Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Las frutas de colores llamativos pueden reducir el riesgo de apoplejía

Los altos niveles de antioxidantes pueden actuar como protectores

JUEVES 3 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Según un estudio, se puede reducir el riesgo de apoplejía gracias a altos niveles de carotenoides en la sangre, los antioxidantes presentes en las frutas y las verduras.

Según un reportaje aparecido en la edición del 4 de junio de Stroke, el riesgo de derrame isquémico, el más común, que se produce cuando un coágulo bloquea un arteria cerebral, fue un 40 por ciento más bajo en hombres con niveles más altos de carotenoides en la sangre que en aquellos con niveles más bajos.

El reportaje se basa en el Physicians' Health Study (estudios de salud en médicos), el cual ha evaluado más de 22,000 médicos desde 1982. Dicho estudio cubre un período de 13 años, durante el cual 297 de ellos sufrieron derrames isquémicos.

Los investigadores midieron los niveles sanguíneos de varios antioxidantes en muestras suministradas por los participantes cuando comenzó el estudio. Encontraron el riesgo más alto en hombres con los niveles más bajos de tres carotenoides: alfa caroteno, beta caroteno y licopeno.

Los carotenoides son moléculas que el cuerpo transforma en vitamina A y que le dan el color vívido a las zanahorias, los duraznos, las sandías y otras frutas y vegetales. También son ingredientes populares de los complementos vitamínicos.

El estudio no estaba diseñado para determinar la fuente de carotenoides, afirmó la autora del estudio, la Dra. Jing Ma, profesora asistente de la Escuela de Medicina de Harvard.

Pero"muy probablemente provinieron de los alimentos", agregó Ma. "Cuando comenzó el estudio, se pidió a los participantes que no tomaran complementos, así que podíamos medir mejor lo que provenía de las frutas y verduras".

No es posible decir si los carotenoides en sí eran los responsables del efecto protector, ya que "hay muchos otros nutrientes beneficiosos en las frutas y vegetales distintos de los que medimos", afirmó.

Y no hay evidencia contundente de que los carotenoides en general sean buenos para las arterias, advirtió Ma. Un informe reciente del Physicians' Health Study no encontró ninguna relación entre los niveles de carotenoide y el riesgo de ataque cardiaco, anotó.

El objetivo a largo plazo del estudio es ayudar a establecer cuál es la función que cumplen los antioxidantes en la prevención de ataques cardiacos y otras enfermedades cardiovasculares, continuó Ma. "Dentro de algunos años, deberíamos tener conclusiones definitivas de este estudio", agregó.

Entretanto, los resultados actuales corroboran la posición de la American Heart Association de que "la dieta debería ser la fuente de antioxidantes y no lo complementos", declaró el Dr. Robert H. Eckel, profesor de fisiología y biofísica del Centro de Servicios de Salud de la Universidad de Colorado. "No hay evidencias suficientes que sustenten el valor de los complementos. Lo que importa es lo que comemos, más que lo que complementamos"-

Una excelente manera de seleccionar frutas y verduras ricas en antioxidantes es guiarse por el color, aconsejó Eckel. "Es en las verduras más coloridas donde esperamos que haya un mayor contenido", explicó, "como la espinaca, la patata dulce (también conocida como batata, camote o boniato), el albaricoque, la zanahoria, cosas con colores amarillos o anaranjados.

Más Información

La American Heart Association ofrece un informe detallado sobre los carotenoides y otros antioxidantes.

FUENTES: Jing Ma, M.D., Ph.D., assistant professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; Robert H. Eckel, professor, physiology and biophysics, University of Colorado Health Sciences Center, Denver; June 4, 2004, Stroke
Consumer News in Spanish