Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Aborto disminuye en los EE.UU.

Pero no entre mujeres de bajos ingresos, según encuesta

Martes, 8 de octubre (HealthDayNews) -- El número de abortos ejecutados en los Estados Unidos se redujo 11 por ciento entre 1994 y 2000, aproximadamente 1.3 millones al año, demuestran nuevas cifras.

Pero las mujeres de bajos ingresos eran más propensas a buscar ayuda que en el pasado.

El índice de aborto disminuyó de 24 por cada 1,000 mujeres de 15 a 44 años en 1994 a 21 por cada 1,000 mujeres en el 2000, de acuerdo con el estudio realizado por investigadores en el Instituto Alan Guttmacher en la ciudad de Nueva York.

El índice entre las adolescentes ha estado mermando desde 1987. Dicha tendencia se aceleró a finales de los 1990, disminuyendo otro 27 por ciento, encontró el estudio.

Las disminución fue aún más marcada 39 por ciento para las jóvenes de edades de 15 a 17 años. Un estudio realizado por el grupo de salud de las mujeres demostró que el uso elevado de anticonceptivos produjo tres cuartas partes de la reducción en los abortos entre las adolescentes. El resto fue el resultado de una disminución en la actividad sexual.

Los expertos dijeron que otro factor para la disminución general de los abortos en los Estados Unidos fue la creciente recurrencia a la tan llamada "píldora de la mañana siguiente", que pueden tomar las mujeres para prevenir el embarazo.

Más de la mitad de las mujeres quienes se practicaron un aborto en el 2000 estaban en sus 20, dos terceras partes nunca se casó, y casi 90 por ciento vivía en ciudades, encontró la nueva encuesta. Las negras, las hispanas y las mujeres entre las edades de 18 y 29 tuvieron los índices más altos de aborto.

Los hallazgos aparecerán en la edición de noviembre/diciembre de "Pediatric on Sexual and Reproductive Health".

Aunque el índice de aborto en general disminuyó en 2000, aumentó 25 por ciento para las mujeres de bajos ingresos.

Casi 60 por ciento de las mujeres quienes se practicaron abortos en el 2000 tenía ingresos menos del doble de nivel de pobreza. Esto fue mayor que el 50 por ciento del 1994. La línea de pobreza en el 2000 fue de $8,350 para una sola persona, $11,250 para una familia o dos, y $14,150 para una familia o tres.

Seis de cada 10 mujeres quienes experimentaron un aborto en el 2000 ya tenían al menos un hijo y 73 por ciento habían estado embarazada anteriormente, según el estudio.

Rachel Jones, una socióloga quien conduce el estudio, dijo que estudios anteriores demostraron que las mujeres pobres eran más propensas que las pudientes a llevar un embarazo no deseado a término. Tanto ella como sus colegas ahora están analizando los índices del uso de contraceptivos entre las mujeres del estudio, que se basó en una encuesta de más de 10,000 mujeres quienes se habían practicado abortos.

El doctor Paul Blumenthal, un ginecólogo de Johns Hopkins University en Baltimore, afirmó que el hecho de que cada vez más mujeres pobres están buscando practicarse abortos no es sorprendente, debido a lo que llamó el fracaso del gobierno en financiar adecuadamente la planificación familiar.

"Si las mujeres pobres no tienen acceso a los servicios de planificación familiar, no tendrán acceso a la prevención y al embarazo no intencionado", indicó Blumenthal, un consejero de Paternidad Planificada.

Blumenthal dijo que el índice de abortos en EE.UU. sigue siendo más alto que en países europeos que dedican más fuentes a la planificación familiar y el uso de anticonceptivos.

Las estadísticas del 2000 probablemente incluyen sólo abortos quirúrgicos, porque la píldora abortiva Mifeprex no estuvo disponible en los Estados Unidos hasta noviembre de ese año. Desde entonces, más de 100,000 mujeres han tomado el medicamento, de acuerdo con su distribuidor, Danco Laboratories. La compañía dijo que las ventas de la píldora han ascendido 36 por ciento a lo que va de año en comparación con el 2001.

Qué hacer

Para más sobre abortos y medicina reproductiva, visita el Concilio de la Población, Paternidad Planificada, o el Instituto Alan Guttmacher.

Fuentes: Rachel Jones, Ph.D., asociada de investigación titular, Instituto Alan Guttmacher, Nueva York; Paul Blumenthal, M.D., M.P.H., profesor asociado, Johns Hopkins University, Baltimore, consultor, Paternidad Planificada; Danco Laboratories, Nueva York; noviembre/diciembre 2002 "Perspectives on Sexual and Reproductive Health"
Consumer News in Spanish