See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El café reduce el riesgo de cáncer hepático

Otro estudio halla que el café descafeinado reduce el riesgo de cáncer colorrectal

JUEVES 15 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Los bebedores de café podrían tener otra razón para sonreír: Consumir café diariamente parece reducir el riesgo de cáncer de hígado, según halla un nuevo estudio.

Y tomar café descafeinado parece suprimir el riesgo de cáncer colorrectal, de acuerdo con los planteamientos de otro estudio.

Ambos artículos aparecen en la edición del 16 de febrero del Journal of the National Cancer Institute.

"Nos sorprendimos. No esperábamos los hallazgos sobre el café descafeinado", afirmó Karin B. Michels, profesora asociada de epidemiología de la Facultad de Medicina de Harvard y autora principal del estudio que analizó el consumo de cafeína y el riesgo de cáncer colorrectal.

Los investigadores estaban tratando de confirmar los resultados conflictivos de estudios previos, algunos hallaban que el café reducía el riesgo de cáncer colorrectal y otros parecían tener ningún efecto. Evaluaron los datos de dos estudios amplios, el Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de Salud, juntos abarcaban a más de 173,000 hombres y mujeres. La meta era observar la asociación entre el consumo de café, té y cafeína y la incidencia del cáncer colorrectal.

No hallaron asociación entre el consumo de café o té con cafeína y la incidencia del cáncer de colon o rectal en ninguno de los grupos. Pero sí encontraron que aquéllos que tomaban regularmente dos o más tazas de café descafeinado al día tenían cerca de la mitad del índice de cáncer rectal que aquéllos que no tomaban descafeinado.

Se ha teorizado que la motilidad del intestino (movimientos) derivada del consumo de café era "uno de los mecanismos más importantes" en la reducción del riesgo de cáncer, dijo Michels. "Estuvimos a punto de confirmarlo, pero no encontramos una asociación entre el consumo de cafeína y un menor riesgo de cáncer".

Podría ser, especuló, que el café descafeinado tenga un efecto en la motilidad intestinal, pero algo en la cafeína cancela ese efecto.

Los hallazgos necesitan ser confirmados en otros estudios, indicó Michels, antes de que se recomiende el consumo de café.

En el segundo estudio, el Dr. Manami Inoue, del Centro Nacional del Cáncer en Tokio y sus colegas hicieron un seguimiento a más de 90,000 hombres y mujeres japoneses de mediana edad y mayores durante 10 años. Hallaron que aquéllos que tomaban café diariamente o casi a diario tenían la mitad del riesgo de desarrollar cáncer de hígado, en comparación con los que no tomaban café. No diferenciaron entre el café descafeinado o con cafeína, pero resaltaron que el café descafeinado se consume raras veces en Japón.

El índice de cáncer de hígado entre aquéllos que nunca tomaban café fue de 547.2 casos por 100,000 personas durante una década, pero el índice entre los que beben café a diario fue de 214.6 casos por 100,000 en el mismo periodo.

"En nuestro estudio, el riesgo de cáncer de hígado se redujo de manera significativa con la cantidad de café consumida (en comparación con los no bebedores, se redujo en un 48 por ciento con 1 ó 2 tazas por día, un 52 por ciento con 3 ó 4 tazas por día; un 76 por ciento por 5 tazas al día)", indicó. "Nuestros resultados son consistentes, pero más pronunciados, que los de los estudios de caso de control previos".

Se calcula que alrededor de 17,550 nuevos casos de cánceres de hígado y ducto biliar primarios serán diagnosticados este año en los Estados Unidos, de acuerdo con la American Cancer Society. También se calcula que cerca de 104,950 nuevos casos de cáncer de colon y 40,340 de cáncer rectal sean diagnosticados este año.

El Dr. Michael J. Thun, jefe de investigación epidemiológica de la American Cancer Society, señaló que los dos nuevos estudios son interesantes, pero los resultados no deberían sugerir recomendaciones o cambios en los hábitos de consumo de café.

"No existe nada en estos estudios que persuada a las personas a dejar o aumentar el consumo de café", indicó Thun, agregando que " el hallazgo sobre el hígado es interesante, aunque necesita ser replicado".

El hallazgo de que el café descafeinado, no el regular, reducía el riesgo de cáncer colorrectal le resulta sorprendente a Thun, así como a los autores del estudio. "Sin embargo, es importante que no se hagan sobreinterpretaciones", apuntó Thun. De nuevo, se necesita más investigación para asegurarse de que el hallazgo no es una casualidad, agregó.

Mientras que ambas asociaciones requieren de más estudios, Thun destaca que "es demasiado pronto para cambiar la dieta".

Más información

Para tener más información sobre los cánceres, visite la American Cancer Society.

FUENTES: Karin B. Michels, Sc.D., associate professor, epidemiology, Harvard Medical School and Brigham and Women's Hospital, Boston; Manami Inoue, M.D., Ph.D., S.M., section head, epidemiology and prevention division, research center for cancer prevention and screening, National Cancer Center, Tokyo; Feb. 16, 2005, Journal of the National Cancer Institute
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined