See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Reduzca la 'densidad energética' de su dieta y pierda peso

Un estudio encuentra que comer más alimentos como sopas, frutas y verduras es la clave

MIÉRCOLES 9 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- ¿Desea perder peso? Un nuevo estudio sugiere concentrarse en reducir la "densidad energética" de su dieta.

En términos sencillos, eso significa consumir alimentos que contengan mucha agua y relativamente pocas calorías por porción, como frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa. Además, ese método puede ayudarle a perder más peso que si no comiera esos alimentos. Y si usted reduce la densidad energética de su dieta, en realidad podrá comer más, por lo menos en volumen, aseguraron los autores del estudio.

"La densidad energética de los alimentos se refiere a las calorías por gramo", explicó Barbara Rolls, profesora de ciencias de la nutrición de la Universidad Estatal de Pensilvania y coautora del estudio.

"La densidad energética va de cero a nueve", dijo Rolls, quien añadió que el agua tiene una densidad cero, mientras que la grasa, que tiene 9 calorías por gramo, tiene una densidad de nueve.

Las frutas, las verduras, los alimentos bajos en grasa y los alimentos ricos en agua como las sopas tienen una baja densidad energética, apuntó.

El consejo dietético simplificado que se deriva del estudio es "Aumentar el contenido de agua de los alimentos y disminuir el contenido graso", afirmó Rolls. Esta premisa es el núcleo de su método dietético, llamado dieta volumétrica.

En el estudio, Rolls y sus colegas estudiaron los efectos de una intervención de seis meses para la dieta y la pérdida de peso en 658 adultos sanos. Entre ellos había hombres y mujeres de edad promedio de 50. El índice de masa corporal (IMC) promedio, una proporción entre la estatura y el peso, era de 33.6, lo que se define como obesidad.

Un grupo recibió una sola sesión de asesoría dietética y cada uno de los otros dos recibió 18 sesiones. A los sujetos que recibieron la asesoría se les dijo que aumentaran la actividad física y redujeran su ingesta energética o se les dio ese consejo más asesoría sobre una dieta especial conocida como DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension o Métodos dietéticos para detener la hipertensión), que enfatiza el consumo de frutas, verduras y lácteos bajos en grasa.

Los tres grupos perdieron peso. A continuación, los investigadores deseaban ver el efecto exacto de reducir la densidad energética sobre la pérdida de peso. Entonces, combinaron los tres grupos y analizaron su pérdida de peso en relación con cuánto redujeron su densidad energética. Los que tuvieron la mayor reducción en la densidad energética perdieron más peso (casi 13 libras ó 6 kilos, durante seis meses) frente a los que redujeron menos su densidad energética, que perdieron unas 5 libras, poco más de 2 kilos.

"Los que comieron la dieta con menor densidad energética podían comer 300 gramos más de comida al día", apuntó Rolls. Eso equivale a 10.5 onzas más de comida al día.

Los hallazgos aparecen en la edición de mayo del American Journal of Clinical Nutrition.

Los resultados tienen mucho sentido, afirmó Cathy Nonas, directora de los programas de diabetes y obesidad del Hospital General Norte y profesora clínica asistente de medicina en la Escuela de medicina Mount Sinai, ambos en Nueva York.

Reducir la densidad energética de la dieta no sólo reduce las calorías en general, sino que aumenta el valor nutricional de la dieta, aseguró Nonas. Sin embargo, hay una única desventaja. "Ese tipo de alimentos también tienden a ser los más caros", lo que presenta un dilema de salud pública para los proveedores de atención de salud que tratan de ayudar a las personas de todos los niveles de ingresos a alcanzar un peso saludable.

La sugerencia de Nonas para reducir la densidad energética es "reduzca a la mitad la cantidad de pasta que come y duplique o triplique las verduras. En un restaurante, pida verduras adicionales". O elija sopa de tomate como entrada.

Reducir la densidad energética es una de las sugerencias de las Directrices dietéticas de 2005 para los estadounidenses del gobierno federal, anotaron Rolls y Nonas.

Más información

Para más información sobre las directrices dietéticas apropiadas, visite el Departamento de agricultura de los EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Barbara Rolls, Ph.D., professor of nutritional sciences, Pennsylvania State University, University Park, Pa.; Cathy Nonas, R.D., director of diabetes and obesity programs, North General Hospital, and assistant clinical professor of medicine at Mount Sinai School of Medicine, both in New York City; May 2007, American Journal of Clinical Nutrition
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.