¿Su cónyuge se va a operar para perder peso? Su matrimonio quizá tenga problemas

scale weight
Adobe Stock

LUNES, 25 de julio de 2022 (HealthDay News) -- Las personas que se someten a una cirugía para perder peso con frecuencia experimentan mejoras en la diabetes tipo 2 y otras enfermedades, pero estas cirugías y los cambios en el estilo de vida que requieren también tienen unos efectos secundarios en otros aspectos de la vida, incluso en las relaciones.

En comparación con la población general de EE. UU., las personas que se someten a una cirugía para perder peso son el doble de propensas a casarse o divorciarse en un plazo de cinco años, encontró un nuevo estudio.

"Se trata de un efecto bastante grande, y algo que puede ser importante para las personas", señaló la autora del estudio, Wendy King, profesora asociada de epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh. "Se debe informar a los pacientes de cirugía para perder peso que hay más probabilidades de un cambio en el estado civil tras la cirugía".

En el estudio, el equipo de King observó los cambios en el estado civil de 1,441 adultos que se sometieron a una cirugía para perder peso de baipás gástrico o de manga gástrica entre 2006 y 2009. Aunque la mayoría mantuvieron el estatus de su relación durante cinco años tras la cirugía, un 18 por ciento de los solteros se casaron, en comparación con un 7 por ciento de la población general de EE. UU. Además, un 8 por ciento de las personas casadas se divorciaron, una tasa que duplica a la de sus contrapartes de la población general. Un 5 por ciento adicional de las personas casadas se separaron.

Los hallazgos, que se publicaron en la edición en línea del 20 de julio de la revista Annals of Surgery, concuerdan con estudios anteriores de Escandinavia.

El equipo de King encontró que las personas más jóvenes y las que vivían con una pareja antes de la cirugía fueron más propensas a casarse durante el periodo del estudio. Aunque la cantidad de peso perdido no se vinculó con las probabilidades de matrimonio, una mejora en la salud física sí impulsó a las personas hacia el altar, mostró el estudio.

El estudio también encontró que las personas que perdieron más peso fueron más propensas a separarse o divorciarse, igual que las personas que reportaron un aumento en el deseo sexual tras la cirugía.

"Las personas que se someten a una cirugía para perder peso cambian drásticamente la forma en que comen, aumentan su actividad física, tienen unas ganas renovadas de vivir, y quieren intentar hacer cosas nuevas", comentó King. "Su pareja puede sentirse apartada o que ya no encaja bien con su cónyuge".

Es difícil cuando una persona intenta llevar una vida más saludable y la otra no se implica del todo, aclaró.

"Si una persona come de forma saludable y su cónyuge lleva papitas fritas y queso fundido a casa, podría provocar fricción", dijo King.

Las personas solteras quizá sean más propensas a casarse tras una cirugía para perder peso, porque tal vez tengan más energía, confianza, una mejor imagen corporal, y como resultado podrían estar más abiertas a tener una relación romántica, observó.

Los investigadores no pudieron determinar si las personas que se casaron o se divorciaron se sometieron a la cirugía con la esperanza de un cambio de este tipo.

La Dra. Megan Jenkins aseguró que el estudio es "interesante y único", y señalo que los cambios potenciales en la relación se deberían discutir como parte de la consulta antes de la cirugía para perder peso. Jenkins es cirujana bariátrica y profesora clínica de cirugía de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Sabemos mucho sobre los beneficios para la salud que ocurren tras una cirugía para perder peso, pero estos procedimientos afectan a muchas otras partes de las vidas de los pacientes, incluso a sus relaciones", enfatizó Jenkins, que revisó los hallazgos.

Ahora, los médicos tienen información real para compartir con sus pacientes sobre este tema, apuntó.

"Este es un magnífico estudio que, con algo de suerte, fomentará unas conversaciones sobre unos cambios en el estilo de vida que se verán afectados a largo plazo", añadió Jenkins. "Si usted está casado, debe sopesar cómo usted y su pareja afrontarán cualquier cambio vital y en el estilo de vida tras una cirugía bariátrica".

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. ofrece más información sobre los tipos de cirugía para perder peso.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Wendy King, PhD, associate professor, epidemiology, University of Pittsburgh School of Public Health; Megan Jenkins, MD, bariatric surgeon and clinical assistant professor, surgery, NYU Langone Health, New York City; Annals of Surgery, July 20, 2022, online

Products