See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los niveles de insulina podrían dictar el éxito de una dieta

Estudio halla que las personas que segregan más de la hormona se benefician de un plan con menos carbohidratos y más grasa

MARTES 15 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Una dieta ligeramente más rica en grasa y más baja en carbohidratos procesados, como los cereales refinados, el plan blanco y el azúcar blanca, podría ayudar a quienes segregan insulina en niveles altos a perder más peso que una dieta baja en grasa y más rica en carbohidratos.

Esa es la conclusión de un estudio reciente que podría ayudar a explicar por qué el índice de producción de insulina de una persona, y no su dedicación a la dieta puede determinar su éxito en la pérdida de peso.

En el estudio, los que tenían mayores niveles de insulina perdieron cinco veces más peso en el plan bajo en carbohidratos que el de bajo en grasa, pues perdieron 12.8 libras (%.8 kg) en 18 meses, en comparación con apenas 2.6 libras (1.2 kg).

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 16 de mayo del Journal of the American Medical Association.

Cara Ebbeling, codirectora de investigación sobre la obesidad del Hospital infantil de Boston y sus colegas le dieron seguimiento a 73 adultos jóvenes obesos entre los 18 y los 35 durante una intervención de seis meses y luego durante un seguimiento de doce meses. Querían observar las diferencias individuales en la secreción de insulina para determinar si distintos planes de ejercicio funcionaban mejor, según los niveles de insulina de una persona. La insulina es una hormona que convierte la glucosa de la sangre en energía para las células.

La pregunta clave, según Ebbeling, fue "por qué algunas personas tienen éxito en las dietas bajas en grasa y otras no. Esa pregunta la oímos todo el tiempo. La explicación habitual es que algunas personas están más motivadas que otras".

Pero podría ser más que sólo motivación, según sugiere su investigación. "La biología ofrece otra explicación de por qué algunas personas tienen éxito con una dieta convencional baja en grasas y otras no", sostuvo.

Las diferencias en la secreción de insulina son al menos parte de la razón por la que algunas personas que tienen exceso de peso no tienen éxito con las dietas bajas en grasa, aseguró Ebbeling.

Para el estudio, la mitad de los participantes siguió una dieta que consistía en 55 por ciento de carbohidratos y 20 por ciento de grasa. La otra mitad llevó una dieta de 40 por ciento de carbohidratos y 35 por ciento de grasa. Al comienzo del estudio, los investigadores midieron los niveles de insulina en la sangre de los participantes luego de recibir una dosis oral de 75 gramos de glucosa.

En general, no se hallaron diferencias en la pérdida de peso entre el grupo de carbohidratos más bajos y en el bajo en grasa.

Sin embargo, aquellos que tenían niveles de insulina superiores al promedio perdieron más peso en la dieta baja en carbohidratos, 12.8 libras (5.8 kg) a los 18 meses que los de la dieta baja en grasas 2.6 libras (1.2 kg) a los 18 meses.

El plan bajo en carbohidratos también mejoró el colesterol de lipoproteína de alta densidad o HDL, el llamado colesterol bueno, y los triglicéridos, más que la dieta más rica en carbohidratos y baja en grasas. Sin embargo, la dieta baja en grasa mejoró el llamado colesterol malo (LDL) más que el plan más bajo en carbohidratos.

A las personas que tienen exceso de peso y no pueden perder peso o lo recuperan si llevan una dieta tradicional baja en grasas les podría ir mejor con una dieta de carga glucémica más baja, sostuvo Ebbeling.

La razón exacta se desconoce, advirtió.

Una dieta de carga glucémica más baja enfatiza los carbohidratos con un índice glucémico bajo. El término índice glucémico bajo se refiere a la calidad de los carbohidratos y a su velocidad de absorción. Los alimentos que tienen un índice glucémico bajo se absorben más lentamente, lo que mantiene más estables los niveles de insulina, aseguró.

Para llevar una dieta de carga glucémica baja, evite alimentos como el pan blanco, el cereal refinado, las galletas y las bebidas azucaradas, recomendó Ebbeling. En cambio, concéntrese en las frutas, las verduras, las legumbres y los granos mínimamente procesados, recomendó.

Lona Sandon, vocera de la American Dietetic Association y profesora asistente de nutrición clínica del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, aseguró que "este estudio consolida lo que los expertos ya creían o sabían de manera anecdótica".

Una advertencia, agregó, es que mucha gente no tiene ni idea de que segrega más insulina de lo normal. "Sólo por tener exceso de peso, esto no implica necesariamente que usted esté produciendo niveles más altos de insulina", dijo.

Ebbeling aseguró que los que quieran conocer sus niveles de producción de insulina pueden pedirle a su médico una prueba oral de tolerancia a la glucosa.

Más información

Para más información sobre la alimentación saludable, visite la American Dietetic Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Cara Ebbeling, Ph.D., director of obesity research, Childrens Hospital Boston; Lona Sandon, assistant professor of clinical nutrition, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; May 16, 2007, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.