El parto inducido podría evitar la necesidad de una cesárea

La inducción electiva a las 41 semanas podría conducir a un menor número de partos quirúrgicos, según una revisión

MARTES, 18 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Inducir el parto no aumenta necesariamente el riesgo de parto por cesárea, de acuerdo con un estudio que contradice la opinión generalizada.

Los investigadores revisaron los datos disponibles sobre la inducción electiva, en la que las mujeres optan por el parto inducido en lugar de necesitarlo por razones médicas. En la mayoría de los estudios participan mujeres que han sobrepasado por una semana la fecha prevista para el parto.

Los resultados de la revisión sugieren que, en comparación con la espera, la inducción electiva del parto a las 41 semanas de gestación o después reduce el riesgo de parto por cesárea en 22 por ciento. Además, las mujeres que eligieron la inducción electiva del parto redujeron casi a la mitad la probabilidad de tener líquido amniótico teñido de meconio, que es una señal de estrés fetal intrauterino.

Los hallazgos sugieren que la inducción electiva del parto podría ser más segura que la continuación del embarazo después de las 41 semanas, de acuerdo con los investigadores de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford y de la Universidad de California en San Francisco (UCSF). Su estudio aparece en la edición del 18 de agosto de Annals of Internal Medicine.

"Parece que existe un mal entendido con respecto a la relación del aumento de los partos por cesárea con la inducción electiva del parto, un procedimiento que ha aumentado su frecuencia", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Stanford el autor principal de la revisión, el Dr. Aaron Caughey, profesor asociado de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la UCSF. "Sin embargo, nuestros hallazgos necesitan matizarse con las expectativas de los médicos y de las mujeres al elegir el parto inducido".

El mensaje para las mujeres embarazadas es que la inducción del parto se puede hacer sin elevar el riesgo de cesárea si los médicos dan suficiente tiempo a este procedimiento para que funcione, aseguró el coautor de la revisión, el Dr. Douglas Owens, director del Centro de prácticas basadas en evidencia de la Stanford-UCSF.

"Las mujeres deben hablar con su médico sobre cómo manejarán la inducción y qué método usarían para el procedimiento", dijo Owens en el comunicado de prensa.

Más información

El Centro Nacional de Información de Salud de la Mujer de EE. UU. tiene mas información sobre el el parto y el nacimiento.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: Stanford University, news release, Aug. 17, 2008
Consumer News in Spanish