See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Relacionan a la soya con una baja cantidad de espermatozoides

Investigadores informan que podría afectar la fertilidad, sobre todo en hombres con sobrepeso y obesos

MIÉRCOLES, 23 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Comer media porción de alimentos con soya al día reduce la cantidad de espermatozoides y podría tener que ver con la infertilidad masculina, sobre todo en hombres obesos, informan investigadores de la Universidad de Harvard.

El motivo de esta relación entre la soya y la cantidad de espermatozoides no está clara. Sin embargo, los investigadores especulan que la soya aumenta la actividad del estrógeno, lo que podría tener un efecto negativo sobre la producción de espermatozoides y también interferir con las señales hormonales.

"Ha habido mucho interés en el estrógeno y las isoflavonas en particular y una relación potencial con trastornos de la fertilidad y otros trastornos reproductivos", afirmó el investigador principal, el Dr. Jorge Chavarro, becario de investigación en nutrición de la Facultad de salud pública de la Harvard.

Investigación en animales ha mostrado que las isoflavonas y el estrógeno pueden tener un efecto negativo sobre la reproducción, lo que incluye una menor fertilidad, advirtió Chavarro. Sin embargo, hay poca evidencia sobre cómo estos hallazgos se aplican a los humanos, enfatizó.

Añadió que la nueva investigación respalda la manera en que los estudios animales se aplican a humanos. Pero Chavarro considera los hallazgos preliminares y no concluyentes. "Es demasiado temprano para aconsejar que se deje de comer alimentos con soya", dijo. "No es el momento de preocuparse sobre si uno está comiendo demasiada soya. No hay suficiente información para decirlo de manera concluyente".

Su informe fue publicado en la edición en línea del 24 de julio de la revista Human Reproduction.

Para el estudio, Chavarro y sus colegas recolectaron datos sobre 99 hombres que asistieron a una clínica de fertilidad para una evaluación. Se preguntó a los hombres qué tanto de quince alimentos basados en soya habían comido en los tres meses anteriores.

Entre los alimentos sobre los que se preguntó a los hombres se encontraban el tofu, el tempeh, salchichas de tofu o soya, bacón, hamburguesas, leche de soya, queso, yogurt, helado y otros productos de soya como las nueces tostadas o barritas energéticas.

Dado que los distintos alimentos tienen distintos niveles de isoflavonas, la mitad de una porción de soya equivale a alrededor de una taza de leche de soya o una porción de tofu o hamburguesas de soya tomados un día sí y un día no, señaló Chavarro.

El equipo de Chavarro encontró que los hombres que comían más soya tenían 41 millones menos de espermatozoides por mililitro de semen en comparación con los que no comían soya. El conteo normal de espermatozoides varía de 80 a 120 millones por mililitro, según un comunicado de prensa de la revista, una publicación mensual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología.

Además, los investigadores encontraron que la relación entre la soya y la concentración de espermatozoides era mayor entre los hombres con sobrepeso y obesos. Los hombres con sobrepeso y obesos producen más estrógeno que los más delgados, y la soya podría aumentar esos niveles de estrógeno aún más, especularon.

En adición, la relación entre la soya y la concentración de espermatozoides fue más potente en los hombres que tenían mayores concentraciones de espermatozoides. Los hombres que tienen cantidades normales o altas de espermatozoides podrían ser más susceptibles a los alimentos con soya que los que tienen cantidades bajas, dijo Chavarro.

El Dr. Hossein Sadeghi-Nejad, experto en infertilidad, profesor asociado de urología en la Escuela de medicina de Nueva Jersey de la UMDNJ y del Centro médico de la Universidad de Hackensack, estuvo de acuerdo en que la soya podría ser un factor que afecta la fertilidad, sobre todo en hombres con sobrepeso y obesos.

"Cuando los pacientes tienen sobrepeso, el tejido graso convierte las hormonas masculinas en hormonas femeninas", apuntó Sadeghi-Nejad. "Así que es posible que la combinación de esta fuente estrogénica [la soya] y el estrógeno interno extra causado por la conversión de andrógeno a estrógeno a través de la grasa tenga un efecto más nocivo en ese grupo de pacientes".

Además, Sadeghi-Nejad señaló que aunque la cantidad de espermatozoides disminuyó más entre los hombres que tenían los conteos más altos, eso no debería afectar la fertilidad, ya que los conteos de espermatozoides seguían estando en el rango normal.

"Pero este es un buen recordatorio de que si se tiene un paciente con sobrepeso que tiene parámetros anormales de semen, y una ingesta de soya muy alta, tal vez sería bueno que disminuyeran ese factor", aconsejó Sadeghi-Nejad.

Más información

Para más información sobre la obesidad y la infertilidad, visite la Obesity Action Coalition.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Jorge Chavarro, M.D., Sc.D., research fellow, department of nutrition, Harvard School of Public Health, Boston; Hossein Sadeghi-Nejad, M.D., associate professor of urology, UMDNJ New Jersey Medical School, Hackensack University Medical Center; July 24, 2008, online edition, Human Reproduction
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined