Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

El hambre afina las papilas gustativas

Aumenta la capacidad de probar las comidas saladas y dulces

Jueves, 26 de febrero (HealthDayNews) -- Esto probablemente no será buena noticia para las personas que hacen dieta, pero el hambre incrementa la capacidad del gusto de las comidas, según un estudio de la Universidad de Miami en la edición actual de BMC Neuroscience.

El estudio, que reveló que no desayunar aumenta la sensitividad a sabores salados o dulces, indicó que este aumento en el gusto podría ser causado por la sensitividad de los receptores del gusto en la lengua o por un cambio en la forma en que se percibe el estímulo del mismo sabor.

Dieciséis varones no desayunaron y luego probaron soluciones de sal, de azúcar o de quinina de diferentes concentraciones. También se les pidió que clasificaran los líquidos como dulce, salado o amargo. Repitieron la pruebas de gusto una hora luego de que almorzaron.

El estudio encontró que cuando los voluntarios estaban hambrientos, eran más sensitivos a la presencia del azúcar y la sal en las bebidas. Pero el hambre no aumentó la capacidad de detectar lo amargo. Esta diferencia podría deberse a los diferentes roles de los gustos.

Los gustos dulce y salado son indicadores de sustancias comestibles, mientras que un gusto amargo indica una sustancia, posiblemente tóxica que no se debe ingerir.

Más información

La Fundación Nemous tiene más sobre las papilas gustativas.

Fuente: BioMed Central, comunicado noticioso18 de febrero de 2004
Consumer News in Spanish