See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

FDA propone reducir los niveles de plomo en los dulces

Nuevas directrices son un llamado a una reducción de cinco veces en las cantidades residuales aceptables

JUEVES 22 de diciembre (HealthDay News) -- Funcionarios sanitarios federales han propuesto nuevas directrices para reducir aún más los niveles residuales de plomo presentes en algunos dulces.

El nivel guía propuesto es de 0.1 partes por millón (ppm) de plomo. El nivel anterior era de 0.5 ppm para productos de confitería que fuesen propensos a ser consumidos con frecuencia por niños.

"El efecto será de una reducción de cinco veces el nivel actual", aseguró Michael Kashtock, asesor principal de seguridad de productos vegetales de la Oficina de alimentos vegetales y lácteos del Centro para la seguridad de los alimentos y la nutrición aplicada de la U.S. Food and Drug Administration.

"Creemos que estos pasos reducirán aún más un riesgo que ya es mínimo en la exposición al plomo proveniente de los dulces", aseguró Kashtock en una conferencia de prensa el jueves.

El anuncio de la agencia siguió al examen de ciertos tipos de productos de confitería mexicanos que mostraron niveles de plomo significativamente superiores a los permitidos actualmente en los EE.UU.

El envenenamiento por plomo se relaciona con problemas del comportamiento y del aprendizaje en los niños, y además puede causar convulsiones y hasta la muerte. El riesgo es mayor en niños de seis años o menos.

La mayoría de los dulces nacionales e importados ya tienen niveles de plomo de 0.1 ppm o menos. Ciertos dulces importados de México, sin embargo, contienen niveles mayores, aparentemente como resultado de ingredientes como chile en polvo y sal.

Entre éstos se encuentran chupetas recubiertas con chile y mezclas de refrigerios en polvo con una mezcla de sal, sabor a limón y chile en polvo, aseguró la FDA.

Kashtock se negó a identificar cuáles dulces específicos estaban en riesgo. Sin embargo, la FDA sí identificó varios tipos de dulces cuya entrada a los EE.UU. fue prohibida:

  • Chupetas de tamarindo de Candy Pop de Guadalajara, México;
  • Chupetas de Carmen Patricia Guzmán de Mexicali, México;
  • Dulces Chaca de la Industria Dulcera de Morelia, México;
  • Dulces de tamarindo en recipientes de cerámica de Margarita Guiltron Ramírez de Guadalajara, México;
  • Dulces de lentejas con sabor a chocolate de Montes y Cía. de Poncitlán, México;
  • Y dulce de eucalipto y menta de Storck Products, Inc. de Manila, Filipinas, que fue despachado por dos empresas filipinas, CPMulti-Commodities Corp. y Pacific Isles International Trading, Inc.

Kashtock agregó que los funcionarios sanitarios sabían de los niveles elevados de algunos dulces desde hace tiempo pero no habían hecho nada al respecto porque "necesitaban averiguar de dónde provenía el plomo". Los culpables resultaron siendo ingredientes como el chile y la sal.

Es imposible de evitar que haya ciertas cantidades de plomo en los alimentos como los dulces porque el azúcar, por ejemplo, contiene plomo, explicó Kashtock.

Sin embargo, con estas directrices, la FDA espera que los fabricantes mexicanos "tomen medidas adicionales en el proceso del chile y la sal para reducir la aparición prevenible de plomo", agregó.

Las directrices, sin embargo, son simplemente eso, directrices. Debido a que no son regulaciones, los parámetros de implementación no son claros.

La FDA tiende a evaluar los dulces de acuerdo con su "potencial de consumo". A un tipo de dulce que no se consuma con frecuencia pero que contenga más de 0.1 ppm de plomo se le permitiría su comercialización. Aquéllos con niveles superiores que consuman los niños con mayor frecuencia podrían ser prohibidos.

"Aquéllos dulces que tengan un potencial de consumo significativo, creemos que podemos tomar acción para exigir el cumplimiento a partir de las 0.1 ppm, o muy cerca", aseguró Kashtock.

También existe la preocupación de que ciertos procesos de empaque y manufactura contribuyan a añadir niveles de plomo.

"Los dulces en recipientes de cerámica con cristales de plomo podrían constituir un riesgo independientemente de cuál sea la directriz", aseguró Kashtock. "A menos que haya alguna manera de asegurarse de que no contienen cristales de plomo, no creo que un padre pueda tener alguna manera de saber que estos productos no contienen cantidades significativas de plomo".

Kashtock dijo que la FDA continúa examinando varios productos y que los niveles de plomo ya están comenzando a bajar.

"Esto bien podría ser porque simplemente han sido retirados del mercado y porque los productores están revisando sus fórmulas o haciendo cambios en la manera en la que se procesan los ingredientes", aseguró Kashtock. "En general, estamos viendo menos productos con altos niveles de plomo que los que habíamos visto en 2003 y antes".

Además de pruebas continuadas de rutina para los dulces, la FDA adelanta conversaciones con el gobierno y la industria mexicana.

"Hemos abonado el terreno de tal manera que pensamos que los fabricantes de este tipo de dulces pueden tomar medidas para cumplir con la directriz", aseguró Kashtock. "Nos parece que nuestros esfuerzos serán bien recibidos".

La directriz aparecerá en el Federal Register y los comentarios y sugerencias se aceptarán durante 75 días luego de su publicación.

Más información

Se puede leer un borrador de la directriz en el sitio Web de la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Dec. 22, 2005, news conference with Michael Kashtock, Ph.D., senior advisor and special assistant, Division of Plant Product Safety, Office of Plant and Dairy Foods, Center for Food Safety and Applied Nutrition, U.S. Food and Drug Administration
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined