Encuentran que muchos hospitales de EE. UU. carecen de respaldo para la lactancia materna

Un estudio halló que apenas cuatro por ciento ofrecía el rango completo de servicios para las nuevas madres

MARTES, 2 de agosto (HealthDay News) -- Menos del cuatro por ciento de los hospitales de EE. UU. ofrecen el rango completo de servicios de respaldo que las nuevas madres necesitan para dominar la lactancia materna, muestra un informe reciente del gobierno.

Este tema es importante, dado que la lactancia materna protege de la obesidad infantil y ofrece otros beneficios de salud a los niños, según el informe Vital Signs (Signos Vitales), que publicaron el martes en línea los Institutos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Los investigadores analizaron datos de la encuesta nacional Prácticas de maternidad en la nutrición y la atención infantil, y halló que solo 14 por ciento de los hospitales contaban con una política de lactancia materna por escrito.

En casi el 80 por ciento de los hospitales, los bebés sanos que amamantan reciben fórmula cuando no es médicamente necesario. Esa práctica hace que las nuevas madres y los bebés tengan muchas más dificultades para aprender a usar la lactancia materna y seguirlo haciendo en casa.

Entre otros hallazgos se encontró lo siguiente:

  • Solo un tercio de los hospitales hacen que los bebés recién nacidos permanezcan con sus madres las 24 horas del día. Esta práctica ayuda a madres y recién nacidos a amamantar, al darles oportunidades frecuentes de hacerlo.
  • Casi el 75 por ciento de los hospitales no proveen el respaldo necesario para la lactancia materna a madres y bebés cuando abandonan el hospital. El respaldo requerido incluye una visita de seguimiento, una llamada telefónica del personal del hospital y remisiones a asesores de lactancia y sistemas de respaldo de la lactancia materna en la comunidad.

La publicación del informe coincide con la semana mundial de la lactancia materna.

"Los hospitales desempeñan un papel vital al respaldar a las madres para que puedan amamantar", dijo en un comunicado de prensa de los CDC el director de la agencia, el Dr. Thomas R. Frieden. "Esas primeras horas y días que una madre y un bebé pasan juntos aprendiendo a amamantar son críticos. Los hospitales necesitan respaldar mejor la lactancia materna, y esa es una de las cosas más importantes que una madre puede hacer por su recién nacido. La lactancia materna ayuda a los bebés a crecer sanos, y reduce los costos de atención de salud".

Las bajas tasas de lactancia materna en EE. UU. resultan en 2.2 mil millones de dólares en costos médicos adicionales al año. Los bebés que reciben fórmula y dejan de beber leche materna pronto tienen tasas más altas de obesidad, diabetes e infecciones respiratorias y de oído. También necesitan más visitas al médico, hospitalizaciones y recetas, según los CDC.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU. tiene más información sobre la lactancia materna.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo
FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Aug. 2, 2011
Consumer News in Spanish