See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El ejercicio mejora la salud incluso de las personas que siguen teniendo sobrepeso según un estudio

overweight person

MARTES, 13 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Las personas corpulentas que hacen ejercicio con regularidad no deben desanimarse si parece que no pueden perder peso sin importar lo mucho que se esfuercen.

Un nuevo estudio sugiere que sus ejercicios regulares de cualquier forma contribuyen a una mejor salud cardiaca en general, haciendo que estén "gordos pero en forma", y ayudándolos a vivir más tiempo.

Las personas que son obesas pero están en forma tienen unos pulsos en reposo más bajos, menos grasa corporal, más masa muscular magra y una mejor función cardiaca que las que son obesas y no hacen ejercicio con regularidad, según los hallazgos.

"La práctica cultural y clínica debe comenzar a cambiar y no enfocarse solo en la pérdida de peso para los beneficios de salud, sino en realmente fomentar y mantener un cierto nivel de ejercicio, aumentar la aptitud cardiorrespiratoria para poder correr más tiempo, subir más escaleras", planteó la investigadora principal, la Dra. Grace Liu, profesora asistente en el Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas, en Dallas.

"Eso en sí, aunque no se pierda peso, conducirá a cambios beneficiosos que al final llevan a que se tenga una vida más larga", dijo Liu.

Los hallazgos del estudio se presentaron el sábado en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en Chicago. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Investigaciones anteriores han mostrado que una mejor aptitud física se asocia con un riesgo más bajo de muerte relacionada con el corazón, incluso entre los obesos, añadió Liu. También se ha mostrado que las personas que son obesas pero que están en forma tienen una vida de una duración comparable con la de las personas en forma de peso normal.

En el nuevo estudio, Liu y sus colaboradores compararon dos grupos distintos de personas obesas que participaron en el Estudio cardiaco de Dallas, una investigación a largo plazo que buscaba mejorar el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiaca.

Los investigadores usaron datos recolectados para el estudio para identificar a casi 1,100 participantes que tenían un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más, que es la definición técnica de obesidad.

Entonces, los investigadores dividieron a las personas obesas según pruebas de esfuerzo que revelaron su VO2 máx, una medida de la cantidad máxima de oxígeno que una persona puede utilizar durante el ejercicio intenso.

Hubo 716 personas que se calificaron como obesas y en forma según las pruebas de esfuerzo, y 365 que se calificaron como obesas sin estar en forma.

Las personas obesas pero en forma tenían unos pulsos en reposo un 44 por ciento más bajos, una función cardiaca un 37 por ciento mejor, y una grasa corporal un 43 por ciento más baja que las que eran obesas pero no estaban en forma, mostraron los hallazgos. Los participantes obesos pero en forma también tenían unos IMC que eran un 37 por ciento más bajos que los que no hacían ejercicio.

Esos resultados deben ser alentadores para las personas que comenzaron a hacer ejercicio para perder peso pero que no han podido seguir perdiéndolo, aseguró Liu.

"La mayoría de las personas alcanzan un estancamiento en que ya no pierden peso aunque sigan siendo activas y haciendo ejercicio, e intentando aumentar su aptitud física", señaló Liu. "En ese momento, aunque permanezca con el mismo peso, sigue obteniendo los beneficios de un nivel más alto de aptitud física".

Gran parte del beneficio que esas personas obtienen proviene de aumentar su masa de músculo magro, aseguró el Dr. Salim Virani, profesor asociado de cardiología en el Colegio Médico de Baylor, en Houston.

El músculo pesa más que la grasa, y ofrece una mejora significativa en el metabolismo, dijo Virani, presidente del Consejo de Prevención de la Enfermedad Cardiovascular del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

"Los músculos son muy buenos para encargarse de los azúcares en exceso en la sangre", lo que reduce el riesgo de diabetes y sus complicaciones relacionadas con el corazón, explicó Virani.

"Aunque sea obeso, mejorar la aptitud física ofrece mucha esperanza", dijo Virani. "Solo ser físicamente activo añade mucho impulso en términos de la salud cardiovascular. Perder peso no lo es todo. Hacerse físicamente activo ofrece mucho más".

Más información

Para obtener más información sobre la obesidad, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Grace Liu, M.D., assistant professor, University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Salim Virani, M.D., Ph.D., associate professor, cardiology, Baylor College of Medicine, Houston; Nov. 10, 2018, presentation, American Heart Association annual meeting, Chicago
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.