Frutas y vegetales beneficiosos para la memoria

Según estudio, unos mejores que otros

Martes, 16 de julio (HealthDayNews) -- Comer más frutas y vegetales siempre ha sido algo inteligente, pero una nueva investigación demuestra cuán inteligente es.

Dos estudios recientes en animales han encontrado que los antioxidantes en las frutas y vegetales pueden mejorar el aprendizaje y la memoria, y minimizan los efectos del envejecimiento en el cerebro. Ciertos alimentos se desempeñan mejor en esto, demostraron los estudios, ya que tienen altos niveles de actividad antioxidante.

Los antioxidantes pueden deshacer el daño celular ocasionado por las moléculas "radicales libres" renegadas y estudios previos han demostrado que pueden prevenir la enfermedad y mejorar el funcionamiento mental, entre otras cosas.

"Lo que hemos realizado se concentra en las frutas y los vegetales superiores en las listas de antioxidantes del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés", indicó Paula Brickford, una científica del Hospital de Veteranos James A. Haley en Tampa y autora principal de ambos estudios, recién publicados en la "Journal of Neuroscience".

El USDA clasifica los alimentos por su contenido antioxidante. La espinaca, la espirulina (un alga a menudo vendida en forma de cápsula en las tiendas naturistas) y las manzanas fueron particularmente beneficiosas para el aprendizaje y la memoria, indicó Brickford.

En el primer estudio, los investigadores alimentaron a un grupo de ratas con una dieta rica en espinaca, mientras que a otro grupo se dio comida regular para ratas, todo durante seis semanas. Luego se examinó a las ratas en su ejecución en una prueba de aprendizaje tradicional: se expusieron a un sonido y a un soplido en el ojo. Los investigares estudiaron cuánto tiempo tomó a las ratas de cada grupo aprender a parpadear para evitar el soplido de aire.

"Las que ingirieron espinaca aprendieron a hacer la asociación en menos pruebas", indicó Bickford. Para el tercer día, estuvieron en su aprendizaje máximo. Les tomó a las otras ratas seis o siete días aprender.

"Creemos que lo que estamos experimentando [en las ratas] es un mejoría en el funcionamiento de las neuronas. Porque mejoramos la capacidad de las neuronas en comunicarse, es más fácil para los animales [con la dieta enriquecida con espinaca] aprender", agregó.

En el segundo estudio, los investigadores compararon tres tipos de dietas, nuevamente alimentaron a las ratas: un grupo recibió una dieta enriquecida con espirulina (alto en antioxidante), otro grupo recibió manzanas (moderado en actividades antioxidantes), y uno tercero recibió pepinillos, que es bajo en antioxidantes.

"Inicialmente, estaba sorprendido", indicó Brickford. "Estábamos viendo los efectos en dos semanas con la manzana y las dietas de espirulina". Cuando el funcionamiento cerebral de las ratas fue evaluado, los investigadores encontraron que la acumulación de sustancia inflamatoria en el cerebro que típicamente ocurre con la edad había sido revertida en aquellas con la dieta de manzana y espirulina, y que tenían un mejor funcionamiento de las neuronas.

La cantidad de manzana en la dieta enriquecida con manzana, por ejemplo, fue aproximadamente 1 por ciento de la dieta, indicó Bickford, que se traduce en aproximadamente una manzana al día.

Bickford no puede decir que el estudio aplica a los humanos, pero piensa que es posible.

"Siempre he comido muchas frutas y vegetales", sostuvo. Desde los resultados del estudio, aumentó su consumo aún más, agregó.

Otro investigador de antioxidantes indicó que el estudio es interesante, pero no es razón suficiente para cambiar la dieta.

"Hemos realizado estudios similares", afirmó Raj Sohal, un profesor de farmacología molecular y toxicología de la Escuela de Farmacia de la University of Southern California en Los Ángeles.

En una ocasión, Sohal y su equipo dio a animales suplementos de la vitamina E antioxidante y encontró que mejoró la memoria hasta en un 15 por ciento de los animales.

La pregunta sin respuesta, afirmó, "¿En qué medida estamos corrigiendo una deficiencia?".Cuando y si ese es el caso, agregó, alguien quien ya ingiere las cantidades recomendadas de antioxidantes podría no beneficiarse en tomar incluso cantidades mayores.

"Estos son sólo preliminares", dijo en relación con los estudios de Florida. "Tienen que reproducirse. El estudio es interesante en el sentido en que estas clases de estudios se necesitan".

Sin embargo, no debe provocar que un amante del pepino, por ejemplo, no ingiera el vegetal, agregó.

Qué hacer

Para información sobre los niveles de antioxidantes en las frutas y vegetales, visita el Departamento de Agricultura de EE.UU. Para información sobre la falta de memoria, visita el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.

Fuentes: Paula Bickford, Ph.D., investigadora científica, Hospital de Veteranos James A. Haley, y profesor, Centro para el Envejecimiento y Reparación Cerebral de la Universidad de Florida del Sur, Tampa, Fla.; Raj Sohal, Ph.D., Cátedra Timothy M. Chan en Terapia Complementaria, y profesor, farmacología molecular y toxicología, Escuela de Farmacia de la University of Southern California: 15 de julio de 2002, "Journal of Neuroscience"
Consumer News in Spanish

Written by Kathleen Doheny

Updated on June 15, 2022

Martes, 16 de julio (HealthDayNews) -- Comer más frutas y vegetales siempre ha sido algo inteligente, pero una nueva investigación demuestra cuán inteligente es.

Dos estudios recientes en animales han encontrado que los antioxidantes en las frutas y vegetales pueden mejorar el aprendizaje y la memoria, y minimizan los efectos del envejecimiento en el cerebro. Ciertos alimentos se desempeñan mejor en esto, demostraron los estudios, ya que tienen altos niveles de actividad antioxidante.

Los antioxidantes pueden deshacer el daño celular ocasionado por las moléculas "radicales libres" renegadas y estudios previos han demostrado que pueden prevenir la enfermedad y mejorar el funcionamiento mental, entre otras cosas.

"Lo que hemos realizado se concentra en las frutas y los vegetales superiores en las listas de antioxidantes del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés", indicó Paula Brickford, una científica del Hospital de Veteranos James A. Haley en Tampa y autora principal de ambos estudios, recién publicados en la "Journal of Neuroscience".

El USDA clasifica los alimentos por su contenido antioxidante. La espinaca, la espirulina (un alga a menudo vendida en forma de cápsula en las tiendas naturistas) y las manzanas fueron particularmente beneficiosas para el aprendizaje y la memoria, indicó Brickford.

En el primer estudio, los investigadores alimentaron a un grupo de ratas con una dieta rica en espinaca, mientras que a otro grupo se dio comida regular para ratas, todo durante seis semanas. Luego se examinó a las ratas en su ejecución en una prueba de aprendizaje tradicional: se expusieron a un sonido y a un soplido en el ojo. Los investigares estudiaron cuánto tiempo tomó a las ratas de cada grupo aprender a parpadear para evitar el soplido de aire.

"Las que ingirieron espinaca aprendieron a hacer la asociación en menos pruebas", indicó Bickford. Para el tercer día, estuvieron en su aprendizaje máximo. Les tomó a las otras ratas seis o siete días aprender.

"Creemos que lo que estamos experimentando [en las ratas] es un mejoría en el funcionamiento de las neuronas. Porque mejoramos la capacidad de las neuronas en comunicarse, es más fácil para los animales [con la dieta enriquecida con espinaca] aprender", agregó.

En el segundo estudio, los investigadores compararon tres tipos de dietas, nuevamente alimentaron a las ratas: un grupo recibió una dieta enriquecida con espirulina (alto en antioxidante), otro grupo recibió manzanas (moderado en actividades antioxidantes), y uno tercero recibió pepinillos, que es bajo en antioxidantes.

"Inicialmente, estaba sorprendido", indicó Brickford. "Estábamos viendo los efectos en dos semanas con la manzana y las dietas de espirulina". Cuando el funcionamiento cerebral de las ratas fue evaluado, los investigadores encontraron que la acumulación de sustancia inflamatoria en el cerebro que típicamente ocurre con la edad había sido revertida en aquellas con la dieta de manzana y espirulina, y que tenían un mejor funcionamiento de las neuronas.

La cantidad de manzana en la dieta enriquecida con manzana, por ejemplo, fue aproximadamente 1 por ciento de la dieta, indicó Bickford, que se traduce en aproximadamente una manzana al día.

Bickford no puede decir que el estudio aplica a los humanos, pero piensa que es posible.

"Siempre he comido muchas frutas y vegetales", sostuvo. Desde los resultados del estudio, aumentó su consumo aún más, agregó.

Otro investigador de antioxidantes indicó que el estudio es interesante, pero no es razón suficiente para cambiar la dieta.

"Hemos realizado estudios similares", afirmó Raj Sohal, un profesor de farmacología molecular y toxicología de la Escuela de Farmacia de la University of Southern California en Los Ángeles.

En una ocasión, Sohal y su equipo dio a animales suplementos de la vitamina E antioxidante y encontró que mejoró la memoria hasta en un 15 por ciento de los animales.

La pregunta sin respuesta, afirmó, "¿En qué medida estamos corrigiendo una deficiencia?".Cuando y si ese es el caso, agregó, alguien quien ya ingiere las cantidades recomendadas de antioxidantes podría no beneficiarse en tomar incluso cantidades mayores.

"Estos son sólo preliminares", dijo en relación con los estudios de Florida. "Tienen que reproducirse. El estudio es interesante en el sentido en que estas clases de estudios se necesitan".

Sin embargo, no debe provocar que un amante del pepino, por ejemplo, no ingiera el vegetal, agregó.

Qué hacer

Para información sobre los niveles de antioxidantes en las frutas y vegetales, visita el Departamento de Agricultura de EE.UU. Para información sobre la falta de memoria, visita el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ