See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Un nuevo medicamento para perder peso se muestra prometedor en estudio inicial

Pero los efectos adversos incluyen problemas gastrointestinales y ansiedad

MARTES 8 de enero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Científicos informan sobre un medicamento para adelgazar experimental que ayuda a perder peso, pero sus efectos adversos comprenden molestia gastrointestinal y problemas psiquiátricos.

El medicamento, llamado taranabant, fue desarrollado por Merck Research Laboratories, que financió la nueva investigación que aparece en la edición de enero de Cell Metabolism.

"Suprime la ingesta de alimentos y acelera el metabolismo", explicó el Dr. Steven Heymsfield, director global de asuntos científicos y obesidad de Merck Research.

El medicamento actúa al bloquear el mismo centro del placer en el cerebro que se activa cuando los fumadores de marihuana sienten hambre. El bloqueo de estos receptores cannabinoides disminuye el hambre y ayuda a la gente a perder peso, dijeron los investigadores.

El taranabant pertenece a la misma clase de medicamentos que rimonabant (Acomplia), que la U.S. Food and Drug Administration aún no ha aprobado debido a preocupaciones por el riesgo de pensamientos suicidas entre algunos usuarios. Sin embargo, rimonabant ya está disponible en Europa.

En el nuevo estudio sobre taranabant, "no se reportaron pensamientos suicidas", dijo Heymsfield. Sin embargo, la pregunta no se planteó de manera sistemática, agregó. No obstante, la haremos en un próximo ensayo más grande, anotó.

En este último ensayo, el equipo de Heymsfield, asignó 533 pacientes obesos para que recibieran un placebo o una de cuatro dosis de taranabant: 0.5, 2, 4 ó 6 miligramos todos los días. Un total de 358 pacientes terminaron el estudio de 12 semanas.

Aunque el grupo de placebo perdió 2.6 libras (1.18 kilos) durante el estudio, el grupo de taranabant de 6 miligramos perdió la mayor cantidad.

"Los que tomaron la dosis de 6 miligramos todos los días durante 12 semanas perdieron 11 libras (5 kilos)", dijo Heymsfield. También siguieron un plan de alimentación bajo en calorías pero no tuvieron un plan de ejercicio específico.

En un estudio independiente realizado por el mismo grupo de científicos que aparece en la revista, los investigadores administraron a 36 personas con sobrepeso u obesas un placebo o una dosis única de cuatro o doce miligramos de taranabant, o 30 miligramos de otro medicamento para adelgazar conocido como sibutramina (Meridia). Luego registraron su ingesta de alimentos durante las próximas 24 horas.

Los que tomaron la menor dosis de taranabant redujeron la ingesta de alimentos en uno por ciento en comparación con el grupo de placebo, mientras que los que tomaron dosis más grandes del medicamento disminuyeron la ingesta de alimentos en 22 por ciento en comparación con el grupo de placebo. El grupo de Meridia redujo la ingesta calórica en 12 por ciento.

Con la mayor dosis de taranabant, la ingesta de alimentos pasó de 2,000 calorías al día a 1,600, apuntó Heymsfield, lo suficiente para perder peso.

Sin embargo, a medida que aumentaba la dosis de taranabant también lo hacían sus efectos adversos, incluidos problemas gastrointestinales y psiquiátricos. En el grupo de la dosis de 6 miligramos, más del 53 por ciento reportó tener algún tipo de problema gastrointestinal como diarrea, náuseas, deposiciones frecuentes y vómitos.

Y más del 27 por ciento de los que tomaban esa dosis experimentaron efectos psiquiátricos. La ansiedad estuvo entre los problemas más comúnmente reportados, pero también se informó sobre cambios de humor, depresión, insomnio, irritabilidad o nerviosismo.

Aún así, destacó Heymsfield, la compañía planea solicitar a la FDA la aprobación de taranabant para finales de este año.

"Es una nueva clase de medicamentos contra la obesidad y actúa a través de un mecanismo diferente", dijo. Si se aprueba, ofrecerá más opciones a los que son obesos o no son capaces de perder suficiente peso por medio de la dieta y el ejercicio, agregó. Otros medicamentos de dieta actúan de diferente manera al reducir la absorción de alimentos en el intestino.

Un experto familiarizado con esta clase de medicamentos habló de manera mayormente elogiadora sobre los nuevos estudios. "Es una nueva forma de pensar respecto a la regulación de la ingesta de alimentos", afirmó el Dr. Steven R. Smith, profesor y asistente del director asociado de investigación clínica del Centro de investigación biomédica Pennington en Baton Rouge, Luisiana.

"El trabajo está muy bien escrito", dijo Smith, que habló en nombre de la Obesity Society. Además de los resultados reportados, apuntó, el trabajo proporciona información sobre cómo actúa el medicamento.

Sin embargo, declaró que el nuevo medicamento, si es aprobado, no será apto para todo el mundo. "No será una clase de medicamentos que la gente puede tomar porque desean lucir en forma durante las vacaciones" y perder más o menos 10 libras (4.5 kilos), dijo Smith.

"Creo que esta clase de medicamentos, si llega al mercado, necesita reservarse para los que tienen complicaciones relacionadas con la obesidad como la diabetes tipo 2, hipertensión u osteoartritis severa", destacó Smith. En general, agregó, taranabant debería ser recomendado para los que tienen un índice de masa corporal de 30 o más (considerados como obesos), o los que tienen un IMC de 27, considerados con sobrepeso, pero con complicaciones.

Más información

Para saber más sobre la obesidad, visite la Obesity Society.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Steven R. Smith, M.D., head, public affairs committee, the Obesity Society, and professor and assistant to the associate director for clinical research, Pennington Biomedical ResearchCenter, Baton Rouge, La.; Steven Heymsfield, M.D., global director, scientific affairs, obesity, Merck Research Laboratories, Rahway, N.J.; January 2008, Cell Metabolism
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined