See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El aceite de pescado no arreglará los problemas del ritmo cardiaco anormal, según un estudio

Sin embargo, un experto asegura que comer pescado podría seguir siendo saludable para el corazón

MARTES 13 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Para continuar el debate permanente, un estudio reciente sugiere que los suplementos de aceite de pescado no reducen la incidencia de arritmias cardiacas de gravedad ni el riesgo de muerte relacionado con éstas.

El estudio fue realizado en un grupo de personas de alto riesgo a las que ya se les había implantado desfibriladores, dispositivos que suministran choques eléctricos para estimular al corazón enfermo a que continúe latiendo. El equipo europeo realizó el ensayo porque otros estudios sobre el aceite de pescado para prevenir problemas en dichas personas no habían arrojado resultados concluyentes hasta ahora.

El aceite de pescado es rico en ácidos grasos omega 3, que se sabe que tienen efectos beneficiosos para el corazón. La American Heart Association recomienda ingerir al menos dos comidas con pescado a la semana como medida preventiva.

Sin embargo, el nuevo informe publicado en la edición actual del Journal of the American Medical Association no halló tal efecto protector cuando se trataba de arritmias.

El hallazgo no afecta la recomendación de la AHA, aseguró Alice R. Lichtenstein, profesora de salud pública y medicina familiar de la Escuela de nutrición Friedman de la Universidad Tufts y vicepresidenta del comité de nutrición de la asociación del corazón.

"El estudio no respondió a un aspecto de la relación entre los ácidos grasos omega 3 y las arritmias", advirtió Lichtenstein. "Sin embargo, eso no significa que [los niveles de] pescado y ácidos grasos omega 3 no estén relacionados con el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca".

Las 546 personas que participaron en el estudio claramente habían desarrollado enfermedad cardiaca, pues sus desfibriladores habían sido implantados por taquicardia ventricular maligna o fibrilación ventricular, dos tipos de arritmia potencialmente mortales.

Durante el tratamiento en una de 26 clínicas de cardiología europeas, se pidió a algunos de los pacientes que ingirieran dos gramos diarios de aceite de pescado, mientras otros tomaron un placebo.

Según los investigadores, el índice de mortalidad para los dos grupos fue virtualmente idéntico, pues el 33 por ciento de los que tomaban el placebo y el 30 por ciento de los que tomaban los suplementos murieron durante la realización del estudio.

Los hallazgos "no señalan ninguna evidencia de un efecto protector contundente en la ingesta de ácidos grasos omega 3" para dichos pacientes, según concluyeron los investigadores.

El resultado resultó ser una sorpresa para el Dr. Roger Blumenthal, director del Centro de cardiología preventiva Ciccarone de la Johns Hopkins en Baltimore.

"Teníamos datos de algunos estudios anteriores que mostraron una reducción significativa en los eventos cardiacos", aseguró Blumenthal. "Esperábamos que el estudio mostrara algún beneficio. Sin embargo, todo el propósito de estos ensayos aleatorios es verificar los efectos reportados".

Blumenthal aseguró que el informe "es decepcionante, pero obviamente importante". La esperanza de que los ácidos grasos omega 3 pudieran ayudar a las personas que tienen músculos cardiacos debilitados ha sido descartada, aseguró.

Por su parte, Lichtenstein recalcó que el hallazgo europeo podría bien ser cierto, "aunque hay otras maneras en las que [los ácidos grasos omega 3] se relacionan con un menor riesgo de enfermedad cardiaca que no había sido abordado en este estudio en particular".

Anotó que "los individuos de este estudio no estaban en las mejores condiciones cuando se inició la intervención", aseguró, así que el efecto de los nutrientes sobre individuos más sanos permanece desconocido.

También hay evidencias de que los ácidos grasos omega 3 en sí tienen un efecto beneficioso para el corazón, sostuvo. Comer pescado también reemplaza alimentos en la dieta que tengan grasas saturadas", como las carnes grasosas, "así que hay un efecto de doble dosis", agregó Lichtenstein.

Comer pescado, en lugar de tomar un suplemento, siempre es la mejor manera de lograr beneficios de los ácidos grasos omega 3, agregó. "En este momento, para la población general, no hay suficiente información para corroborar la creencia de que se deban tomar suplementos de aceite de pescado para prevenir la enfermedad cardiovascular", aseguró Lichtenstein.

Más información

Para más información sobre los ácidos grasos omega 3, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Alice H. Lichtenstein, D.Sc., professor, public health and family medicine, Tufts University Friedman School of Nutrition, Boston, and vice chairwoman, Nutrition Committee, American Heart Association; Roger Blumenthal, M.D., director, Johns Hopkins Ciccarone Preventive Cardiology Center, Baltimore; June 14, 2006, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.