Perder peso mejora la vida sexual

Según un estudio, para los obesos, perder peso puede tener recompensas románticas

LUNES 17 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que una pérdida sustancial de peso podría significar grandes mejoras en la cama.

De acuerdo con investigadores de los EE.UU., los individuos obesos que adelgazaron disfrutaron de mejoras en su vida sexual, además de sentirse más saludables.

"Nuestro objetivo fue comprender lo que consideramos que es un aspecto importante, pero poco estudiado, de la obesidad: la calidad de la vida sexual", afirmó el investigador principal Martin Binks, director de salud conductual del Centro de Dieta y Bienestar Físico de la Universidad de Duke en Durham, N.C.

El informe fue presentado el lunes en la reunión anual de la Obesity Society en Vancouver, Columbia Británica, Canadá.

Las investigaciones anteriores del equipo de Binks sugerían que las personas obesas experimentaban índices de dificultad significativamente altos en la calidad de sus vidas sexuales. Sin embargo, "se sabe poco acerca del impacto de la pérdida de peso sobre estos factores", apuntaron los investigadores.

En su estudio, Binks y sus colegas examinaron los datos de la calidad de la vida sexual de un ensayo sobre pérdida de peso. En el estudio participaron 161 mujeres obesas y 26 hombres obesos. Se recolectaron datos cada tres meses durante dos años. Para medir la calidad de la vida sexual, los investigadores usaron ítems de un cuestionario estandarizado llamado Impacto del Peso en la Calidad de Vida.

Entre los factores cubiertos por la encuesta se encontraban sentirse sexualmente inatractivo, falta de deseo sexual, mostrarse reacio a ser visto desnudo, dificultad con el funcionamiento sexual, evitación de los encuentros sexuales y falta de disfrute de la actividad sexual.

En promedio, las personas del estudio perdieron el 13 por ciento de su peso corporal inicial durante los dos años del estudio, señaló Binks.

"Al principio del ensayo, tanto los hombres como las mujeres participantes indicaron que experimentaban dificultad significativa en todas las áreas de la calidad de su vida sexual", anotó.

Binks afirmó que las mujeres reportaron más dificultad que los hombres. "Para las mujeres, no desear ser vistas sin ropa y no disfrutar de la actividad sexual era particularmente problemático", dijo.

Sin embargo, las vidas sexuales tanto de hombres como de mujeres mejoraron sustancialmente a medida que las libras desaparecían.

"Las mejoras en la calidad de la vida sexual se relacionaron directamente con la pérdida de peso y parecían alcanzar su máximo en una pérdida de alrededor del 12 por ciento", explicó Binks.

El sesenta y siete por ciento de las mujeres afirmaron sentirse sexualmente inatractivas al inicio del estudio. "Esa prevalencia bajó al 26.4 por ciento luego de un año, y se mantuvo estable", afirmó Binks. "No desear ser vista desnuda bajó de 62.7 por ciento a 32.3 por ciento", añadió. Hubo reducciones similares en las demás áreas, apuntó Binks.

Si bien hubo mejoras similares entre los hombres, había muy pocos hombres en el estudio para poder sacar conclusiones definitivas, apuntó Binks. Para los hombres, no querer que los vieran desnudos y no disfrutar de la actividad sexual eran los dos problemas más importantes, justo como para las mujeres.

"Una reducción del peso del 10 por ciento mejora significativamente la mayoría de problemas de salud", concluyó Binks. "Parece que la calidad de la vida sexual mejora de manera similar que [los otros] problemas relacionados al peso".

Una experta concuerda en que cómo se sienta el individuo sobre su cuerpo es clave para su bienestar sexual.

"La imagen corporal es una gran parte de la sexualidad", señaló Lona Sandon, vocera de la American Dietetic Association y profesora asistente de nutrición clínica del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas.

"Si uno no se siente cómodo con su cuerpo tal como es, es probable que no se sienta cómodo compartiéndolo con alguien más", añadió Sandon. "Perder peso podría ayudar a darle a una persona una visión más positiva sobre su cuerpo. El ejercicio regular y comer saludablemente también puede ayudar a mejorar la imagen corporal, incluso sin la pérdida de peso".

Más información

Para averiguar más sobre la obesidad, diríjase al National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Martin Binks, PhD, director, behavior health, Duke University Diet and Fitness Center, Durham, N.C.; Lona Sandon, M.Ed., R.D.; spokeswoman, American Dietetic Association, and assistant professor, clinical nutrition, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Oct. 17, 2005, presentation, NAASO, The Obesity Society's annual meeting, Vancouver, British Columbia, Canada
Consumer News in Spanish