See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Medicamento contra acidez puede disminuir complicación de trastorno alimentario

Inhibidor de bombeo de protones ayuda a restaurar el balance del metabolismo

Jueves, 10 de enero (HealthDayNews) -- Una familia de medicamentos potentes contra la acidez puede prevenir complicaciones metabólicas normales en pacientes con bulimia o anorexia severa, informaron investigadores japoneses.

Algunas personas con trastornos alimentarios sufren de graves desbalances de electrolitos, moléculas vitales que incluyen sodio y potasio debido a que el vómito y la inanición los fuerza a vivir a costa de sus músculos. Sin embargo, los investigadores en Fukushima, Japón, indicaron que corrigieron esta complicación en una paciente femenina suministrándole el medicamento lansoprazole, que pertenece a una familia de compuestos llamados inhibidores de bombeo de protones, que reduce la acidez estomacal.

El Dr. Harry A. Brandt, director de los Centros para Trastornos Alimentarios dijo que los medicamentos podrían ayudar a los pacientes con alteraciones de electrolitos. Sin embargo, manifestó, aunque es importante corregir estas complicaciones, tratar el trastorno mental subyacente lo es más.

"Creo que la meta principal en el tratamiento de la anorexia sería corregir el disturbio de comportamiento o [los pacientes] podrían pasar por alto" la otra terapia, y continuar vomitando y pasando hambre, comentó Brandt.

Un 1 por ciento estimado de las jóvenes estadounidenses sufren de anorexia nervosa, y de 2 a 3 por ciento padecen de bulimia, según la Oficina de Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Ambas condiciones también ocurren en los hombres, aunque con menos frecuencia.

Brandt dijo que un "porcentaje muy alto" de pacientes desarrolla un desequilibrio de electrolitos, que es la causa principal de muerte asociada con trastornos alimentarios. Gracias a tratamientos mejorados para estas alteraciones, el índice de fatalidad entre anoréxicos y bulímicos ha disminuido de aproximadamente 16 por ciento a finales de 1980 a entre 5 y 7 por ciento en años recientes.

"Podemos únicamente ir hasta aquí, y si no se mantiene todo en balance, boom, entonces es cuando comenzamos a perder pacientes", explicó.

El más reciente informe aparece con una carta investigativa en la edición de hoy de "New England Journal of Medicine".

La mujer, de 32 años, había sido hospitalizada por una pérdida de peso profunda luego de cuatro años de vómito autoinducido, una característica principal de la bulimia, y un historial de tres años de anorexia. Medía 5 pies con 3 pulgadas (1.6 metros con 13 centímetros) y pesaba escasamente 72 libras (37 kg) cuando fue admitida. La mujer también tenía hipocaliemia o bajos niveles de potasio en la sangre, que pueden conducir a problemas cardiacos fatales.

Debido al potasio disminuido, la paciente no tenía un funcionamiento cardiaco saludable. Su orina también era irregularmente rica en partículas cargadas negativamente, o aniones, debido a la constante descarga de ácido gástrico con moléculas cargadas positivamente que neutralizaría normalmente el líquido.

Los doctores primero administraron suplementos de potasio, pero debido a que la mujer continuó vomitando, no pudieron corregir el desbalance. Entonces comenzaron con 15 miligramos al día de lansoprazole, que se vende como Prevacid por TAP Pharmaceutical Products.

Una vez estuvo con el inhibidor de bombeo de protones, los indicadores metabólicos de la paciente mejoraron, aunque continuó induciendo su vómito. Durante un año de monitoreo, sus niveles de potasio eran estables y normales, indicaron los investigadores.

"A pesar de que el tratamiento del trastorno psiquiátrico subyacente es de gran importancia, la terapia con un inhibidor de protones puede ser útil para mejorar [los disturbios metabólicos] en algunos pacientes con anorexia nerviosa y bulimia nerviosa", escribieron los autores.

El Dr. David Garth, un doctor de sala de emergencias en Mary Washington Hospital en Fredericksburg, Virginia, quien ha estudiado el tratamiento de hipocaliemia, dijo que no está al tanto de que los doctores en los Estados Unidos utilicen medicamentos de bombeo de protones para nivelar los trastornos metabólicos. "Pero eso no implica que no se ha realizado", añadió.

Un inconveniente con los compuestos, recalcó Garth, es que son mucho más caros que el cloruro de potasio, el tratamiento típico para la condición. Por otro lado, apuntó, el inhibidor de bombeo de protones puede ser más suave para el estómago que el otro medicamento, que puede provocar náuseas y dolores de estómago.

Qué hacer

Para más sobre los trastornos alimentarios, visita los Centros de Trastornos Alimentarios o la Organización Nacional de Trastornos Alimentarios.

También puedes visitar la Oficina sobre Salud de la Mujer.

Fuentes: entrevistas con Harry A. Brandt, M.D., director, Centros para Trastornos Alimentarios, y psiquiatra, St. Joseph Medical Center, Towson, Md.; David Garth, M.D., doctor de sala de emergencia, Mary Washington Hospital, Fredericksburg, Va.; "New England Journal of Medicine", 10 de enero de 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined