See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Dieta alta en proteína no debilitará los huesos

Siempre y cuando tomes suplementos de calcio y vitamina D con ella, indica estudio

Lunes, 25 de marzo (HealthDayNews) -- En el continuo debate sobre un vínculo de una dieta alta en proteína con la salud ósea renace un nuevo estudio que, cuando se une con el calcio adecuado y la vitamina D, la proteína puede realmente ser buena para los huesos.

Durante años, los científicos han teorizados que una dieta alta en proteína podría incrementar el riesgo de pérdida de calcio.

Pero en una investigación reportada hoy en la "American Journal of Clinical Nutrition", los doctores indicaron que las personas mayores quienes ingieren una dieta alta en proteína animal o vegetal y tomaban suplementos de calcio y vitamina D aumentaban significativamente su densidad ósea. Se desempeñaron mejor que quienes ingerían una dieta baja en proteína y tomaban los mismos suplementos o quienes no tomaban suplementos en lo absoluto.

"Evaluamos el consumo de proteína de todos los participantes, y los dividimos en tres grupos bajo, mediano y alto. Y nuestros hallazgos fueron que mientras más alto era el consumo de proteína, mejor cambia la densidad ósea si se estaba en el grupo de suplemento de calcio", indicó la autora del estudio doctora Beth Dawson-Hughes, científica de Tufts University.

Sin embargo, en el grupo control, la cantidad más alta de proteína no tenía un efecto positivo. De hecho, Dawson-Hughes considera que a mayor consumo de proteína sin beneficio de suplemento de calcio, mayor era la tendencia hacia la pérdida de densidad ósea, aunque esa pérdida no fue considerada significativa.

Ella enfatizó que su investigación no concluyó que una dieta alta en proteína sin calcio incremente el riesgo de pérdida ósea. En su lugar, expuso, sugiere que la "posibilidad de consumir más proteína puede ayudar a los huesos, siempre y cuando se lleve a cabo los requerimientos de calcio".

Para la endocrinóloga doctora Loren Wissner Greene, el hallazgo es intrigante, en parte porque la pasada investigación ha demostrado que dietas altas en proteína puede perjudicar la salud ósea, mayormente al incrementar el índice de excreción de calcio urinario e interferir con la absorción de calcio en los intestinos.

Pero este estudio propone la idea de que incluso si la proteína tiene un efecto negativo en los huesos, puedes no sólo sobrepasar esto al añadirle el calcio y la vitamina D adecuadas, pero trabajando en colaboración, estos nutrientes pueden incluso causar que la proteína dé un giro y se convierta en un componente útil.

La más reciente investigación, un experimento controlado con placebo, realizado al azar, involucró 342 hombres y mujeres saludables mayores de 65 años. Se suministró a cada cual un suplemento que contenía 500 miligramos de calcio y vitamina D adecuada para la absorción o un placebo, que tomaban a diario durante tres semanas.

Al comienzo del estudio, y a lo largo de seis meses de intervalos, los investigadores midieron la densidad ósea de los participantes, utilizando un sistema conocido como absorciometría de energía dual por rayos x. Se tomaron las medidas de varios puntos en el cuerpo, incluyendo el cuello y la espina dorsal.

A mitad del estudio, los investigadores también entregaron un cuestionario para determinar el consumo de alimentos ricos en calcio y altos en proteína.

Sólo en la conclusión del estudio los investigadores encontraron quién estaba tomando los suplementos de calcio y quién no. Entonces, llevaron la cuenta de los cuestionarios de alimentación para determinar la cantidad de la proteína que cada persona consumía, así como su nivel de calcio dietético.

De esto desarrollaron los siguientes subgrupos: consumo bajo, mediano y alto en proteína, con un promedio de 870 miligramos de calcio dietético diario; y un consumo bajo, mediano y alto en proteína con un promedio de 1,300 miligramos de calcio diario con una cantidad adecuada de vitamina D.

Luego hacer ajustes en cuanto a la edad, el sexo, el peso y el consumo total de calorías, determinaron que todos aquellos en la dieta de proteínas quienes tomaron suplementos de calcio y vitamina D vieron efectos positivos en la salud ósea. Aquellos quienes comían más proteínas reflejaron los efectos más dramáticos, particularmente en las medidas de densidad ósea del cuello.

Por comparación, aquellos quienes no tiene suplementos mineral / vitamina casi no mostraron cambios positivos en la densidad de masa ósea, sin importar cuánto aumentó su consumo de proteína.

De hecho, indicó Dawson-Hughes, hubo alguna evidencia en demostrar que cuando se consumía mayores cantidades de proteína sin los beneficios del calcio y la vitamina D, sufría la salud ósea. Lo que es importante señalar, añadió, es que incluso en el grupo que consumía la mayor cantidad de proteína, el nivel no era usualmente alto, dando un promedio aproximado de 96 gramos al día. La cantidad recomendada de proteína diaria es entre 40 gramos y 60 gramos al día.

Para Wissner Greene, el mensaje es que no te puede ir mal si complementas tu dieta con calcio y vitamina D.

"Sin importar cuánta proteína ingieras, obtener el calcio y la vitamina D adecuados será saludable para tus huesos", indicó.

Qué hacer

Para aprender más acerca de la salud ósea, visita La Fundación de Nutrición Británica.

Para una prueba divertida sobre el cociente intelectual de calcio visita La Asociación de Profesionales Reproductivos.

FUENTES: Beth Dawson-Hughes, M.D., científico titular y jefe, Laboratorio de Metabolismo Ósea y de Calcio, Jean Mayer USDA HNRCA, Tufts University, Boston; Loren Wissner Greene, M.D., profesora asociada, medicina, Escuela de Medicina de New York University, y codirectora, unidad de densidad ósea, Centro Médico de New York University, ciudad de Nueva York, abril 2002 "American Journal of Clinical Nutrition"
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined