See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Método anticonceptivo masculino cada vez más cerca de la realidad

La atención se centra en las píldoras e implantes para mantener el conteo espermático en cero

DOMINGO 12 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El día que los hombres puedan tomar una píldora o confiar en un implante que les prevenga contra la concepción de un hijo podría estar a tan sólo unos años de hacerse realidad, señalan los expertos.

Incluso ahora, "China podría desarrollar una hormona anticonceptiva masculina muy pronto, lo que no sabemos es qué tan 'pronto' será, tal vez dentro de uno a dos años, no sabemos exactamente cuándo", afirmó la Dra. Vanessa Cullins, vicepresidenta de asuntos médicos de la Planned Parenthood Federation of America.

Cullins señaló que la mayoría de los expertos cree que un anticonceptivo masculino basado en una hormona reversible y confiable, similar a lo que ha estado disponible para las mujeres durante más de 40 años, podría lograrse dentro de cinco a diez años.

Y, contrario a la creencia popular, la mayoría de los hombres afirman que darán la bienvenida a cualquier forma de anticoncepción a largo plazo que sea fácilmente reversible.

"Puede que resulte más fácil para los hombres dejar la anticoncepción a las mujeres, pero algunas encuestas recientes sugieren que la mayoría de los hombres están dispuestos a compartir la responsabilidad de la planificación familiar", declaró Cullins. "Y considero que si se habla con los hombres que están en la situación de no querer tener un hijo, algunos de ellos afirmarán, sin duda, que desean o bien compartir esa responsabilidad o tomar esa decisión por sí mismos".

Desafortunadamente, la fisiología masculina está trabajando en contra del rápido desarrollo de una píldora masculina. Mientras que las mujeres producen un óvulo por ciclo, los hombres portan aproximadamente 100 millones de espermas, cualquiera de los cuales puede ayudar en la creación de una nueva vida.

"Se trata de un desafío más difícil", apuntó Robert Spirtas, presidente de la división de salud anticonceptiva y reproductiva del National Institute of Child Health and Development (NICHD).

Pero señaló que investigadores de todo el mundo están abordando el problema desde diferentes ángulos. De acuerdo con un nuevo informe del U.S. Institute of Medicine, algunos de esos esfuerzos incluyen:

  • Undecanoato de Testosterona (TU). Esta es la investigación basada en hormonas que se está llevando a cabo en China y que actualmente está mostrando buenos resultados en ensayos humanos. Al igual que otras terapias hormonales actualmente en desarrollo, el TU suspende la producción de esperma en los testículos, en este caso mediante la supresión de la hormona liberadora de gonadotropina. Un punto en contra de las propuestas hormonales es que la completa eliminación de la producción de espermas puede tardar meses.
  • Lonidamina. Este medicamento no hormonal y no esteroide fue desarrollado en principio como un medicamento anticancerígeno, aunque los investigadores notaron pronto que también eliminaba la producción de esperma. La lonidamina tiene efectos tóxicos para el hígado y los riñones, aunque componentes similares que se encuentran actualmente en desarrollo aparentan ser menos tóxicos.
  • MENT (7-alfa-metil-19-nortestosterona). Implantes que contienen MENT, una hormona sintética que se parece a la testosterona, están siendo desarrollados por la compañía farmacéutica europea Schering AG conjuntamente con el Population Council, y se encuentran actualmente en la línea de la U.S. Food and Drug Administration. En un ensayo reciente, nueve de once hombres alcanzaron una cuenta de cero esperma tras recibir cuatro implantes MENT.
  • Eppin. Designado como un "anticonceptivo inmunológico", ha resultado efectivo en primates y funciona mediante la estimulación del sistema inmunológico para neutralizar una enzima crucial en la maduración de espermas.
  • Azúcares alquilatados. En estudios con ratones, la ingestión de estos componentes producía espermas con cabezas deformes, pobre movilidad y otros problemas. Tras tres semanas, los ratones se volvieron estériles, pero recobraron su fertilidad un mes después de descontinuar el uso del medicamento.

De acuerdo con Spirtas, "existe un esfuerzo continuo en términos de lo que se está llevando a cabo, a partir de ensayos clínicos de gran escala, y a través de los esfuerzos de la propia NICHD para iniciar un grupo de ensayos clínicos, hasta el desarrollo de componentes que parecen trabajar en animales, hasta la misma biología básica" de la reproducción masculina.

La gran mayoría de estas investigaciones se realizan con fondos públicos, anotó Spirtas. A pesar del hecho que los hombres constituyen la mitad de la población, las compañías farmacéuticas "simplemente no invierten mucho dinero en esta investigación", indicó.

"En 1950, no creían que el anticonceptivo oral podía funcionar", agregó Spirtas. "No mostraron interés hasta que alguien probó lo contrario. Cuando alguien demostró que sí funcionaba, todos se subieron al tren". Spirtas cree que un escenario similar ocurrirá tras el lanzamiento del primer equivalente masculino de la píldora.

Para los expertos en planificación familiar, así como para muchas mujeres, la idea de un implante anticonceptivo a largo plazo podría resultar atractivo.

"Para un hombre que toma una píldora, si se le olvida un par de veces y la mujer queda embarazada, bien, a menudo será 'problema de ella'", manifestó Spirtas. "Pero si existe algo justo en el brazo del hombre que está liberando ese tipo de medicamento, ofrecerá un confort real a la mujer".

Otra preocupación es que una píldora o implante podría provocar que los hombres ignoren el condón, la mejor protección contra el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Aunque Cullins declaró que los individuos activos sexualmente necesitan recordar que la anticoncepción y la prevención de infecciones de transmisión sexual son dos cuestiones distintas.

"A pesar del tipo de método anticonceptivo que se utilice, se debe minimizar la exposición a las enfermedades de transmisión sexual", apuntó. "Y si se es sexualmente activo, la mejor forma de hacerlo es a través del uso del condón".

Más información

Para obtener más información sobre los métodos anticonceptivos actualmente disponibles, visite Planned Parenthood.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Vanessa Cullins, M.D., vice president, medical affairs, Planned Parenthood Federation of America Inc.; Robert Spirtas, Dr.P.H., chief, contraception and reproductive health branch, National Institute of Child Health and Development, Bethesda, Md.; 2004 National Academies Press, New Frontiers in Contraceptive Research: A Blueprint for Action
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined