See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los temores de los doctores motivan a que se evite el uso del DIU

Encuesta encuentra que los doctores estadounidenses no prescriben el dispositivo de control de natalidad

Jueves, 31 de enero (HealthDayNews) -- Los doctores evitan recetar el dispositivo de control de natalidad intrauterino para las mujeres debido a que tienen continuas percepciones erróneas acerca de su seguridad y un temor de ser demandados por posibles complicaciones, reveló una importante encuesta.

La investigación publicada hoy en la Journal of the American College of Obstetricians and Gynecologists, también indicó que el pequeño numero de mujeres estadounidenses que utilizan el dispositivo intrauterino (DIU) está directamente vinculado con la falta de conocimiento de los doctores acerca de los beneficios y riesgos de dicho artefacto.

"Como otras investigaciones en los EE.UU., considero que el DIU es un método seguro y efectivo, que está infrautilizado en los EE.UU.", expresó la autora del estudio la Dra. Nancy L. Stanwood, una profesora auxiliar de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York.

"En Europa, aproximadamente 10 por ciento de las mujeres que utilizan anticonceptivos usan un DIU. En los EE.UU., es sólo 0.8 por ciento", indicó. "Si más mujeres en los EE.UU. utilizaran un DIU, habría menos embarazos no deseados".

Para el Dr. Steven Goldstein, un profesor de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de New York University, el hecho de que los doctores no prescriban los DIU no es sorpresa alguna. Sin embargo, no está de acuerdo con las razones ofrecidas en el estudio de Stanwood.

"Creo que cualquier doctor reconocido es bien consciente de tanto los riesgos como los beneficios de un DIU, y no creo que sea justo decir que no están informados o pensar solamente acerca de litigios cuando renuncian a recetar este dispositivo", comentó.

Son las pacientes quienes a menudo tienen prejuicios contra los DIU, y, quizás, eso influencia el comportamiento de los doctores, añadió.

"Sólo uno no desea trabajar tan duro para convencer a un paciente de algo, particularmente si existen otras opciones que funcionan tan bien que la usuaria se siente más cómoda en su uso", expuso Goldstein.

Stanwood informó que 64 por ciento de los doctores encuestados dijeron que los pacientes estaban receptivos a aprender más acerca del DIU.

Si existe alguna predisposición de algún paciente o doctor contra los DIU, no hay duda que provino con el resultado del Escudo Dalkon, un diseño particular del DIU que era el centro de la controversia durante mediados de 1970.

El Escudo Dalkon se encontró que incrementa dramáticamente el riesgo de enfermedad inflamatoria de la pelvis, y fue eventualmente removido del mercado en 1974 luego de que el manufacturero fuera inundado de demandas.

Aunque se mostró eventualmente que los problemas eran exclusivos del diseño del Escudo Dalkon, y no en los DIU en general, otros manufactureros voluntariamente retiraron sus versiones de los dispositivos del mercado para evitar mala publicidad.

Miedos antiguos son difíciles de superar.

Otros DIU, con diseños más nuevos y mejores, eventualmente vinieron al mercado. Pero, reafirma Stanwood, los doctores nunca superaron los temores generados por el escándalo del Escudo Dalkon - o el miedo de ser demandados.

El estudio conllevó enviar encuestas a 811 miembros practicantes del Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología. Aproximadamente 50 por ciento respondieron, 37 por ciento de los mismos eran mujeres y el resto hombres.

De los doctores encuestados, la mayoría estuvo de acuerdo con que el DIU de cobre - una clase particular - es 95 por ciento seguro y 98 por ciento eficaz. Sin embargo, 20 por ciento de esos mismos doctores dijeron que no haber recetado un DIU durante el pasado año.

De los que lo hicieron, casi 80 por ciento dijo que ellos prescribieron un DIU para más de 10 pacientes al año. La mayoría de los doctores reportaron evaluar a 88 pacientes a la semana.

La razón más frecuente citada por los doctores para no recetar un DIU fue la creencia continuada de que los DIU causan la enfermedad inflamatoria de la pelvis, una infección severa en las vías reproductivas. Veintinueve por ciento de los doctores creían que ese riesgo era al menos 10 por ciento.

Otra preocupación principal era el miedo de litigios, que fue mencionado por 16 por ciento de los doctores, indicó Stanwood.

"Irónicamente, algunos doctores tienen más temor del pequeño riesgo de dicha enfermedad con el uso del DIU - aproximadamente 0.06 por ciento en el primer año - del que tienen de un riesgo real de embarazo no deseado con el uso de píldoras anticonceptivas, [aproximadamente] 7 por ciento en el primer año de uso", indicó.

"Nuestro estudio no iba dirigido a mi siguiente comentario, pero creo que es cierto: Cuando se da consejería a las mujeres acerca de opciones de anticonceptivos muchos doctores no toman en cuenta el riesgo de embarazo no deseado", añadió Stanwood.

El estudio concluye que los doctores simplemente necesitan más educación en cuanto a la seguridad de los DIU y la rareza de demandas alrededor de los dispositivos de hoy día.

Goldstein considera que tal educación se debe dirigir más hacia el consumidor que hacia los doctores.

"No hay duda alguna de que las mujeres - al menos las que he visto en mi práctica - todavía no se sienten cómodas en cuanto a usar un DIU", afirmó Goldstein. "Y no importa cuanto me esfuerce por venderles la idea de seguridad y eficacia, muchas mujeres aún tienen su pensamiento establecido en contra de éste".

Los esfuerzos para educar a los consumidores sobre la seguridad de los DIU, mientras simultáneamente recuerdan a los doctores sus beneficios, lo más probable resultarían en mayor uso de este anticonceptivo, señaló Goldstein.

Qué hacer

Para aprender más sobre los DIU, visita Paternidad Planificada. O pulsa aquí para más información de todas la opciones de control de natalidad.

FUENTES: Entrevistas con Nancy L. Stanwood, M.D., M.P.H., profesora auxiliar, obstetricia y ginecología, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Centro Médico de la Universidad de Rochester, N.Y.; Steven Goldstein, M.D., profesor, obstetricia y ginecología, Centro Médico de New York University; Journal of the American College of Obstetricians and Gynecologists, febrero 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined