Pruebas de embarazo dicen mucho sobre las adolescentes

Quienes la usan son menos propensas a usar anticonceptivos

Martes, 2 de marzo (HealthDayNews) Las adolescentes quienes usan pruebas de embarazo en el hogar son menos propensas a usar anticonceptivos porque tienen impresiones menos negativas con respecto a la crianza.

Los autores del estudio examinaron un grupo de 340 adolescentes racial y éticamente diverso en tres clínicas urbanas en el suroeste de los Estados Unidos. Cada participante completó un cuestionario que trataba de factores que se consideraban pronosticadores del uso inconsistente de anticonceptivo y la concepción durante la adolescencia. Estos factores incluyeron depresión, autoestima y apoyo familiar.

Levemente más de una cuarta parte, ó 28 por ciento, de las participantes se habían realizado la prueba casera de embarazo. La mayoría (61 por ciento) lo habían hecho una sola vez.

Respuestas a los cuestionarios indicaron que las adolescentes quienes se habían realizado pruebas de embarazo caseras estaban en mayor riesgo de uso errático de control de natalidad. También eran más propensas a no vivir con un padre biológico, a estar en alto riesgo para concebir a un bebé, a estar sexualmente activas durante al menos dos años, a creer que un novio desea que estén embarazadas y a no tener expectativas negativas acerca de un bebé en la adolescencia.

Además, aquellas que se habían realizado las pruebas de embarazo caseras eran menos propensas a haber usado anticonceptivos la última vez que tuvieron sexo y más probables a rechazar contraceptivos durante su visita clínica.

El solo hecho de haberse hecho una prueba de embarazo casera debe actuar como bandera roja para los proveedores de salud, manifestaron los autores del estudio. Esto debe tomar la oportunidad de ofrecer consejería más personalizada y discutir las percepciones y expectativas con respecto a tener un bebé, en lugar de tener el diálogo convencional acerca de opciones de control de natalidad.

Los hallazgos y las conclusiones fueron de algún modo sorprendentes para los practicantes del campo, algunos de los cuales se preguntan el sentido práctico de los hallazgos.

No recuerdo en mi experiencia que haya tenido una joven que llegara y me dijera tuve una prueba de embarazo que dio positivo , argumentó el doctor Michael Wasserman, médico generalista en Fundación Clínica Ochsner en Nueva Orleáns. Me han dicho que el periodo no ha llegado o que han tenido dolor de cabeza y ha resultado que están embarazadas.

Por otro lado, Wasserman ha encontrado que una proporción altamente desconcertante de adolescentes es pasiva acerca de evitar embarazos. Esto puede ser porque algunas jóvenes tienen una necesidad o deseo inconsciente de quedar embarazadas, indicó.

El uso de una prueba [casera de embarazo] obviamente sería una bandera roja que anuncia que están sexualmente activas, pero no estoy seguro que son menos versadas o tengan menos conocimiento acerca del control de natalidad, indicó Wasserman, quien refiere a sus pacientes a un consejero de control de natalidad. Creo que es una herramienta y técnica útil, pero no veo su uso desde una perspectiva práctica.

Más información

Para más sobre embarazo adolescente, visita la Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente. La Asociación Americana de Salud Social tiene más sobre enfermedades de transmisión sexual.

Fuente: Michael Wasserman, pediatra general, Fundación Clínica Ochsner, Nueva Orleáns, 1 de marzo de 2004, Pediatrics

Copyright 2004 Scout News, LLC. All rights reserved.

Consumer News in Spanish