See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El café, bebida que dura . . . y dura . . . y dura . . .

Estudio revela que la cafeína permanece en el cuerpo

Lunes, 5 de agosto (HealthDayNews) -- ¿Estresado? Intenta dejar la cafeína por una semana, y verás disminuir tu presión sanguínea, los niveles de adrenalina y el estrés en general, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro Médico de Duke University.

La nueva investigación encontró que los efectos de la cafeína permanecen en el cuerpo todo el día, amplificando cualquier sensación de estrés. Además, la percepción del estrés incrementó para los 47 participantes del estudio luego de que tomaron tabletas de cafeína.

"En el día que ingirieron la cafeína, sus presión sanguínea fue más alta durante todo el día. Y también encontramos que la adrenalina incrementó en aproximadamente 32 por ciento", manifestó el investigador principal James D. Lane, quien ha estudiado la cafeína por 15 años. "Los efectos mesurables de tomar cuatro tazas de cafeína son la diferencia entre trabajar en un trabajo estresante en un hospital y pasar el día en casa".

Un estimado 85 por ciento de los estadounidenses toman café, té o bebidas suaves, indicó Lane, pero la mayoría de las personas no aceptan que hayan aspectos negativos con el consumo de cafeína.

"La cafeína puede ser la droga más popular en el mundo, pero un creciente cuerpo de evidencia sugiere que sus efectos adversos no son insignificantes", concluyó Lane en su estudio, que fue financiado en por los Institutos Nacionales de la Salud y es publicado en la edición actual de la revista "Psychosomatic Medicine". "Casi todas las enfermedades principales tienen al estrés como un factor contribuyente".

Para vincular la cafeína con el estrés, los investigadores suministraron a la mitad de los participantes del estudio 250 miligramos de cafeína dos veces al día; a la otra mitad se suministró tabletas de placebo inactivas. Todos los participantes portaban monitores de presión sanguínea y fueron instruidos electrónicamente para revisar su presión sanguínea un promedio de cuatro veces por hora. También anotaron qué estaban haciendo cada vez que se examinaban, y guardaron muestras de orina para que los científicos pudieran medir los niveles de adrenalina.

Los participantes a quienes se suministró la cafeína mostraron un aumento de 3 por ciento en la presión sanguínea, una diferencia que los estudios clínicos han vinculado con un 20 por ciento de incremento en cardiopatía coronaria, indicó Lane. Y con los niveles de adrenalina elevados en más de 30 por ciento, la frecuencia cardiaca elevada y el estrés asociado pueden causar daño a largo plazo para el corazón, indicó.

Los resultados corresponden con uno de los anteriores estudios de Lane, en el cual encontró que tomar cuatro o cinco tazas de café al día, en lugar de sólo una, incrementa las posibilidades de que una persona desarrolle condiciones cardiacas más adelante al aumentar la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea.

Investigadores de las Instituciones Médicas de John Hopkins, sin embargo, discuten que los efectos de la cafeína son más difíciles de calcular.

En un estudio a 1,000 tomadores de café publicado esta primavera, los científicos de Johns Hopkins encontraron que las personas quienes toman al menos cinco tazas de café al día son 60 por ciento más propensas que los no tomadores de café a desarrollar presión sanguínea alta.

Pero luego de considerar otras características comunes de los tomadores de café, tal como el consumo de alcohol y cigarrillos, encontraron que los efectos del café fueron exagerados.

"En general, los tomadores de café tuvieron presiones sanguíneas más altas que las personas quienes no ingerían café, pero se estableció una relación 'dosis/respuesta'", indicó el autor principal del estudio, Michael Klag, quien añadió que los riesgos de la hipertensión arterial fueron sólo levemente altos para los tomadores de café.

Aún así, el estudio de Johns Hopkins enfatiza que las personas quienes luchan contra la presión arterial deben considerar limitar su consumo de cafeína.

Y ese es el punto principal del trabajo de Lane, recalcó. Por su parte, todavía toma café y no está tratando de que nadie lo abandone abruptamente; sólo desea ofrecer información de salud.

"Todos tenemos riesgos en nuestras vidas, tanto si comemos demasiado mantecado como si no nos ejercitamos lo suficiente, y todos tomamos determinaciones de lo que queremos hacer", expuso. "Mi señalamiento no es que las personas necesitan abandonar el café, sino que necesitamos darnos cuenta cómo la cafeína pueden agravar el estrés en nuestras vidas. Las personas quienes no tengan mucho estrés en sus vidas deben considerar reducirla para ver cómo funciona".

Otro beneficio de reducir el consumo de cafeína es que no pasarás por los ciclos de retraimiento que ocurren con los tomadores habituales de café. Cuando una persona se despierta aturdido en la mañana, desesperada por cafeína, es una señal de que está pasando por el retraimiento de tomar cafeína el día antes, dijo.

Lane está trabajando en otro estudio acerca de las personas que dejan de tomar café por una semana. Pero ya que la mayoría de las personas sufren de dolores de cabeza durante un par de días cuando paran de repente, recomienda que lo reduzcan en un par de semanas o comiencen a mezclar café descafeinado con café regular. En muchos casos, quienes paran no quieren comenzar de nuevo, agregó.

"Es algo sencillo intentarlo por una semana más o menos", sostuvo Lane. "Si no funciona, puedes regresar a Yaucono y cargar de nuevo".

Qué hacer

He aquí un vistazo general sobre la cafeína. Que te debe dejar listo para evaluar tu nivel de estrés.

Fuentes: James D. Lane, profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento, Duke University, Durham, N.C.; Michale J. Klag, director, División de Medicina Interna General, Instituciones Médicas de Johns Hopkins, Baltimore; julio/agosto 2002, "Psychosomatic Medicine"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined