See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La cirugía de bypass gástrico es lo mejor para los que tienen obesidad extrema, según un estudio

Pero algunos expertos en pérdida de peso subrayan la brevedad del ensayo y el número insuficiente de pacientes

MARTES 18 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- La cirugía para la obesidad se hace cada vez más popular, pero decidir cuál es el procedimiento adecuado puede ser muy difícil.

Ahora, un estudio reciente sugiere que para los pacientes con obesidad extrema, la cirugía de bypass gástrico podría tener menos complicaciones, mayor reducción de las enfermedades relacionadas con la obesidad y mayor pérdida de peso en comparación con la así llamada banda gástrica.

Los investigadores compararon el bypass gástrico de Roux-en-Y, en el que se secciona una pequeña porción del estómago para formar una bolsa que desvía la primera parte del intestino delgado y se conecta directamente con las porciones inferiores, con la banda gástrica ajustable por laparoscopia. Este procedimiento exige que los cirujanos implanten un dispositivo parecido a una banda alrededor del estómago de forma que el estómago resulte dividido en dos compartimientos más pequeños.

"Queríamos encontrar el procedimiento más efectivo, aunque no necesariamente el menos invasivo", aseguró el Dr. George S. Ferzli, investigador líder, del departamento de cirugía del centro de ciencias de la salud de Brooklyn de la Universidad Estatal de Nueva York.

"Para las personas súper obesas, el bypass fue mucho más efectivo, en términos de resultados, pérdida de peso y reducción de morbilidades", agregó Ferzli.

En su estudio, los investigadores evaluaron los registros de 106 pacientes que se habían sometido a uno de los dos procedimientos. Todos los pacientes tenían un índice de masa corporal (IMC) superior a 50. Un IMC de 18.5 a 24.9 se considera normal, mientras que uno de 25 a 29.9 se considera como exceso de peso. Se considera que la obesidad comienza con un IMC de 30 ó más.

Sesenta de los pacientes del estudio tenían una banda gástrica y 46 se sometieron a bypass gástrico.

Los investigadores hallaron que, luego de 30 días, el 78 por ciento de los pacientes con banda gástrica sufría complicaciones, como deshidratación y vómitos, en comparación con el 28 por ciento de los que se sometieron a cirugía de bypass gástrico. Además, los pacientes de banda gástrica registraron menor pérdida de peso, pues su IMC se redujo en 9.8 puntos, en comparación con 26.5 para los que se hicieron el bypass gástrico.

Es más, casi el 80 por ciento de los pacientes de bypass gástrico estaba muy satisfecho y ninguno estuvo insatisfecho ni lamento haberse hecho el procedimiento. Por el contrario, apenas el 46 por ciento de los pacientes con banda gástrica estaba muy satisfecho, el 35 por ciento aseguró estar satisfecho y el 10 por ciento informó insatisfacción o arrepentimiento.

Los hallazgos aparecen publicados en la edición de julio de Archives of Surgery.

Cuando se trata de elegir entre dos procedimientos, Ferzli considera que mucho depende de los hábitos alimenticios del paciente. Debido a que la banda permite el paso de los líquidos al estómago, podría no ser el mejor procedimiento para los que no pueden controlar su manera de comer después de la cirugía, apuntó.

Por otro lado, los pacientes extremadamente obesos tienen problemas médicos que podrían no permitirles someterse a un bypass, anotó Ferzli. Para esos pacientes, la banda, que es menos invasiva, podría ser la mejor opción, aseguró.

"El apoyo postoperatorio, el seguimiento nutricional y el seguimiento psicológico son tan importantes como la cirugía misma", agregó Ferzli.

Otro experto considera que la elección de procedimientos debería basarse en la percepción del paciente del riesgo aceptable.

"El estudio corrobora otros estudios que comparan estos procedimientos", aseguró el Dr. Philip R. Schauer, presidente de la American Society for Bariatric Surgery y director del Instituto bariátrico y metabólico de la Cleveland Clinic Foundation. "Estas son las dos operaciones más comunes realizadas en los EE.UU. para perder peso", agregó.

Sin embargo, Schauer considera que el corto seguimiento de los pacientes del estudio fue una desventaja. "La rapidez con la que se pierde peso no es tan importante", aseguró. "[El estudio] no indica cuáles son los resultados a largo plazo. No dice si el bypass gástrico logra más pérdida de peso a largo plazo, en comparación con la banda".

Schauer también considera que hubo muy pocos pacientes en el estudio para llegar a conclusiones definitivas, sobre todo acerca de los riesgos de los procedimientos y los índices de complicación.

"Ambas operaciones logran pérdidas significativas de peso", aseguró Schauer. "El bypass gástrico logra mayor pérdida de peso a corto plazo. Esto podría significar que tiene más pérdida de peso a largo plazo, pero esto no se puede deducir con la información del estudio".

Más información

Los National Institutes of Health ofrecen más información sobre la cirugía para perder peso.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: George S. Ferzli, M.D., department of surgery, The State University of New York, Health Science Center of Brooklyn; Philip R. Schauer, M.D., president, American Society for Bariatric Surgery, and director, Bariatric and Metabolic Institute, Cleveland Clinic Foundation; July 2006 Archives of Surgery
Consumer News in Spanish