Un estudio relaciona el café con un menor riesgo de cáncer del endometrio

Las mujeres que bebían al menos cuatro tazas al día tenían menores tasas de la enfermedad, pero no se ha probado causalidad

MARTES, 22 de noviembre (HealthDay News) -- Las mujeres que beben cantidades de moderadas a altas de café podrían reducir el riesgo de cáncer del endometrio, revela una investigación reciente.

El hallazgo proviene de lo que los investigadores afirman es el mayor estudio hasta la fecha en explorar el impacto del café y el té sobre el riesgo de cáncer del endometrio, un cáncer que se origina en el recubrimiento del útero.

El estudio halló que las mujeres que consumen cuatro o más tazas de café con cafeína al día parecen tener un riesgo de cáncer endometrial 25 por ciento más bajo, en relación con las mujeres que beben menos de una taza al día.

Sin embargo, beber menos de cuatro tazas al día no pareció ofrecer ningún beneficio preventivo. Tampoco beber té.

Pero hubo cierta indicación de que el café descafeinado podría resultar útil, ya que beber dos tazas o más de café descafeinado al día se relacionó (aunque solo tentativamente) con una reducción de 22 por ciento en el riesgo de cáncer del endometrio.

Pero "este estudio no prueba causa y efecto", advirtió el coautor del estudio, el Dr. Edward Giovannucci, profesor de nutrición y epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Harvard. "Esta observación se ha sugerido antes, y hay fuertes motivos para creer ahora que esta asociación es real".

Giovannucci apuntó a una variedad de explicaciones potenciales. "Una es que las mujeres con niveles más altos de estrógeno e insulina están en mayor riesgo de cáncer del endometrio, y el café parece reducir los niveles de ambos", apuntó. "Además, las mujeres diabéticas también se enfrentan a un riesgo mucho mayor, y el café se asocia con un riesgo menor de diabetes. Hay varios factores que podrían estar involucrados".

"También pensamos que cualquier reducción en el riesgo probablemente se relacione con otra cosa aparte de la cafeína", añadió. "El café es una bebida bastante compleja, con literalmente miles de compuestos. De hecho, el café tiene una de las más altas concentraciones de antioxidantes, y cualquiera de éstos podría tener un aspecto beneficioso".

Los hallazgos aparecen en la edición actual de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Los autores apuntaron que el cáncer del endometrio es actualmente uno de los cánceres ginecológicos más prevalentes en las mujeres estadounidenses.

Además del ejercicio rutinario y el mantenimiento del peso, los investigadores han teorizado que ciertos aspectos de la dieta podrían tener que ver con la prevención del cáncer del endometrio.

El café se ha señalado como un posible modificador, dado su impacto en los niveles circulantes de hormonas. Los autores anotan que estudios recientes de Japón y Suiza respaldan esta conjetura.

Para explorar más el potencial del café, el equipo de investigación analizó datos que habían sido recolectados previamente en el Estudio de la salud de las enfermeras.

El estudio, iniciado en 1976, en general contaba con la participación de mujeres entre los 30 y los 55 que vivían en once estados distintos.

Los autores se enfocaron en los hábitos de consumo de café de alrededor de 67,500 participantes del estudio. Llevaron a cabo encuestas con un intervalo de dos años para rastrear la incidencia de cáncer endometrial durante 26 años. Se evaluaron los hábitos dietéticos mediante encuestas que fueron completadas una vez cada cuatro años entre 1980 y 2002.

El equipo observó 672 casos de cáncer del endometrio.

Tras tomar en cuenta una variedad de factores (como los hábitos de tabaquismo, el índice de masa corporal y el consumo de alcohol), los autores hallaron que cuatro o más tazas de café con cafeína se asociaban "significativamente" con una reducción de 25 por ciento en el riesgo de cáncer del endometrio.

Dicho esto, el equipo titubeó en recomendar unos niveles altos de consumo de café, anotando que el beneficio aparente podría ser anulado entre las que añaden rutinariamente crema y azúcar a la bebida.

La Dra. Janice Dutcher, directora de inmunoterapia del Centro Hospitalario St. Luke's Roosevelt y del Centro Médico Beth Israel en la ciudad de Nueva York, sugirió que los hallazgo no deben de interpretarse como algo más que una "hipótesis interesante".

"Siento escepticismo", apuntó. "Mi escepticismo proviene del hecho de que en algún momento muchas cosas se han asociado con el cáncer, y luego no se asociaban. Hace veinte años se pensaba que el café provocaba cáncer del páncreas. Y aislar un factor de la dieta de todo lo demás que la gente ingiere es muy complejo. Así que aunque estoy segura de que se trata de un estudio llevado a cabo muy cuidadosamente y con una buena metodología, tendría mucho cuidado al sacar cualquier conclusión".

Más información

Para más información sobre el cáncer del endometrio, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
FUENTES: Edward Giovannucci, M.D., ScD, professor, nutrition and epidemiology, department of nutrition and department of epidemiology, Harvard School of Public Health, Boston; Janice Dutcher, M.D., director, immunotherapy, St Luke's Roosevelt Hospital Center and Beth Israel Medical Center, part of Continuum Cancer Centers, New York City; Current 2011, Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.
Consumer News in Spanish