¿Combate el chocolate los problemas cardiacos?

Expertos alertan sobre alto contenido calórico

Martes, 26 de agosto (HealthDayNews) -- Se dice que el chocolate, ingerido en grandes cantidades luego de una ruptura, puede curar un corazón roto.

Pero ¿puede utilizarse el mismo alimento para prevenir el quebrantamiento en primer lugar, al menos fisiológicamente hablando?

Dos cartas investigativas publicados en la edición del 27 de agosto de Journal of the American Medical Association encontró que el chocolate oscuro y el cacao líquido tuvo efectos beneficiosos en ciertas medidas del funcionamiento cardiaco. Sin embargo, ambos estudios eran pequeños, y los expertos advierten que no es momento de sustituir las eficaces frutas y vegetales por el chocolate Nestle.

"Las cartas a los editores no son la forma para cambiar la política de nutrición", indicó el doctor Robert H. Eckel, presidente del Concilio sobre Nutrición, Actividad Física y Metabolismo de la Asociación Americana del Corazón. "No sólo tenemos el hecho de que el chocolate es alto en calorías, sino que un tercio del mismo es grasa que se puede convertir en un ácido graso monosaturado. Esto no ofrece suficiente información para dar luz verde al consumo de chocolate".

El primer estudio trataba sobre constatar las propiedades beneficiosas de polifenoles, compuestos encontrados en varias plantas incluyendo las plantas de cacao.

Trece personas entre las edades de 55 a 64, a quienes se habían diagnosticado recientemente con hipertensión no tratada, fueron asignadas al azar para recibir barras de chocolate oscuro con 500 miligramos de polifenoles y 480 calorías o chocolate blanco, también con 480 calorías pero sin polifenoles. Luego de 14 días, los participantes se abstuvieron del chocolate por siete días, luego intercambiaron grupos.

Individuos quienes habían estado tomado el chocolate rico en polifenoles reflejaron una reducción en su presión sanguínea dentro de 10 días. Aquellos en el grupo de chocolate blanco no tuvo reducción.

"Se necesita incrementar la idea de que podría haber diferencias entre el chocolate oscuro y chocolate blanco que pudieran relacionarse con la presión sanguínea", expuso Eckel.

También está el asunto de la cantidad. "La forma en que procesamos el chocolate tiende a reducir la concentración de compuestos saludables", dijo Samantha Heller, nutricionista clínica titular en el Centro para Rehabilitación y Prevención Cardiaca Joan y Joel Smillow en el Centro Médico de New York University.

Al mismo tiempo, recalcó Heller, "los polifenoles se encuentran en frutas y vegetales con las mismas, sino más, cualidades que promueven la salud".

El segundo estudio involucró 26 participantes a quienes se pidió que tomaran cacao alto en flavonoides llamados flavan-3-ols. En este estudio, sólo una bebida tuvo un efecto beneficioso en la función endotelial. El endotelio es la capa interna de los vasos sanguíneos.

Nuevamente, sin embargo, el estudio era uno pequeño y presentó algunos problemas metodológicos. "Setenta y siete por ciento de estas personas fumaban y probablemente perjudicaban el endotelio izquierdo y derecho", indicó Eckel.

Además, el punto particular que los autores evaluaban, la dilatación mediada por el flujo, podría o no ser una buena indicación de la prognosis de una persona. "Mantengamos en consideración que la dilatación mediada por el flujo sanguíneo no es un ataque cardiaco", advirtió Eckel. "Es un pronosticador sustituto muy débil de un endotelio enfermo".

"El chocolate sigue siendo el chocolate en composición grasa", añadió Eckel. "Aunque podría haber algunas propiedades del cacao que son beneficiosas, tenemos muchas desventajas del consumo calórico que podrían reducir la cantidad de beneficios".

Busca frutas y vegetales para sus cualidades cardioprotectoras naturales, pero no desesperes. "Si deseas chocolate de vez en cuando, el más amargo es mejor y que esto no te haga sentir culpable", expresó Heller.

Más información

La Asociación Americana del Corazón tiene más sobre los flavonoides y la hipertensión arterial.

Fuentes: Samantha Heller, M.S., R.D., nutricionista clínica titular, Centro Médico de New York University,Centro para Rehabilitación y Prevención Cardiaca Joan y Joel Smillow, ciudad de Nueva York; Robert H. Eckel, M.D., presidente, Concilio sobre Nutrición, Actividad Física y Metabolismo, Asociación Americana del Corazón, y profesor de medicina, Colegio de Medicina de la Universidad de Colorado, Denver; 27 de agoto de 2003, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish