Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Tomar soda antes de irse a dormir aumenta el riesgo de reflujo

Estudio halla que las pastillas para dormir también incrementan la acidez por la noche

LUNES 10 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los casi uno de cada dos estadounidenses que sufre de acidez debería tener cuidado con las bebidas suaves carbonatadas en las horas previas a acostarse, ya que un nuevo estudio asocia el consumo de soda con molestias de reflujo ácido durante la noche.

"No se trata de un pequeño problema, porque el reflujo ácido durante la noche tiende a ser más perjudicial para los pacientes, ya que está más asociado con complicaciones tales como el estrechamiento del esófago, alteraciones del esófago y, más importante todavía, con cambios cancerígenos del esófago y el cáncer esofágico. Ese es un alto precio a pagar por una lata de Coca", dijo el investigador principal, el Dr. Ronnie Fass, profesor de medicina de la Universidad de Arizona en Tucson.

El estudio de su equipo, publicado en la edición de mayo de Chest, también encontró fuertes asociaciones entre las molestias por acidez durante la noche y el uso de asistentes para el sueño con benzodiacepinas como Ativan, Valium o Xanax.

De acuerdo con los expertos, aproximadamente el 44 por ciento de los estadounidenses adultos se queja de acidez al menos una vez al mes, mientras que el 14 por ciento, casi uno de cada seis, experimenta ataques de acidez semanales. Fass describió la acidez como "una sensación de quemazón que las personas sienten a menudo tras las comidas, entre el esternón y la garganta, causado por el reflujo ácido".

En el estudio, el equipo de Fass analizó los datos de un amplio estudio en curso sobre la salud cardiaca durante el sueño (Sleep Heart Health Study), que tiene el objetivo de investigar las conexiones entre el sueño interrumpido y la salud cardiovascular.

De los más de 15,000 adultos entrevistados en ese estudio, más de 3,800 (24.9 por ciento) se quejaron de acidez durante la noche.

Los investigadores estudiaron los datos recopilados para determinar los factores dietéticos y del estilo de vida asociados con el reflujo nocturno.

"Por primera vez, hallamos una estrecha relación entre el consumo de bebidas suaves y este tipo de acidez severa", dijo Fass. Los individuos que tomaron uno o más porciones de bebidas suaves carbonatadas por día tenían 31 por ciento más de riesgo de desarrollar acidez durante la noche en comparación con los individuos que se mantuvieron alejados de estos tipos de bebida.

"Creemos que hay dos razones para ello", afirmó Fass, quien también es director de los Laboratorios de Motilidad Gastrointestinal del Sistema de Cuidado de la Salud de los VA del sur de Arizona. "Primero, muchas bebidas carbonatadas son muy ácidas. Otro aspecto es que proporcionan una gran cantidad de aire, en forma de dióxido de carbono, que puede causar distensión abdominal. Y esa distensión parece estar asociada a más reflujo".

El uso regular de sedantes con benzodiacepinas, asistentes para el sueño comúnmente recetados entre los que se pueden citar Ativan, Halcion, Valium y Xanax, estaba asociado con un 65 por ciento más de riesgo de acidez después de ir a la cama, hallaron los investigadores.

"Sabemos de estudios fisiológicos que las benzodiacepinas debilitan la barrera entre el esófago y el estómago, permitiendo que ocurra el reflujo ácido", declaró Fass. Advirtió que los pacientes que consuman estos medicamentos y experimenten acidez nocturna deben discutir el tema con su médico, ya que "no existen pastillas para dormir disponibles que no tengan benzodiacepinas".

Fass enfatizó que la acidez nocturna es más que una simple molestia. Además de mantener a los individuos despiertos toda la noche y somnolientos durante el día, el reflujo nocturno "podría ser un indicativo de que una persona tiene una forma de la enfermedad más severa", destacó Fass. Señaló que durante el día, actividades simples como tragar (que diluye el reflujo ácido) o ingerir antiácidos puede minimizar los síntomas de acidez.

"Pero cuando se vaya a dormir, aplica la fisiología de la hora de ir a la cama", consideró. "Tendrá reflujo ácido, pero no tragará, de manera que el ácido permanecerá más tiempo en el esófago, causando más daño".

Además, de cambiar las medicinas para dormir, Fass recomienda obviar el consumo de sodas a horas tarde del día. "Si desea tomar una bebida carbonatada, no la tome al atardecer, o con la cena", aconsejó. Además de sus efectos inmediatos en el estómago, el alto consumo de sodas con muchas calorías puede conducir a la obesidad con el tiempo, anotó, "y también estamos observando una estrecha relación entre el sobrepeso y estos tipos de síntomas [de acidez]".

El Dr. Stuart Spechler, jefe de gastroenterología del Centro Médico de los VA de Dallas, y vocero para la American Gastroenterological Association, consideró la teoría de Fass sobre que las sodas aumentan el riesgo de reflujo mediante la dilatación estomacal como una "hipótesis factible".

Aunque agregó que cualquier alimento introducido al estómago antes de ir a la cama puede resultar problemático.

"Si existe una predisposición a tener acidez, creo que cualquier cosa que se coma justo antes de acostarse aumenta el riesgo", determinó. "Se está estimulando al estómago para que produzca más ácidos al comer, y si se hace justo antes de ir a la cama éste producirá más ácidos durante la noche mientras duerme".

Más información

Para más información sobre las causas y el tratamiento de la acidez, visite la American Gastroenterological Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ronnie Fass, M.D., associate professor, medicine, University of Arizona, Tucson, and director, GI Motility Laboratories, Southern Arizona VA HealthCare System, Tucson; Stuart Spechler, M.D., spokesman, American Gastroenterological Association, chief, gastroenterology, Dallas VA Medical Center, and professor, medicine, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; May 2005 Chest
Consumer News in Spanish