See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Al cocinar al aire libre manténgase seguro

Algunas precauciones sencillas pueden hacer que su día festivo sea divertido y esté libre de preocupaciones

LUNES 4 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Para muchos estadounidenses, el Día del Trabajo marca el final de la temporada para cocinar al aire libre. Pero un creciente número de personas, alrededor de la mitad, señala que cocina al aire libre todo el año, según el Departamento de Agricultura de los EE.UU (USDA, por sus siglas en inglés).

Pero ya sea que usted cocine bajo el cálido sol de septiembre o durante una nevada en febrero, necesita seguir pautas de seguridad para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos. El USDA ofrece esta recomendación:

  • Cuando compre carnes rojas o de aves de corral, llévelas del supermercado a la casa directamente. Cuando llegue a su casa, póngala en la nevera de inmediato. Debe congelar la carne de ave o carne molida que no vaya a utilizar en el plazo de uno o dos días. Otros tipos de carnes deberían congelarse a los cuatro o cinco días.
  • La carne roja o de ave debería descongelarse por completo antes de asarse a la parrilla para que se cocine de manera uniforme. Utilice el refrigerador para una descongelación segura y lenta o descongele los paquetes precintados de carne roja o de ave en agua fría. Usted puede usar el microondas para descongelar las carnes rojas o de ave si va a colocar la carne de manera inmediata sobre la parrilla.
  • Cuando ponga la carne roja o de ave a marinar, hágalo en el refrigerador, y no en el mostrador de la cocina. Si planea usar una parte de la salsa marinada, reserve una porción antes de introducir la carne roja o de ave cruda en la misma. Si planea volver a usar la salsa marinada que ha utilizado en la carne roja o de ave, hierva la salsa para destruir cualquier bacteria peligrosa.
  • Cuando transporte alimentos, procure usar una neverita portátil con suficiente hielo o paquetes de hielo para mantener el alimento a 40 grados Fahrenheit (4.4 Celsius) o menos. Una vez que saque el alimento de la nevera colóquelo de inmediato en la nevera portátil antes de abandonar la casa.
  • Cuando use una nevera portátil, evite su exposición a la luz solar directa. Trate de no abrir la tapa muy a menudo. Ponga las bebidas en otra nevera portátil y los alimentos perecederos en otra.
  • Las carne rojas y de ave deben mantenerse refrigeradas hasta que llegue el momento de cocinarlas. Sólo saque las cantidades que se pondrán de inmediato en la parrilla.
  • Disponga de un buen suministro de utensilios y bandejas limpios. No use la misma bandeja o utensilios para la carne roja o de ave cruda y cocinada. Las bacterias peligrosas que se encuentran en la carne roja o de ave cruda pueden contaminar los alimentos cocinados.
  • Si está lejos de casa, averigüe si hay una fuente de agua potable. Si no es así, lleve agua de su casa para preparar y limpiar los alimentos. O lleve paños limpios y servilletas húmedas para limpiar las superficies y las manos.
  • También, puede precocinar a medias los alimentos en el microondas, horno o estufa para reducir el tiempo de cocción a la parrilla. Procure poner el alimento de manera inmediata sobre la parrilla precalentada para completar su cocción.
  • Las carnes rojas y de ave necesitan cocinarse a una temperatura interna mínima para matar todas las bacterias peligrosas. Utilice un termómetro de cocina para comprobar la temperatura. La carne de res, de ternera, filetes de cordero, la carne asada y las chuletas deben cocinarse al menos a 145 grados F (62.22 Celsius). Las hamburguesas de carne de res molida y todos los cortes de carne de cerdo deben cocinarse a 160 grados F (71.1 Celsius). Todas las carnes de ave deben cocinarse a 165 grados F (73.88 Celsius). Nunca debe dejar para terminar de cocinar más tarde una carne roja o de ave asada a medias a la parrilla.
  • Cuando recaliente las carnes cocinadas, como las salchichas, áselas a 165 grados Fahrenheit (73.88 Celsius) o hasta que le salga vapor.
  • Mantenga los alimentos calientes a alta temperatura, al menos a 140 grados Fahrenheit (60 Celsius) o más, hasta que sean servidos.
  • Las sobras deberían ponerse a refrigerar de inmediato. Tire a la basura cualquier alimento que haya permanecido sin refrigerar más de dos horas (una hora si la temperatura es superior a los 90 grados Fahrenheit o 32 Celsius).

El USDA también ofrece consejos sobre diferentes métodos para cocinar:

  • Ahumar. Consiste en cocinar los alimentos indirectamente sobre el fuego. Puede hacerse en una parrilla cubierta si se coloca una olla de agua debajo de la carne sobre la parrilla o en una estufa para cocinar en exteriores diseñada especialmente para ahumar alimentos. La temperatura dentro de un ahumador debe mantenerse entre 250 grados F y 300 grados F (de 121 a 149 Celsius respectivamente). Utilice un termómetro de cocina para asegurarse que el alimento alcance una temperatura interna segura.
  • Barbacoa a pozo abierto. Este método consiste en cocinar la carne en un hoyo grande a nivel de la tierra. Se enciende un fuego a base de madera dura en el hoyo y se deja arder (cerca de cuatro a seis horas) hasta que el hoyo esté medio lleno de carbón caliente. El proceso de cocción puede durar de 10 a 12 horas. Debe usarse un termómetro de cocina para comprobar el punto de cocción de la carne. Este método de cocina se ve afectado por muchas variables como la temperatura exterior, el tamaño y grosor de la carne, y la cantidad de calor generado por el carbón.

Algunos estudios han sugerido que existe una asociación entre el cáncer y los métodos de cocinar alimentos a altas temperaturas como la parrilla, fritura y asados. Basándonos en la investigación disponible actualmente, ingerir cantidades moderadas de carnes a la parrilla que son cocinadas, sin carbonizar, a una temperatura segura no representa un problema, de acuerdo con el USDA.

Usted puede prevenir la carbonización al eliminar la grasa visible que puede causar llamas en la parrilla. Precocine la carne en el microondas justo antes de ponerla en la parrilla. Esto reducirá la cantidad de jugo que cae sobre la parrilla. Cocine los alimentos en el centro de la parrilla y mueva los trozos de carbón hacia los lados para impedir que la grasa y los jugos caigan sobre ellos. Elimine las áreas chamuscadas de la carne cocinada.

Más información

La U.S. Food and Drug Administration ofrece más consejos sobre cómo cocinar al aire libre con seguridad.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: U.S. Department of Agriculture, news release, August 2006
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.