Productos de grano fortificado podrían reducir muerte por derrames

La clave es el ácido fólico

Viernes, 5 de marzo (HealthDayNews) -- El ácido fólico encontrado en productos de grano enriquecidos podrían ayudar a reducir las muertes por derrame en los Estados Unidos.

Esto es un hallazgo de un estudio federal presentado el 5 de marzo en la Conferencia Anual sobre Enfermedades Cardiovasculares, Epidemiología, y Prevención de la Asociación Americana del Corazón en San Francisco.

La fortificación de estos alimentos con ácido fólico, requerida por la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) desde 1996, se diseñó para reducir el número de niños nacidos con defectos del tubo neural, tal como espina bífida. Pero investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por las siglas de inglés), así como otras organizaciones, sospechan que la fortificación también podría ofrecer un beneficio secundario; una reducción en muertes por derrames.

Quanhe Yang, un epidemiólogo de los CDC, y sus colegas estiman en su estudio que 31,000 muertes asociadas con derrames y 17,000 muertes relacionadas con cardiopatías se podrían prevenir anualmente desde que se implementó la fortificación. Los científicos analizaron datos nacionales de certificados de defunción para evaluar el número de muertes por derrames y enfermedades cardiacas en los Estados Unidos para personas de 40 años o más.

El ácido fólico reduce concentraciones de homocisteína, un aminoácido en la sangre, explicó Yang. Demasiada homocisteína se ha asociado con mayor riesgo de derrames y de enfermedades cardiacas.

"Altos niveles de homocisteína son un factor independiente para enfermedades cardiovasculares", expresó Yang. "En general, la fortificación resultó en una disminución de muertes por derrames de 10 a 15 por ciento en los años posteriores [a la implementación de la fortificación], en 1999 a 2001, en comparación con los tres años anteriores, 1994 a 1996".

"Esta disminución no se puede explicar cambiando otros factores de riesgo principales, tales como cambios en los hábitos de fumar de una persona, prevención de diabetes o colesterol alto", aseveró.

Altos niveles de homocisteína de alguna manera causan una "lesión" a la pared arterial, expuso Yang, y debilita los vasos sanguíneos, haciéndolos más vulnerables al daño.

Aproximadamente 700,000 personas en los Estados Unidos sufren de un derrame cada año, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

El doctor William Buxton, un profesor clínico auxiliar de neurología en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA en Los Angeles, afirmó que el nuevo estudio coloca números concretos en algo que los expertos han sospechado durante mucho tiempo.

"Suplir con ácido fólico y otras vitaminas B puede presentar algún beneficio tanto en la prevención de los primeros derrames como en la prevención de derrames recurrentes", dijo Buxton.

Se necesita mayor investigación, añadió, para determinar el mecanismo exacto de la acción del ácido fólico.

Buxton enfatiza que los consumidores no deben tomar ácido fólico ni alguna otra vitamina B sin hablar primero con el doctor.

La recomendación de consumo diario de ácido fólico es 400 microgramos, una cantidad típicamente encontrada en una multivitamina.

Más información

Para más sobre la información acerca del ácido fólico, visita la Asociación Americana del Corazón y Ohio State University.

Fuentes: Quanhe Yang, Ph.D., epidemiólogo, Centro Nacional para Defectos de Nacimiento e Incapacidades del Desarrollo Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., Atlanta; William Buxton, M.D., neurólogo de personal, Centro Médico Santa Monica-UCLA, y profesor clínico auxiliar, neurología, Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA, Los Ángeles; 5 de marzo de 2004, presentación, Conferencia Anual sobre Enfermedades Cardiovasculares, Epidemiología, y Prevención de la Asociación Americana del Corazón, San Francisco
Consumer News in Spanish