See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una vez más, relacionan la cafeína con los abortos espontáneos

Un estudio encuentra que beber más de 200 miligramos al día duplica el riesgo

LUNES 21 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- El consumo de cafeína de las embarazadas puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo, según informa un estudio reciente.

Y no importa si la cafeína proviene del café, el té, la gaseosa o el chocolate caliente. Lo que sí importa es la cantidad. El estudio encontró que, para las mujeres que consumen más de 200 miligramos de cafeína al día, el riesgo aumenta al doble.

"Lo que encontramos fue que las mujeres que consumen mucha cafeína, más de 200 miligramos al día, tienen el doble de riesgo de aborto espontáneo que las mujeres que no la consumen", dijo uno de los autores del estudio, el Dr. De-Kun Li, epidemiólogo reproductivo y perinatal de la división de investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California.

Los resultados del estudio fueron publicados en línea en la edición de enero de la American Journal of Obstetrics and Gynecology.

La cafeína, la droga más frecuentemente consumida del mundo, cruza la barrera placentaria y alcanza al feto en desarrollo, según el estudio. Aunque estudios anteriores han encontrado una relación entre la ingesta de cafeína y el aborto espontáneo, no había estado claro si el problema se debía a la cafeína o a otra sustancia del café, o si tenía algo que ver con los estilos de vida de las mujeres que no beben café, por ejemplo. Quizá las personas que no beben café consumen más frutas y verduras.

Para el nuevo estudio, los investigadores evaluaron 1,063 mujeres del Programa de atención médica Kaiser Permanente de San Francisco, quienes fueron entrevistadas, en promedio, a las diez semanas de gestación. Durante el periodo del estudio, el 16 por ciento (172) de las mujeres experimentó aborto espontáneo.

Los investigadores encontraron que el 25 por ciento de las mujeres que tuvieron abortos espontáneos no consumieron cafeína en lo absoluto durante el embarazo. Un sesenta por ciento más afirmó que habían consumido hasta 200 miligramos de cafeína al día y el quince por ciento consumió regularmente más de 200 miligramos de cafeína al día.

Además de preguntar sobre la ingesta de cafeína, los investigadores también evaluaron los demás factores de riesgo conocidos para el aborto espontáneo, como fumar, los antecedentes de abortos, el uso de alcohol y otros. Los investigadores también compensaron por las náuseas y vómitos durante el embarazo.

"Si se tiene un bajo riesgo de aborto espontáneo, el efecto de la cafeína tiende a hacerse más patente", afirmó Li.

Li aseguró que, incluso entre las mujeres que bebían menos de 200 miligramos de cafeína al día, el estudio encontró un aumento de cuarenta por ciento en el riesgo de aborto espontáneo, pero que ese hallazgo no alcanzó un nivel de significación estadística.

"Las mujeres no deben beber más de dos tazas de café regular al día y lo mejor sería que dejaran de beberlo totalmente durante al menos los tres primeros meses. No es un abandono permanente. Si realmente tienen que beberlo, deben limitar la cantidad a una o dos tazas al día. Una taza regular equivale a alrededor de siete onzas y media", dijo Li.

Pero no todos los médicos están convencidos de que haya una relación causal directa entre la cafeína y el aborto espontáneo.

"El problema de este estudio es que cuando la gente tiene abortos espontáneos, muchos se deben a anormalidades genéticas y los investigadores no dijeron si se trataba de fetos normales o anormales", señaló la Dra. Laura Corio, obstetra y ginecóloga del Centro médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York.

"Las mujeres siempre se preguntan qué hicieron mal. Antes de afirmar que una mujer bebió demasiada cafeína y por eso abortó, veamos si se trata de un embarazo normal o anormal", planteó Corio.

"Me parece que entre el sesenta y el ochenta por ciento de los abortos espontáneos se deben a anormalidades genéticas", añadió.

Sin embargo, una vez tomado eso en cuenta, Corio sí aconseja a sus pacientes embarazadas que limiten el consumo de cafeína. "Las mujeres tienen una responsabilidad con el feto de no fumar, no beber alcohol y tomar sólo una taza de café al día", afirmó, y anotó que muchas tazas de café que se compran en tienda tienen demasiada cafeína, así que una mujer tiene que saber cuánta cafeína tiene su café favorito.

"Beber menos de 200 miligramos al día", sin importar la fuente, ya sea café, té, bebidas colas, chocolate u otras, aconsejó Corio. Apuntó que la cafeína también se ha relacionado con peso bajo al nacer y menor circunferencia de la cabeza.

Li también aconsejó limitar la cafeína a menos de 200 miligramos por día, sobre todo en los primeros meses del embarazo y en el periodo previo a la concepción.

Más información

Para más información sobre la cafeína y el embarazo, visite la American Pregnancy Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: De-Kun Li, M.D., Ph.D., reproductive and perinatal epidemiologist, division of research, Kaiser Permanente, Oakland, Calif.; Laura Corio, M.D., obstetrician/gynecologist, Mount Sinai Medical Center, New York City; January 2008, American Journal of Obstetrics and Gynecology, online
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.