See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Cuánto comes puede afectar cuánto tiempo vives

Resultados de un estudio de 15 años muestran resultados similares en chimpancés y en humanos

Jueves, 1 de agosto (HealthDayNews) -- Científicos gubernamentales dicen que han completado los pasos comenzados para establecer una relación entre el consumo de alimentos y la longevidad.

El próximo paso podría ser mucho más dramático: Una "píldora" que permitirá comer lo que desees, y aún así mantenerte delgado, saludable y vivir más tiempo. Pero un compuesto milagroso de esa índole se espera en un futuro lejano.

He aquí lo que los científicos han encontrado, según reportado en la edición de mañana de "Science": La búsqueda de una molécula que satisfaría las expectativas proviene de una investigación sobre la dieta y el envejecimiento que comenzó hace 15 años y se está inclinado paulatinamente hacia estudios en humanos, indicó George S. Roth, un científico titular invitado en el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés).

"Hemos sabido durante 70 años que si alimentamos ratas y ratones menos, viven por más tiempo y son más saludables", expuso Roth. "Pero hasta 1987, esto no había sido probado en un animal que viviera más de 15 años. De manera que el primer experimento en monos".

Además, añadió: "Dicho estudio se encuentra ahora en su 15to año, y está demostrando lo que muchos predijeron. Los monos que comen 30 por ciento menos alimento de los normal son más saludables y al parecer envejecen con mayor lentitud, con la mitad del porcentaje de muerte esperado".

Para monitorear la salud de los monos, Roth y sus colegas examinaron tres bioindicadores: temperatura corporal, niveles de insulina en la sangre y niveles sanguíneos de DHEAS, una hormona de la glándula adrenal que resulta ser muy importante en el mantenimiento de la salud y cuya producción disminuye con la edad. Los investigadores han reportado que los monos que viven más tiempo tienen temperatura corporal más baja, niveles más bajos de insulina y niveles más altos de DHEAS.

Ahora están reportando que parece haber el mismo efecto en humanos, específicamente. 700 hombres que participaron en el Estudio Longitudinal del Envejecimiento en Baltimore. El informe de Science no midió el consumo calórico directamente, sino que en su lugar examinó la relación entre los tres bioindicadores utilizados en el estudio de los monos y la longevidad.

"Deseábamos ver cómo los resultados que se destacaron claramente en los monos se traducían a los humanos", manifestó el doctor E. Jeffrey Mettler, un funcionario médico en la división de investigación clínica del NIA y quien conduce el estudio de Baltimore. "Este es nuestro impulso al dar ese paso".

Lo que encontraron en humanos fue lo que ha sido encontrado en los monos: niveles más bajos de insulina, temperatura corporal más baja y niveles más altos de DHEAS están asociados con vidas más prolongadas.

Aunque los resultados son tan tentadores y el vínculo con el consumo calórico tan directo, lo más que Mettler dirá es que: "hay alguna evidencia de que la idea podría no ser totalmente errónea".

Lo que está claro, agregó, es que los resultados apoyan el punto de vista acogido de que "estar en sobrepeso no es saludable"; un dato importante ya que los estudios demuestra que 60 por ciento de los estadounidenses están en sobrepeso.

Además Roth señaló que aunque los monos, y probablemente también las personas, se benefician de la restricción calórica, reconoció que la mayoría de las personas no estaría dispuestas o no serían capacesde reducir su consumo calórico en un 30 por ciento. (El hombre estadounidense promedio consume entre 2,100 y 3,000 calorías al día; ya que las mujeres pesan menos, su consumo es 25 por ciento menor).

Lo cual produce la píldora dietética, algo que "imita los efectos de restricción calórica sin tener que hacer dieta", indicó Roth. "Es un compuesto parecido a la glucosa que trabaja inhibiendo la enzima que asimila la glucosa, aunque no tanto como es asimilada en la grasa".

El estudio animal con el compuesto, deoxiglucosa 2, mostró ser eficaz en roedores, sostuvo Roth.

"Pero no recomendaríamos a las personas tomarlo", añadió. "Existe una puerta muy estrecha entre la dosis eficaz y una dosis tóxica".

Así que la búsqueda es para una molécula que tendría el mismo efecto sin ser peligrosa.

"Creemos que podremos encontrar otros compuestos naturales que hagan los mismo", indicó Roth. "Hay muchos compuestos que se pueden examinar".

Qué hacer

Hasta que la píldora dietética perfecta se produzca, podrías obtener ayuda en aplacar el impulso de devorar la comida, leyendo sobre la Iniciativa de Educación de la Obesidad del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre. Y aquí encuentras unos cuantos consejos para preparar comidas más saludables

Fuentes: George S. Roth, Ph.D., científico titular invitado, y E. Jeffrey Mettler. M.D., funcionario médico, división de investigación clínica, Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, Baltimore; 2 de agosto de 2002, "Science"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined