See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

En búsqueda de la píldora para rebajar

Científicos encuentran las vías en cómo funciona el medicamento dietético

Jueves, 25 de julio (HealthDayNews) -- La idea de la píldora dietética perfecta continúa viva.

El medicamento resulto haber surgido hace una década, en la forma de d-Fenfluramina. En combinación con fentaramina llamado fen-phen, se recetó para millones de estadounidenses. Sin embargo, ocasionó problemas en un número significativo de usuarios y fue prohibido por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), dejando una ola de demandas a su paso.

Ahora los científicos dijeron que han identificado la vía molecular en el cerebro que dio a la d-Fenfluramina sus poderes, abriendo el camino a desarrollar una medicación que tuviera sus efectos positivos sin sus dañinos efectos secundarios. Ya que esa vía gobierna el apetito en general, un medicamento que ayude a superar los trastornos alimentarios tales como la anorexia nervosa también es posible.

Aprender acerca de los mecanismos cerebrales que controlan el apetito fue un esfuerzo ampliamente difundido, incluyendo investigadores en Boston, San Francisco y Portland, Ore., indica un reporte en la edición de mañana de "Science". Comienzan con el conocimiento de que el efecto supresor de apetito de fen-phen se debe a sus efectos en las neuronas células cerebrales que son parte de un sistema que usa una proteína bien conocida llamada serotonina.

El problema es que la serotonina está involucrada en un gran número de otras funciones físicas, que es la razón por la cual ocasionó los efectos secundarios perjudiciales. Lo que los investigadores han descubierto es que la serotonina no actúa directamente sobre el apetito. Sino que trabaja a través de otro conjunto de neuronas que usan una molécula diferente emisora de señales, la melanocortina.

De tal modo, indicó Joel Elmquist, un profesor asociado de endocrinología y medicina en la Escuela Médica de Harvard y un miembro del equipo de investigación, encontrar una molécula que actúe en la vía de la melanocortina podría suprimir el apetito sin los indeseados efectos secundarios. Una de sus estudiantes posdoctorales, Lora Heisler, condujo el esfuerzo investigativo.

La melanocortina "es el área de enfoque más recientes en la investigación de la obesidad", manifestó Elmquist.

Otro miembro del equipo investigativo, Roger Cone, un científico titular en la Oregon Health and Science University, ha desempeñado una función importante en la investigación de la melanocortina. En el trabajo actual, Cone y sus colegas manipularon los genes de ratones para crear algunos con conjuntos específicos de neuronas que utilizan melanocortina que arrojarían luz cuando se tornen activas. "Entonces podemos proceder y hacer grabaciones eléctricas de dichas neuronas", señalo Cone.

Las neuronas que estudiaron están en una región del hipotálamo llamada el núcleo arqueado que se conoce por estar asociado con la sensación de llenura. "Los ratones que tienen un defecto en la capacidad de recibir señales de dichas neuronas no reaccionan a la actividad supresora de apetito [de fen-phen]", sostuvo Cone.

"Si se activan estas neuronas de melanocortinas, se obtiene una disminución en consumo de alimentos y un aumento en pérdida de peso corporal", expuso Elmquist. "Si están inactivas, la persona engorda".

Y por lo tanto, argumentó Cone: "está técnica proveerá a la compañía farmacéuticas de herramientas específicas para buscar medicamentos que actúen en este circuito neuronal. Muchas compañías están haciendo un progreso bastante bueno en cuanto a una nueva generación de medicamentos".

Cone pertenece a una junta consejera de una compañía biotecnológica que trabaja en nuevos medicamentos, enfocados no en la obesidad sino en trastornos que causan delgadez excesiva, tal como la anorexia. "El bloqueo de receptores podría prevenir la pérdida de peso", argumentó.

Trabajar con la melanocortina podría tener implicaciones mucho más amplias, sostuvo Elmquist. La serotonina está involucrada con varios trastornos psiquiátricos, incluyendo la adicción y la depresión, y opera mediante las vías de la melanocortina, señaló.

Qué hacer

Para conocer más sobre el fen-phen y otros medicamentos dietéticos de la Administración Federal de Drogas y Alimentos o la Asociación Americana del Corazón

Fuentes: Joel Elmquist, Ph.D., profesor asociado, endocrinología y medicina, Escuela Médica de Harvard, Boston: Roger Cone, científico titular, Oregon Health and Science University, Portland; 26 de julio de 2002, "Science"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined