See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Muchos estudios sobre dieta carecen de datos básicos

Estudio halla que la gran mayoría no describe a los participantes con exactitud, lo que afecta los resultados

VIERNES 25 de febrero (HealthDay News/HispaniCare) -- Los estudios científicos que avalan la efectividad de ciertos tipos de dieta a menudo dejan fuera factores fundamentales que pueden afectar los resultados, según plantea un nuevo análisis a cientos de estos tipos de estudio.

Muchos de los informes omiten detalles atenuantes fundamentales sobre los seguidores de dietas en sí mismos, aspectos tales como uso de medicamentos, estado de salud, etnicidad e incluso la edad.

"No esperábamos una calidad tan deficiente al reportar", afirmó Cheryl Gibson, autora del estudio y profesora asociada de investigación de medicina del Centro Médico de la Universidad de Kansas.

Su equipo publicó los hallazgos en la edición del 22 de febrero de Biomed Central Medical Research Methodology.

Los estudios sobre la pérdida de peso son abundantes, dado que 97 millones de adultos en los Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos, enfatizó Gibson. Para frenar la epidemia de la obesidad, muchas investigaciones se centran en el papel de la dieta, los ejercicios o los genes para mantener un peso saludable.

"Deseábamos analizar la calidad de los reportes de esos estudios que evaluaron la dieta y el ejercicio para la pérdida de peso", indicó Gibson.

Para hacerlo, Gibson y sus colegas analizaron 231 artículos de publicaciones médicas que se centraban en los efectos de la pérdida de peso para los individuos obesos de regímenes que incluían una dieta restrictiva, una dieta restrictiva más una mayor actividad física, o sólo ejercicio. También observaron los estudios cuyos principales puntos finales incluían cambios en la composición corporal, distribución de la grasa, metabolismo y ejercicio aeróbico. Los estudios fueron publicados entre 1966 y 2003.

El equipo de Gibson observó de cerca cómo los artículos reportaban las características físicas, de antecedentes y de salud de los participantes de los estudios. Cómo guía, usaron la Consolidación del Estándar de Características de Reportes de Ensayos (CONSORT, por sus siglas en inglés). Esta es una lista de 21 elementos diferentes considerados esenciales para que un estudio sea validado por expertos y editores de publicaciones médicas.

El equipo de Gibson se centró especialmente en la edad, el género, información de salud general, uso de medicamentos (aparte de los medicamentos utilizados para controlar el peso), etnicidad, estatus menopáusico de las participantes femeninas.

Sus hallazgos: El 92 por ciento de los estudios no informó sobre el uso de medicamentos, mientras que el 34 por ciento ignoró el estado de salud de las personas. No se mencionó la etnicidad en un 86 por ciento de los estudios; hubo una omisión de la edad en el 11 por ciento de los mismos.

El ocho por ciento de los estudios no aclaraba si la mujer era pre o post menopáusica; el 4 por ciento no diferenciaba a los hombres de las mujeres cuando reportaba los resultados.

Además de carecer de detalles sobre etnicidad y otros factores, Gibson halló que el tamaño final de la muestra del estudio a menudo no aparecía en la lista, lo que dificultaba la determinación del índice de deserción de la dieta.

La omisión de datos como éstos es importante, concluyeron los autores del estudio, porque "un informe inadecuado puede crear dificultades de interpretación, y conducir a resultados parcializados".

"Como investigadores necesitamos hacer un mejor trabajo a la hora de reportar sobre nuestros estudios", declaró Gibson. "Para que otros investigadores repliquen un estudio, tiene que haber más atención a los detalles para aumentar la calidad de los reportes sobre los ensayos". Replicar los estudios ayuda a los investigadores a demostrar que un método, propuesta o medicamento particular realmente funciona.

Un experto tomó las conclusiones del estudio como una llamada para realizar un mejor trabajo.

"Señala un buen punto", afirmó el Dr. Michael Dansinger, director de investigación sobre la obesidad para el laboratorio de investigación de la arterosclerosis en el Centro Médico Tufts-New England en Boston. "Tenemos brechas que llenar en cuanto a los reportes sobre los estudios de investigación relacionados con la obesidad y debemos tomar su trabajo con la mente abierta y un esfuerzo por mejorar".

"Mediante la identificación de estas brechas, podemos determinar las áreas que necesitan mejorar", indicó.

Más información

Para consejos sobre cómo perder peso saludablemente, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Michael L. Dansinger, M.D., director, obesity research, Atherosclerosis Research Lab, Tufts-New England Medical Center, Boston; Cheryl Gibson, Ph.D., research associate professor, medicine, University of Kansas School of Medicine, Kansas City, Kan.; Feb. 22, 2005, Biomed Central Medical Research Methodology
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined