See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Panel de dieta de los EE.UU. podría aprobar los postres y los dulces

Pero los críticos afirman que animar al consumo de azúcar y grasa podría resultar contraproducente

MARTES 31 de agosto (HealthDayNews/HispaniCare) -- La nueva fórmula alimentaria federal podría ofrecer dulces recompensas por el seguimiento a sus directrices, una idea que no le cae bien a los nutricionistas.

Panelistas del U.S. Department of Agriculture se encuentran actualmente evaluando las revisiones de las directrices de la agencia, que incluyen una provisión para el uso sin culpabilidad de "calorías a discreción". Estas son calorías diarias que quedan luego de que se consumen alimentos ricos en nutrientes como frutas, vegetales y granos integrales.

Bajo este plan, el USDA estaría dando permiso a los estadounidenses para devorar una pequeña cantidad de estas calorías "sobrantes" en cualquier forma que elijan, incluyendo dulces o alimentos ricos en grasa.

Según el informe de la Associated Press, Joanne Lupton, miembro del comité del USDA, afirmó que los individuos también podrían adquirir más calorías a discreción al aumentar sus niveles de ejercicio diario.

Pero los nutricionistas no están encantados con la idea.

"Estas directrices son un marco nacional para el consumo de alimentos y mi preocupación es que si les das una mano, las personas tomarán todo el cuerpo", afirmó Rachel Brandeis, una dietista licenciada de Atlanta y vocera de la American Dietetic Association. "Obtendrán esas calorías de sobra para comer básicamente lo que deseen, pero considero que dejar que el público defina las calorías a discreción es una tarea muy grande".

El viernes pasado fue la fecha límite para el comentario público sobre las revisiones de las directrices, las cuales incluían la famosa Pirámide Alimentaria del USDA.

Brandeis afirmó comprender el razonamiento tras el concepto de "calorías a discreción": "Nadie quiere sentirse privado, y la privación y las dietas estrictas llevan al fracaso en las dietas".

Por otra parte, ahora que 31 por ciento de los adultos estadounidenses están en sobrepeso según las estadísticas, la meta debería ser reducir los alimentos que engordan, no animar a su consumo, apuntó.

"Estamos dando a las personas permiso para tomar calorías a discreción que no provengan de alimentos ricos en nutrientes", señaló Brandeis.

También los representantes del sector alimentario se muestran cautos ante la propuesta.

"Por supuesto que apoyamos la idea de que los consumidores obtengan todos los nutrientes que necesitan cada día, pero nos preocupa que no interpreten las calorías a discreción correctamente", afirmó Stephanie Childs, vocera de Grocery Manufacturers of America.

Simplemente controlar esas calorías diarias podría ser un desafío, añadió Brandeis.

"Podría afirmar que la mayoría de las personas no tienen ni idea de cuántas calorías consumen", afirmó. "De hecho, se han llevado a cabo estudios con nutricionistas y dietistas en que se les pide estimar el número de calorías en una comida específica. Y estos expertos dieron calcularon un consumo que era inferior en un 40 por ciento. Entonces, las personas que son expertas en esto tienen dificultades para contar calorías, ¿y ahora le estamos pidiendo al público en general que lo haga?"

Sin embargo, nadie está aconsejando que las directrices prohíban directamente alimentos como las papitas fritas o los chocolates.

"Los alimentos son para disfrutarlos y realmente espero que haya un poco de espacio en mi dieta para el chocolate", dijo Childs.

El método correcto, considera, podría ser dar pequeños pasos, como elegir las versiones bajas en calorías o en grasa de los alimentos favoritos, o cambiar a alternativas ricas en nutrientes. "¿Y si sustituyo esto por aquello? Todavía está comiendo los alimentos que le gustan, pero con un poco menos de grasa y calorías".

Por su parte, Brandeis afirma que nunca etiquetaría los alimentos dulces o grasos como absolutamente prohibidos.

"No creo en los absolutos", dijo. "Es por esto que, como dietistas, nos oirán decir 'todos los alimentos son buenos'. Ese es nuestro mantra. Cuando se empieza a decir 'no, no, no' a las personas, el cumplimiento a largo plazo les resulta muy difícil. La clave es hacer que las personas vean el valor, el valor de satisfacción y el disfrute de alimentos alternativos sanos".

"Esa es también la clave de la Pirámide Alimentaria", añadió Brandeis. "Se trata de que las personas perciban el valor de consumir una buena variedad de alimentos, de elegir artículos bajos en calorías, de consumir carbohidratos buenos en lugar de carbohidratos refinados. Enfatizar lo positivo en lugar de decir 'no, no puede volver a comer una papita frita jamás'. "

Más Información

Para saber más sobre las directrices dietéticas existentes, visite el USDA.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Rachel Brandeis, M.S., R.D., registered dietitian in private practice, Atlanta, and spokeswoman, American Dietetic Association; Stephanie Childs, spokeswoman, Grocery Manufacturers of America, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.