LUNES 26 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un grupo de investigadores informan que puede que no sea muy buena idea consumir bebidas que contengan cafeína si padece diabetes tipo 2.

En un pequeño estudio, científicos de la Universidad de Duke encontraron una relación entre consumir cafeína a la hora de comer y un aumento en los niveles de glucosa e insulina en personas con diabetes tipo 2. Los hallazgos sugieren que los diabéticos deberían reducir o eliminar la cafeína en sus dietas, según el informe que aparece en la edición de agosto de Diabetes Care.

"La cafeína parece perjudicar el metabolismo de carbohidratos en pacientes con diabetes tipo 2", afirmó el autor líder del estudio, James D. Lane, profesor investigador asistente de psicología médica del Centro Médico de la Universidad de Duke. "Así que parece empeorar la diabetes".

Lo niveles de glucosa, o azúcar en la sangre, se elevan en personas con diabetes luego de las comidas porque el cuerpo no puede metabolizar la glucosa, afirmó Lane.

"Si la glucosa en la sangre aumenta después de cada comida, entonces la cantidad promedio aumentará, lo que puede agravar la diabetes o aumentar el riesgo de complicaciones", dijo.

La diabetes es un enfermedad en la que el organismo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona necesaria para convertir la glucosa en energía.

En su estudio, Lane y su equipo reclutaron a catorce bebedores habituales de café que habían tenido diabetes tipo 2 durante al menos seis meses. Estos sujetos tomaban medicamentos para su diabetes, pero no necesitaban insulina.

Los investigadores observaron cuánta cafeína era consumida en el curso de una semana. También se le administró a los sujetos dos cápsulas de cafeína de 125 miligramos o un placebo, que tomaron con una comida líquida comercial (BoostR), que tiene 75 gramos de carbohidratos.

El equipo de Lean midió los niveles de glucosa en la sangre antes y después de comer y tomar las píldoras de cafeína.

Los investigadores encontraron que la cafeína no afecta los niveles de glucosa e insulina luego del ayuno. Sin embargo, los participantes del estudio que tomaron el líquido y luego tomaron la píldora de cafeína experimentaron un incremento del 21 por ciento en la glucosa, y un aumento del 48 por ciento en los niveles de insulina, comparados con los sujetos que tomaron el placebo.

El grupo de Lane también comparó el efecto de la cafeína con los medicamentos que los diabéticos toman para reducir la glucosa después de las comidas. "Encontraron que el aumento en la glucosa por cafeína es igual a la reducción que tiene lugar cuando la gente toma medicamentos para reducir la glucosa", dijo.

Basado en los hallazgos de este estudio, Lane cree que "sería mejor que las personas con diabetes tipo 2 evitaran la cafeína".

Curiosamente, un estudió dado a conocer anteriormente este año encontró que el café puede prevenir la aparición de diabetes tipo 2, por lo que reduce el riesgo casi en un 50 por ciento. Sin embargo, los efectos protectores no eran significativos hasta que la gente tomaba al menos cuatro tazas diarias.

Tomas de Paulis, profesor investigador asistente del Instituto Vanderbilt para Estudios del Café de la Universidad Vanderbilt, afirmó que "es bien sabido que la cafeína tiene un efecto perjudicial sobre la tolerancia a la glucosa".

"Lo que no es tan conocido es que el café también contiene compuestos que producen el efecto contrario. No es el café sino la cafeína lo que los pacientes de diabetes deben evitar", agregó.

Más información

La American Diabetes Association tiene bastante información sobre esta enfermedad.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ