See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los 'patrocinios' deportivos mercadean comida basura a los jóvenes

football snacks

LUNES, 26 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Lejos de intentar mantener a los jóvenes en forma, las más importantes ligas deportivas estadounidenses en realidad les mercadean comida basura, plantea un estudio reciente.

Los multimillonarios "patrocinios" que han aparecido en las organizaciones deportivas profesionales, como la Liga Nacional de Fútbol Americano (National Football League, NFL), y las compañías de comida con frecuencia acaban mercadeando comidas ricas en calorías y bebidas azucaradas a los jóvenes, reportaron los investigadores.

Los investigadores encontraron que más de tres cuartas partes de los alimentos promocionados mediante esos contratos eran "malsanos", incluyendo papitas, galletas y cereales azucarados.

Y dado que los niños y los adolescentes están entre los mayores seguidores de las ligas deportivas, la atracción que ese mercadeo ejerce plantea preocupaciones de salud pública, dijeron los autores del estudio. Esto es particularmente verdad dada la epidemia de obesidad en EE. UU.

"Es irónico y paradójico que las organizaciones deportivas, que animan a la actividad física, promuevan comida basura a los niños", dijo Marie Bragg, investigadora líder del estudio.

Los patrocinios deportivos no son nada nuevo. Coca-Cola ha patrocinado todos los Juegos Olímpicos desde 1928, dijo Bragg, profesora asistente de salud de la población en la Facultad de Medicina de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Y no es sorprendente que los grandes patrocinadores deportivos sean los fabricantes de papitas, dulces y refrescos, y no los productores de verduras, comentó.

"Esas son las compañías con dinero", según Bragg.

Por ejemplo, en 2011 PepsiCo aceptó pagar 90 millones de dólares por un patrocinio de 10 años con la NFL, apuntó el equipo de Bragg en el informe.

Cuando una compañía se denomina "patrocinadora oficial" de una organización, puede usar el logotipo del grupo en sus productos y en su sitio web. De forma similar, el socio deportivo promueve a sus patrocinadores corporativos, por ejemplo en su sitio web.

Esto es además de los anuncios tradicionales y otros anuncios que promueven la asociación.

"Si las compañías están dispuestas a pagar tanto dinero, deben creer que sacan algo al hacerlo", dijo Bragg.

En el nuevo estudio, los investigadores utilizaron la clasificación de Nielsen para identificar a las 10 organizaciones deportivas que más vieron los jóvenes de EE. UU. de 2 a 17 años de edad en 2015.

Esas organizaciones incluyeron a la NFL, a la Liga Nacional de Hockey (National Hockey League), la Asociación Nacional de Básquetbol (National Basketball Association), el Grandes Ligas de Béisbol (Major League Baseball), NASCAR y las Pequeñas Ligas (Little League).

Entonces, los investigadores estudiaron a los patrocinadores corporativos de cada organización, y encontraron que casi una quinta parte eran marcas de comida y bebidas, mercadeadas por 18 compañías. Quedaron en segundo lugar solo respecto a los patrocinadores del sector del automóvil.

El equipo de Bragg analizó entonces 273 anuncios de esas comidas y bebidas, incluyendo anuncios de televisión y de YouTube, e imágenes de los sitios web.

En general, un 76 por ciento de los alimentos se consideraron malsanos, y más de la mitad de las bebidas estaban endulzadas con azúcar. Las comidas culpables abarcaban desde los gigantes de la comida rápida, McDonald's y la pizza de Papa John's, hasta una variedad de papitas, dulces, galletas y cereales para el desayuno llenos de azúcar.

La NFL lideraba el camino, con el mayor número de televidentes jóvenes y la mayor cantidad de patrocinadores de comidas y bebidas. En YouTube, esos anuncios de los patrocinadores se vieron más de 93 millones de veces en 2016, dijeron los investigadores, aunque no está claro cuántos de esas reproducciones las realizaron jóvenes.

La NFL no respondió a las solicitudes de comentarios sobre el estudio.

Según Bragg, muchas investigaciones muestran que los anuncios sí influyen en los hábitos alimentarios.

Entonces, señaló, es preocupante que los jóvenes vean tantos mensajes sobre comida basura vinculados con los equipos deportivos que ven y admiran.

Bragg dijo que la realidad es que el próximo Super Bowl no será patrocinado por zanahorias. Pero los gigantes de la comida implicados en los patrocinios fabrican una variedad de productos.

Así que, en teoría, podrían promover sus productos más saludables, sugirió Bragg.

Connie Diekman, especialista en dietética deportiva, se mostró de acuerdo.

"Este estudio ofrece una buena base de datos para que las organizaciones deportivas y las compañías de comida comiencen una conversación sobre cómo cambiar el equilibrio de productos que promueven", planteó Diekman, directora de nutrición universitaria en la Universidad de Washington, en St. Louis.

Los padres tienen una dura batalla para contrarrestar los muchos mensajes sobre la comida basura que hay en los medios. Pero Bragg añadió que pueden fomentar el cambio enviando "tweets" a las compañías, por ejemplo.

"A las compañías les importa lo que los consumidores piensan", dijo Bragg. "Cuando un número suficiente de personas demandan un cambio, con frecuencia escuchan".

Según Diekman, los padres también pueden ayudar a limitar el "tiempo frente a las pantallas" (televisiones, computadoras y teléfonos) y al demostrar unos hábitos alimentarios saludables.

"Animaría a los padres a asegurarse de modelar unas buenas conductas alimentarias cuando asistan a o vean un evento deportivo, de forma que los jóvenes sepan cómo equilibrar las opciones menos saludables con opciones más saludables", añadió Diekman.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 26 de marzo de la revista Pediatrics.

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) ofrece más información sobre los anuncios de comida y los jóvenes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Marie Bragg, Ph.D., assistant professor, population health, NYU School of Medicine, New York City; Connie Diekman, R.D., M.Ed., director, university nutrition, Washington University in St. Louis; March 26, 2018, Pediatrics, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined