See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los alimentos ricos en antioxidantes conservan la visión

Estudio halló que reducen el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad

MARTES 27 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Mamá tenía razón, por lo menos en cuanto a las zanahorias y la vista.

Un reciente estudio holandés halló que comer zanahorias, que son ricas en un nutriente llamado betacaroteno, así como alimentos que contengan las vitaminas antioxidantes C y E o zinc, que también es antioxidante, logran una reducción significativa en el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad en las personas de edad avanzada.

"Es una noticia fantástica", aseguró el Dr. Robert Cykiert, profesor de oftalmología de la facultad de medicina de la Universidad de Nueva York. "Es una manera excelente de evitar una enfermedad difícil de tratar".

Los hallazgos aparecen en la edición del 28 de diciembre del Journal of the American Medical Association.

La degeneración macular, una afección ocular progresiva, ataca la mácula, en donde tiene lugar la visión central más aguda. La dolencia afecta a 15 millones de personas sólo en los EE.EU. y es la causa más común de ceguera irreversible en países desarrollados.

La enfermedad rara vez causa ceguera total, pero va acabando con toda la visión, a excepción de la periférica más externa, por lo que quedan imágenes opacas u hoyos negros en el centro de la visión.

La incidencia de degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) aumenta significativamente al pasar el tiempo y se espera que su prevalencia se eleve.

"Esperamos ver más DMRE porque la generación de los nacidos después de la Segunda Guerra Mundial está llegando a esa edad y todos están viviendo más tiempo", sostuvo Cykiert. "Puede ser potencialmente devastadora".

Actualmente, la degeneración macular relacionada con la edad afecta al 11.5 por ciento de las personas de raza blanca mayores de 80 años. Se espera que en los EE.EU. la cantidad de personas gravemente discapacitadas debido a la DMRE de etapa tardía aumente en más del 50 por ciento, a 3 millones, dentro de los próximos veinte años.

Estudios anteriores que evalúan los antioxidantes han mostrado resultados contradictorios. Un estudio de gran tamaño mostró que incrementar los niveles de betacaroteno, vitaminas C y E, y zinc en pacientes de DMRE en las primeras etapas o en un solo ojo logró una reducción del 25 por ciento en la progresión hacia la etapa avanzada en un periodo de cinco años.

El nuevo estudio busco evaluar si los antioxidantes presentes en los alimentos normales podrían tener que ver con la prevención de la degeneración macular relacionada con la edad.

Al principio del estudio, se identificaron 5,836 personas que vivían en Rótterdam, Países Bajos, que estaban en riesgo de DMRE. De éstas, 4,170 participaron en el periodo de ocho años de seguimiento.

Se les pidió a los participantes que llenaran cuestionarios alimentarios y se les administraron exámenes de la vista periódicos.

Las personas que consumieron altos niveles de vitamina E y zinc tenían un riesgo reducido en 10 por ciento de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad. Los que tenían una ingesta superior al promedio de los cuatro nutrientes (betacaroteno, vitamina C, vitamina C y zinc) presentaron una reducción del 35 por ciento en el riesgo de DMRE. Agregar complementos nutricionales a personas que ya tenían una ingesta alta de estos nutrientes no cambió los resultados.

El estudio decía que las personas que consumieron cantidades inferiores al promedio de estos nutrientes tenían un aumento del 20 por ciento en el riesgo de desarrollar DMRE.

La vitamina E se encuentra en granos enteros, aceite vegetal, huevo y nueces; el zinc en la carne, las aves, el pescado, los granos enteros y los productos lácteos; el betacaroteno en verduras como la zanahoria, la coliflor y la espinaca; y la vitamina C en las frutas y jugos cítricos, el pimiento verde, el brócoli y las papas.

Los investigadores aseguraron que, aunque los resultados del estudio todavía deben ser confirmados, sí añaden información importante.

"Hasta ahora, pensábamos que hacían falta grandes dosis de complementos para lograr los beneficios de estos antioxidantes", aseguró Cykiert. "Ahora sabemos que si se consume una dieta rica en estas sustancias se logra el mismo beneficio, y hasta más".

"Si las personas comienzan a comer estas cosas ahora, podría ser una manera de evitar problemas 10, 15 ó 20 años más tarde", agregó.

Más información

Para saber más sobre las enfermedades de la vista relacionadas con la edad, visite el National Eye Institute.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Robert Cykiert, M.D., professor, ophthalmology, New York University School of Medicine, New York City; Dec. 28, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined