See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El té ayuda a curar el corazón

El más reciente estudio se añade a la creciente evidencia de que la bebida ayuda al corazón a recuperarse de ataques

Lunes, 6 de mayo (HealthDayNews) Tomadores de té frecuentes tanto los que les gusta negro o verde, caliente o frío son más propensos a sobrevivir de un ataque al corazón que quienes no ingieren la saludable bebida.

Ese es el hallazgo del más reciente estudio sobre una bebida que ha estado en la mirilla científica últimamente.

Los científicos de Boston entrevistaron 1,900 personas luego de sus ataques cardiacos, se le pidió que recordaran su consumo de té cafeinado durante el año antes del ataque.

"Mientras más té tomaban las personas, menor era el índice de muerte", indicó el autor principal doctor Kenneth Mukamal, un profesor auxiliar de medicina en la Escuela Médica de Harvard. Los hallazgos aparecen en la edición de mañana de "Circulation".

El consumo moderado de té, definido en el estudio como dos tazas por semana, se asoció con un 28 por ciento de menor índice de mortandad cuando se comparó con el índice de mortandad de los no tomadores.

Tomadores frecuentes de té, quienes promediaron 19 tazas por semana, se desempeñaron aún mejor: tuvieron un 44 por ciento menor de índice de mortandad que los no tomadores durante un periodo de cuatro años. La edad promedio de los tomadores frecuentes era 63 años, mientras que los tomadores moderados o los no tomadores su edad promedio era 61.

El más reciente estudio sigue a un informe, publicado el pasado mes en la "American Journal of Clinical Nutrition", en el cual investigadores holandeses encontraron que las personas quienes tomaron más de tres tazas de té negro al día tuvieron la mitad de los riesgos de padecer de un ataque al corazón cuando se comparó con los no tomadores y un tercio de riesgo de morir de una ataque al corazón si habían sufrido alguno.

En el estudio más reciente, tomadores de té tenían una taza de mortandad menor luego de sus ataques cardiacos, señaló Mukamal, sin importar su género, edad, estatus de fumador o si tenían presión arterial alta, eran obesos o habían tenido un ataque cardiaco previo. Los investigadores tomaron en cuenta el té verde o negro, si se bebía frío o caliente, pero no la infusión, indicó.

Están seguros de que no era la cafeína en el té lo que hizo la diferencia porque evaluaron el consumo de cafeína en otros alimentos y bebidas consumidos por las personas, pero no encontraron efecto alguno en las tazas de mortandad de ataques cardiacos.

¿Cómo ayuda el té?

Mukamal sospecha que los flavonoides del té, poderosos antioxidantes, ayudan a mejorar la capacidad de los vasos sanguíneos de relajarse. Los flavonoides también evitan que se oxide el tan llamado colesterol malo o LDL, que los expertos creen que puede promover el endurecimiento de las arterias. Las sustancias también pueden evitar que la sangre se coagule demasiado.

"Un estudio como el nuestro por sí sólo no es suficiente para aconsejar a las personas a cambiar sus hábitos [en la dieta]", argumentó Mukamal. No obstante, también dijo que no desalentaría a nadie de tomar té.

"No hay aspectos negativos. Hay muy buena evidencia de que pedir a las personas que tomen té mejora la capacidad de sus vasos sanguíneos para funcionar normalmente, incluyendo la capacidad para relajarse", expresó.

Otros estudios han demostrado que el pobre funcionamiento de las arterias se asocia con un riesgo mayor de padecer de ataques cardiacos subsecuentes, agregó.

Considero que es un estudio estupendo, comentó Jeffrey Blumberg, profesor de nutrición y jefe del Laboratorio de Investigación de Antioxidantes en Jean Mayer, Centro sobre el Envejecimiento para la Investigación de Nutrición Humana de la USDA (siglas en inglés para el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos).

Además dijo, ya "tenemos un cuerpo de evidencia que indica que las personas quienes toman té son menos propensas a enfermarse del corazón". El estudio de Mukamal sugiere que las personas quienes ya padecen de cardiopatía pueden aprovecharse de los beneficios del té.

"Añadir té a tu dieta ciertamente no es perjudicial", expuso Blumberg. "No contiene calorías y tiene todos esos flavonoides. Y puede ser un sustituto [más saludable] de otras bebidas que sabemos que no contienen esas sustancias tales como el café o la soda".

Sin embargo, añadió que los pacientes cardiacos no deben pensar que pueden tomar té y olvidar otros aspectos de su dieta. "No es una panacea", dijo.

"Con cada estudio como éste, me torno más confiado de que los efectos del té son reales", indicó.

Qué hacer

Para más sobre la salud cardiaca, visita la Asociación Americana del Corazón.

Para más información sobre el té, puedes visitar la Asociación de Té de los EE.UU.

FUENTES: Kenneth Mukamal, M.D., profesor auxiliar, medicina, Escuela Medica Harvard, médico administrativo, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston; Jeffrey Blumberg, Ph.D., profesor, nutrición, y jefe, Laboratorio de Investigación de Antioxidantes, Jean Mayer, Centro sobre el Envejecimiento para la Investigación de Nutrición Humana de la USDA, Tufts University, Boston; 7 de mayo de 2002, "Circulation"
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.