See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Mamás en el parto pueden tomar un respiro

Estudio motiva a las mujeres a tomar descansos de pujar entre las etapas

Miércoles, 9 de enero (HealthDayNews) -- En un descanso del método tradicional de dar a luz, un nuevo estudio sugiere que puede que no sea necesario que la mujer puje continuamente a través de la primera y la segunda etapa del parto.

La investigación encontró que, para las mujeres quienes tienen epidurales, un periodo de descanso entre la primera y segunda etapa del parto no sólo ayuda a la mamá a combatir la fatiga, tampoco daña al bebé y hasta puede contribuir a un parto más saludable.

El estudio aparece en la edición de "Journal of the American College of Obstetricians and Gynecologist".

"Lo que este estudio demostró fue que, toda vez que una mujer ha dilatado completamente, no hay daño alguno para el bebé si el pujar es precedido por un periodo de descanso", comentó el autor del estudio, el Dr. Steven Clark, profesor de obstetricia y ginecología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Utah.

Aunque las parteras han defendido durante largo tiempo el descanso entre las etapas del parto, los obstetras han sugerido pujar continuamente, mayormente para facilitar un parto más rápido. Sin embargo, los doctores ahora recomiendan que las mujeres tomen un respiro entre las etapas del alumbramiento.

"Se llama down laboring. Uno permite a la madre un periodo de hasta una hora o el tiempo necesario para que pueda resistir la necesidad de pujar mientras la cabeza del bebé desciende por sí misma", argumentó el Dr. Michael Silverstein, profesor auxiliar de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de New York University.

Esto, señaló, permite que la mujer ahorre energía para cuando realmente lo necesita, "al final del parto, cuando hay que dar el empujón final para traer el bebé al mundo", planteó Silverstein.

Además, Clark informó que el pujar continuamente puede a veces contribuir a "desaceleración" , una disminución potencialmente peligrosa de la frecuencia cardiaca del bebé y un problema que a veces amerita una cesárea inmediata.

"De manera que, permitir a la mamá un periodo de descanso entre las etapas del parto también puede ayudar al bebé", opinó Clark.

El nuevo estudio incluyó a 252 mujeres embarazadas asignadas al azar para bien fuera parto de pujar continuamente, o parto de descanso entre etapas. Todas las mujeres recibieron un anestésico epidural contra el dolor.

Según el parto procedía, los investigadores de Utah monitorearon y grabaron todas las variables, incluyendo el índice de descenso fetal, la duración del tiempo requerido para pujar, y el número y el tipo de desaceleraciones fetales de frecuencia cardiaca.

La salud del bebé fue también registrada inmediatamente luego de nacer, utilizando una cantidad de métodos para evaluar características neurológicas y otras señales vitales, incluyendo las tradicionales puntuaciones Apgar. Los doctores también anotaron cualesquiera lesiones del parto.

Además, los investigadores registraron el tipo de parto, la duración de la segunda etapa del parto, el nivel de fatiga maternal y cualquier incidencia de endometritis, una inflamación en la capa uterina.

El resultado: Aunque las mujeres quienes utilizaron el periodo de descanso terminaron teniendo un parto más prolongado hasta 4.9 horas casi todas dijeron sentirse mejor con mucha menos fatiga que el grupo que tuvo partos más cortos, pero más arduos.

Aunque la salud de los infantes en ambos grupos era similar, los doctores sí anotaron menos desaceleraciones de los latidos en el grupo con madres quienes descansaron en las etapas del parto. Además, el índice de endometritis fue similar en ambos grupos de mujeres.

Lo importante, según Clark, es que "no hubo resultados adversos significativos para la mamá o el bebé en el grupo que descansó entre las etapas del parto, y de hecho, hubo al menos algunas ventajas".

No obstante, advirtió que la técnica no es apropiada para todas las mujeres.

"Si por ejemplo, una mujer estaba experimentado preeclampsia [presión arterial elevada relacionada con el embarazo], o si había presencia de infección entonces un parto rápido sería el más conveniente para ella. No se desearía ese periodo de descanso", expresó.

Silverstein concuerda: "Esto es particularmente cierto si existe alguna contrariedad fetal, no importa cual; o cualquier indicación de que un parto más rápido sería beneficioso para la madre o el bebé".

Sin embargo, cuando tanto la madre como el bebé son monitoreados apropiadamente a través del parto, ambos expertos dijeron que un periodo de descanso antes del parto es un método sensato y seguro para dar a luz.

Qué hacer

Para aprender mucho más acerca del parto, visita el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras. Para aprender sobre anestesia epidural y otras opciones de alivio al dolor durante el embarazo, visita la Asociación Americana de Enfermeros Anestesistas.

Fuentes: entrevistas con Steven Clark, M.D., profesor, obstetricia y ginecología, Centros de Ciencias de la Salud de la Universidad de Utah, Salt Lake City; Michael Silverstein, M.D., profesor asociado, obstetricia y ginecología, Centro Médico de New York University, ciudad de Nueva York; "Journal of the American College of Obstetricians and Gynecologist", enero 2002
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined