunció en febrero, el Presidente Joe Biden prometió reducir las tasas de cáncer en un 50 por ciento a lo largo del próximo cuarto de siglo.

Unos 480,000 estadounidenses fallecen cada año de causas relacionadas con fumar, y el uso de tabaco sigue siendo la principal causa de muertes prevenibles en Estados Unidos.

Anunciar la nueva norma sería solo el primer paso en un largo proceso, reportó el Post. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., que regula los productos de tabaco, podría tardar al menos un año en emitir en realidad una norma propuesta. Después de esto, la FDA tendría que revisar los comentarios públicos antes de emitir una norma final.

Cualquier oposición podría retrasar o descarrillar la iniciativa, sobre todo si la regulación no se completa antes de que Biden salga del cargo. La industria tabacalera, que sin duda luchará contra la nueva medida, también podría impugnar legalmente cualquier regulación final.

El primer comisionado de la FDA de la administración de Trump, el Dr. Scott Gottlieb, dijo en una ocasión que deseaba reducir los niveles de nicotina como parte de una política de tabaco más amplia, y la agencia dio un primer paso en 2018 al publicar un anuncio de recolección de información. Pero la idea se aparcó después de que Gottlieb dejara la administración en primavera de 2019, informó el Post.

"La creación de políticas importantes sigue un gran arco, y el compromiso de la administración de Biden de avanzar este esfuerzo significa que se hará", afirmó Gottlieb al Post.

Mitch Zeller, que se jubiló hace poco como director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA, reconoció que se podría tardar años para que una norma de este tipo entre en vigor.

"Las políticas más importantes y transformadoras tardan mucho, pero la espera vale la pena porque, al final del día, los únicos cigarrillos que habrá disponibles no serán capaces de hacer que futuras generaciones de jóvenes se vuelvan adictos", enfatizó Zeller al Post.

Pat Folan es directora del Centro de Control del Tabaco de Northwell, en Lake Success, Nueva York. Cree que esta "medida tendrá el impacto más significativo en los jóvenes que prueban los cigarrillos por primera vez. Con menos nicotina, quizá los adolescentes no caigan tan rápido en la adicción".

Por otro lado, la medida para reducir los niveles de nicotina podría resultar contraproducente entre los fumadores de más edad, advirtió Folan. Quizá simplemente aumenten su ingesta al consumir más cigarrillos al día.

Matthew Myers, presidente de Campaign for Tobacco-Free Kids, declaró al Post que reducir los niveles de nicotina "produciría la mayor reducción en las tasas de cáncer y haría la diferencia más grande" de cualquier medida de salud pública que se está debatiendo.

La nicotina, una sustancia que ocurre de forma natural en la planta del tabaco, no provoca cáncer. Pero sus propiedades altamente adictivas hacen que para las personas sea difícil dejar de usar cigarrillos, cuyo humo contiene ingredientes nocivos que pueden provocar cáncer de pulmón y enfermedades cardiacas.

Reynolds American, una de las compañías tabacaleras más grandes del país, no respondió de inmediato a solicitudes de comentario, según el Post. Altria dijo que comentaría después de que la administración anuncie formalmente cualquier plan de reducción de la nicotina.

Un estudio financiado por la FDA, que se publicó en 2018 en la revista New England Journal of Medicine, encontró que reducir los niveles de nicotina en los cigarrillos podría haber salvado más de 8 millones de vidas a finales de siglo.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre fumar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Washington Post; Pat Folan, director, Northwell Center for Tobacco Control, Lake Success, NY

Consumer News in Spanish