Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

¿Qué deben saber las mujeres de las cesáreas?

Las electivas pueden ser más riesgosas de lo que muchas presumen

Viernes, 16 de abril (HealthDayNews) -- Las mujeres que consideran una cesárea por razones no médicas a menudo presumen que los riesgos para ellas y sus bebés no son mayores que un parto vaginal.

Pero esto no es cierto, de acuerdo con lo expuesto por un grupo de doctores y profesionales de la salud esta semana en una conferencia en la ciudad de Nueva York.

Los panelistas reportaron que las mujeres quienes se practican una cesárea tienen un riesgo significativamente más alto de dolor luego de la cirugía, infección re-hospitalización y problemas con embarazos subsecuentes.

Y los bebés dados a luz por cesáreas son menos probables a ser lactados, tienen un mayor riesgo de asma, y, de nacer antes de la 39 semana de embarazo, son más propensos a tener problemas respiratorios que los bebés nacidos vaginalmente, de acuerdo con los portavoces.

La conferencia, llevada a cabo el miércoles en la New York Academy of Medicine fue patrocinada por la Asociación del Centro de Maternidad. Un grupo sin fines de lucro, la asociación promueve la "seguridad, eficacia, y cuidado de maternidad satisfactorio para todas las mujeres y sus familias", de acuerdo con su portal cibernético.

"Elegir si tener un parto vaginal y una cesárea electiva se basa en la premisa de que estas dos alternativas son esencialmente equivalentes, pero esto no es cierto", indicó Eugene Declercq, uno de los panelistas y profesor de salud infantil y maternal en la Escuela de Salud Pública de Boston University.

"La alternativa está entre una que porta un mayor riesgo que la otra", expresó.

"Una cesárea es un proceso para salvar la vida", indicó el panelista doctor Timothy Johnson, presidente del Departamento de Obstetricia y Ginecología en el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan. "Y para la mayoría de las mujeres, los riesgos generales, de la cirugía sobrepasan sus beneficios".

Muchas mujeres no saben esto, expuso el panelista doctor Michael C. Klein, director de maternidad y cuidado neonatal en la Universidad de British Columbia.

"Las mujeres están preocupadas acerca de la violencia, la osteoporosis, la salud del seno, pero el parto no está en las agendas de salud femenina", argumentó.

"En algún grado, es un asunto de clase", añadió Klein. "El parto solía estar en la agenda de salud de las mujeres. En los setenta, las mujeres exigían que no les hicieran episiotomías, por ejemplo. Pero ahora las mujeres han salido al mundo, son CEO, y ya no se les juzga por su capacidad reproductiva. No estoy diciendo que no deba ser de ese modo, pero hace falta hacer un rebalance. Si las mujeres están tomando decisiones sobre la información incorrecta, no ocurre consentimiento informado".

El índice de cesáreas ha estado en aumento en los Estados Unidos durante los pasados 30 años, de 5.5 por ciento de los partos en 1970 a 26.1 por ciento en el 2002, de acuerdo con la Asociación del Centro de Maternidad.

El aumento se atribuye a un conjunto complejo de factores financieros y legales, indicaron los panelistas. Pero los números más altos son también en parte debido a la percepción de algunas mujeres de que los riesgos de la cesárea no son más altos que los del parto vaginal. De manera que programan una cesárea para un momento conveniente o porque piensan que la cirugía las protegerá de incontinencia urinaria luego en la vida, comentaron los portavoces.

"Muchos factores están afectando el aumento en cesáreas electivas a parte del bienestar de las madres y los bebés, como temor a las probabilidades, conveniencia de organizar la vida, y el punto de vista de los hospitales del procedimiento como una fuente de ingresos", expresó Carol Sakala, director de programas en la Asociación del Centro de Maternidad.

"Además", manifestó, "la practica ha cambiado muy rápido sin examinar los datos".

Sakala y sus colegas en la Asociación del Centro de Maternidad revisaron más de 300 estudios en métodos diferentes de dar a luz y publicaron los resultados en un panfleto llamado What Every Woman Needs to Know About Caesarean Section (Lo Que Cada Mujer Necesita Saber Acerca de la Cesárea). El mismo resume los riesgos y beneficios del parto vaginal en comparación con la cesárea.

A continuación algunos de los hallazgos:

  • Una mujer que tiene una cesárea es más propensa a tener dificultades en concebir nuevamente en comparación con una mujer que ha dado a luz un niño vaginalmente.
  • Una mujer cuyo útero tiene una cicatriz de cesárea es más propensa a experimentar problemas con embarazos subsecuentes. Estos incluyen placenta previa, en la cual la placenta se adhiere cerca de la apertura del cuello uterino, incrementando el riesgo de sangrado serio.
  • Aunque las mujeres quienes dan a luz vaginalmente son más propensas a experimentar problemas con la incontinencia urinaria, el problema disminuye significativamente a un año luego de dar a luz.
  • Los problemas de incontinencia podrían deberse a intervenciones durante el parto, tales como episiotomías, en lugar del parto vaginal mismo.
  • Al cumplir los cincuenta, no existe diferencia en los problemas de incontinencia entre aquellas con partos vaginales y las que se practicaron cesáreas. La incontinencia luego en la vida parece estar relacionada con otros factores, como exceso de peso y fumar.
Más información

Para leer What Every Woman Needs to Know About Caesarean Section, visita la Asociación del Centro de Maternidad. El Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras discute los pros y los contras de la cesárea electiva.

Fuentes: Michael C. Klein, M.D, profesor, Departamento de Medicina de Familia y Pediatría, Universidad de British Columbia, Canadá; Carol Sakala, Ph.D., MSPH, director, programas, Asociación del Centro de Maternidad, Natick, Mass.; Timothy Johnson, M.D., presidente, Departamento de Ginecología y Obstetricia, Sistema de Salud de Universidad de Michigan, Ann Arbor, Eugene Declerq, Ph.D., MBA., profesor, Salud Infantil y Maternal, Escuela de Salud Pública de Boston University, Boston; 14 de abril de 2004, conferencia, Cesarean Section: Exposing the Myths and Reducing the Risks, ciudad de Nueva York
Consumer News in Spanish