Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Se infla la obesidad americana

Inquietos los funcionarios de salud gubernamentales acerca del sobrepeso, incluso en niños

Martes, 8 de oct (HealthDayNews) -- Ya están los resultados de la más reciente encuesta de salud y nutrición del gobierno de los EE.UU. y son enormes. Literalmente.

Más del 30 por ciento de los adultos estadounidenses, ó 59 por ciento de personas, eran obesas en el 2000, mucho más del 23 por ciento de quienes hicieron estremecer sus balanzas sólo seis años antes.

Los problemas de peso entre los niños de dicha nación también han continuado a surgir, en los que 15 por ciento, o casi 9 millones, considerados en sobrepeso u obesos en 1999 y 2000, triplican la taza de 1980. Diez por ciento de los niños en edad preescolar están ahora en sobrepeso, en comparación con 7 por ciento a comienzos de los 1990.

"El problema sigue empeorándose", emitió en una declaración Tommy Thompson, secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. "Hemos visto que se ha duplicado virtualmente el número de personas obesas en las pasadas dos décadas y esto tiene profundas implicaciones a la salud. La obesidad incrementa el riesgo de una persona para varias condiciones serias, incluyendo diabetes, cardiopatía, derrames, hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer".

Morgan Downey, director ejecutivo de la Asociación Americana de Obesidad , llamó la obesidad "el problema de salud pública más predominante del siglo XXI". El peso excesivo está detrás de 300,000 a 500,000 muertes al año, dijo Downey, quien criticó al gobierno por no hacer lo suficiente para ayudar a que la nación esté en forma.

"Creemos que el gobierno necesita hacer algo más que sólo exhortar a las personas a vivir mejor", sostuvo Downey. Su grupo está haciendo un llamado para que se asigne mayor dinero destinado a la investigación para estudiar la obesidad, mejor cobertura de seguros para los tratamientos de pérdida de peso, y más atención a la actividad física y la nutrición en las escuelas de la nación.

Los resultados de la encuesta aparecen en dos estudios publicados en "Journal of the American Medical Association" de mañana. Ambos usan datos de la Investigación Nacional de Examen de Nutrición y Salud (NHANES, por sus siglas en inglés). Incluían información sobre 4,115 hombres y mujeres mayores de 20 años, y 4,722 niños desde el nacimiento hasta la edad de 19 años.

Ya que la obesidad es el peso en el contexto de la altura, los científicos utilizan un término llamado "índice de masa corporal", o IMC, para relacionar el norte-sur de una persona con su este-oeste. Un hombre quien mida 6 pies (1.8 m), por ejemplo, tiene un índice de masa corporal de 30 si pesa 221 libras (100.2 kg). Una mujer quien mida 5 pies 5 pulgadas (1.5 m, 13 cm) tiene un IMC de 30 si pesa 180 libras (81.6 kg). Un IMC de 25 ó más para ambos sexos se considera sobrepeso, mientras que un IMC en exceso de 29 se considera obeso.

Entre 1988 y 1994, casi 23 por ciento de los adultos encuestados tuvieron un IMC de 30 ó más, y 56 por ciento estuvo en sobrepeso pero no eran obesos. Para 1999-2000, sin embargo, dichos números habían ascendido a 30.5 por ciento y 64.5 por ciento, respectivamente. Un tercio de las mujeres y 28 por ciento de los hombres eran obesos para finales de la pasada década.

El número de estadounidenses "extremadamente obesos" aquellos con un IMC de 40 ó más subió de 2.9 a 4.7 por ciento en los años entre los dos encuestas. [Un tercer estudio en la revista encontró índices más bajos de obesidad severa. Sin embargo, dicho trabajo descansaba en auto-evaluaciones de peso, que por lo general no son confíables].

Las personas con obesidad extrema tienen el doble del riesgo de muerte prematura en comparación aquellos con un IMC entre 30 y 39 quienes de por sí están en riesgo mucho mayor de muerte temprana que sus pares más delgados. Los extremadamente obesos son tan pesados que calificaban para la cirugía de reducción del estómago.

Las encuestas encontraron que las cinturas crecieron para ambos sexos y en cada grupo de edad. Sin embargo, los científicos estaban sorprendidos de ver un 11 a 12 por ciento de aumento en obesidad en las mujeres y hombres entre los 60 y 74 años, dijo Cynthia Ogden, una epidemióloga del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud y miembro del equipo de investigación.

Aunque los hombres en varios grupos étnicos y raciales encuestados tuvieron casi los mismos índices de obesidad y sobrepeso, las mujeres negras y mexicanas-americanas fueron las que tuvieron más problemas con sus cinturas. Aproximadamente una de cada dos mujeres negras mayores de 40 años eran obesas en el 2000, y más de ocho de cada 10 estaban en sobrepeso. La obesidad extrema fue también mayor entre mujeres negras, con un aumento de 7.9 por ciento a más de 15 por ciento para el 2000.

En cuanto a la encuesta de los jóvenes, los niños de 2 años o más se consideraban en sobrepeso si su IMC estaba entre los 5 mayores por cientos para su género.

Se encontró que más del 15 por ciento de los niños entre las edades de 6 y 19 años estaban en sobrepeso en 1999-2000, y 50 por ciento más que en la revisión previa del NHANES. El problema fue levemente menor entre los muy jóvenes, 10.4 por ciento de quienes estaban en sobrepeso, en comparación con 7.2 por ciento en 1988-1994.

Estar en sobrepeso fue más común entre niños y niñas mexicanas-americanas y negras que entre los blancos.

Ogden, quien también ayudó a escribir el artículo de revista sobre la encuesta juvenil, indicó que estar en sobrepeso incluso temprano en la vida está vinculado con la alta presión sanguínea. El colesterol alto y las etapas tempranas de diabetes. "Los adolescentes en sobrepeso son más propensos a convertirse en adultos en sobrepeso", añadió.

En una encuesta no relacionada publicada la pasada semana, la Asociación Nacional para el Deporte y la Educación Física encontró que la mayoría de los estadounidenses sobreestiman grandemente la cantidad de ejercicios que hacen cada semana. Los Centros Para el Control y la Prevención de EE.UU. aconsejan 30 minutos de actividad física cada día.

Qué hacer

Para encontrar más acerca de la obesidad en los Estados Unidos, visita los Centros Para el Control y la Prevención de EE.UU. o la Asociación Americana de Obesidad. Para determinar tu IMC, vista la Sociedad para el Manejo de Peso Saludable.

Fuentes: Cynthia Ogden, Ph.D., epidemióloga, Centro Nacional para las Estadísticas de Salud, Hyattsville, Md.; Morgan Downey, director ejecutivo, Asociación Americana de Obesidad, Washington, D.C.; 9 de octubre de 2002, "Journal of the American Medical Association"
Consumer News in Spanish